Washington, USA.- La NTSB emitió un informe preliminar del accidente que tuvo lugar el 8 de febrero de 2019. Un Convair C-131B carguero que amerizó en emergencia en las costas de Miami, Florida, con pérdida de potencia en ambos motores.

El informe dice que el control de la hélice del motor izquierdo no pudo ajustarse durante el primer salto de Opa-locka a Nassau, Bahamas. La potencia se atascó en 2400 prm.

Durante los preparativos del salto de vuelta a Opa-locka, el control de la hélice izquierda se había restablecido. Sin embargo, tras alcanzar la altitud de crucero, el control de apoyo izquierdo falló nuevamente a 2400 rpm.

Durante el descenso, el motor derecho de repente petardeó y comenzó perder potencia. La tripulación fijó la hélice en la posición que menos rozamiento produce y apagó el motor. Poco después, el motor izquierdo falló de nuevo y comenzó también a perder potencia. No se pudo mantener la altitud y amerizó. El capitán murió y su primer oficial resultó gravemente herido.

Deja un comentario