20.6 C
Madrid
junio, jueves 13, 2024

Europa aprueba el uso del SAF en aviones

El Parlamento Europeo aprobará hoy, con el respaldo de las petroleras, una normativa que impulsa el uso de combustibles sostenibles en la aviación como parte de los esfuerzos del sector para reducir su huella de carbono

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp.- El Parlamento Europeo aprobará hoy la iniciativa ReFuelEU Aviation, que establece la introducción gradual de combustibles sostenibles en la aviación europea a partir de 2025. Esta regulación mejora los requisitos iniciales propuestos por la Comisión Europea y forma parte del paquete Fit for 55 (Objetivo 55) de la Unión Europea, que establece un camino hacia una economía más verde y con menos emisiones de carbono. La iniciativa permitirá a las aerolíneas utilizar combustibles sostenibles de aviación (SAF, por sus siglas en inglés) de manera gradual y brinda seguridad legal a la industria para que pueda comenzar a producir estos combustibles de manera masiva.

La legislación establece un marco normativo para fomentar la producción y el uso de SAF en la industria de la aviación. Con esto, la ley obliga a las compañías petroleras a suministrar una cierta cantidad de SAF mezclada con queroseno a aerolíneas y aeropuertos, con un aumento gradual en la proporción de SAF hasta 2050.

De esta forma, con esta medida se pretende dar un paso importante hacia la reducción de las emisiones contaminantes en el sector aéreo, que contribuye significativamente al cambio climático con el 2% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

La normativa actual afecta a las aerolíneas que operen más de 500 vuelos de pasajeros o 52 vuelos de carga al año desde cualquier país de la Unión Europea (UE). También se aplica a todos los aeropuertos de la UE que tengan más de 800.000 pasajeros anuales o que manejen más de 100.000 toneladas de carga. Además, los aeropuertos con cifras de tráfico más bajos pueden unirse voluntariamente a la iniciativa.

Reducción de hasta el 80% de las emisiones de CO2

El biocombustible utilizado, conocido como SAF, puede ser de origen natural o sintético y permite reducir las emisiones de CO2 en un 80% en comparación con el queroseno tradicional utilizado en la aviación. El SAF natural se produce a partir de aceites usados o residuos urbanos, mientras que el SAF sintético se fabrica de manera industrial. Se mezcla con el queroseno convencional y se suministra directamente a las aeronaves.

La normativa establece objetivos de uso gradual de SAF en la aviación: a partir de 2025, las aerolíneas deberán utilizar un 2% de combustibles sostenibles, aumentando al 6% en 2030, al 20% en 2035, al 34% en 2040 y al 70% en 2050. También se introducirán gradualmente los combustibles sintéticos (e-fuel), que deberán utilizarse en un 1.2% de los vuelos a partir de 2030 y aumentar hasta el 35% en 2050. Desde Europa argumentan que, con estas medidas, se contribuirá de forma significativa a la reducción de las emisiones de carbono en la industria de la aviación.

Sin embargo, la producción actual de SAF es insuficiente para satisfacer las necesidades de las aerolíneas europeas y su precio es significativamente más alto que el del queroseno tradicional, a veces hasta tres o cuatro veces más caro.

Impacto en los billetes

Para mitigar el impacto económico de esta transición en los billetes de avión de los pasajeros, la Unión Europea ha reservado 20 millones de derechos de emisión que pueden ser canjeados por las aerolíneas a cambio de la compra de SAF hasta 2030 con el fin de evitar que los precios de los billetes de avión aumenten drásticamente, además de para mantener la conectividad europea.

La propuesta ha sido resultado de dos años de trabajo legislativo y ha sido liderada por el eurodiputado español de Ciudadanos, José Ramón Bauzá. Se espera que esta regulación cubra al 95% de los aviones que operan desde los aeropuertos de la UE, con algunas excepciones para territorios extracomunitarios o insulares debido a su lejanía del continente, como las Islas Canarias. La medida también involucra recursos económicos tanto de las instituciones europeas como del sector privado para el desarrollo de estos biocombustibles de nueva generación.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos