Ingenieros españoles controlaron el encuentro de Rosetta con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko

0

Madrid, SP, 6 de agosto 2014.– La sonda Rosetta de la Agencia Europea del Espacio (ESA) lanzada en 2004, se encontró hoy exitosamente, tras 10 años de viaje por el espacio, con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, la roca sobre la que aterrizará el próximo mes de noviembre, convirtiendose en la primera sonda en orbitar un cometa. Hace dos años y medio Rosetta entró en estado de hibernación ya que no recibía suficiente luz solar para producir electricidad, y aprovechó este periodo para recorrer el tramo más solitario y frío de su viaje, cuando se encontraba cerca de la órbita de Júpiter.

El objetivo de la sonda es investigar, por primera vez, un cometa de forma detallada, observándolo con sus instrumentos mientras lo acompaña en su órbita durante dos años, ayudando así a entender el origen y la evolución del Sistema Solar. En particular, investigará el papel que pueden haber jugado los cometas a la hora de traer el agua a la Tierra, y quizás incluso la vida. Asimismo, Rosetta depositará el módulo de descenso ‘Philae’, dotado con diez instrumentos que permitirán un estudio detallado ‘in situ’ de la superficie del núcleo.Tanto la llegada a la órbita como el aterrizaje sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, están siendo controladas desde Tierra por un equipo de ingenieros y una importante participación de GMV, concretamente con personal desplazado a Centro de Operaciones Científicas (Rosetta Science Operations Centre) situado dentro del Centro Europeo de Astronomía Espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA/ESAC) en Villafranca del Castillo (Madrid), así como al Centro de Operaciones de la ESA (ESOC) en Darmstadt (Alemania), y en el Centro de Control del Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) en Toulouse, (Francia).

GMV fue clave en la fase de concepción de la misión (“Mission Analysis”) años antes de su lanzamiento, y participa también en la planificación de las operaciones científicas, el control de la planificación de tres instrumentos, y la preparación de las operaciones para la fase principal de la misión (la fase “cometaria”) entre otras actividades.

Por su parte, el personal de GMV en Alemania participa en las operaciones de “Flight Dynamics” (Dinámica de Vuelo), concretamente en el control de la trayectoria y la generación de los comandos necesarios para vigilar la órbita y actitud de la sonda desde su lanzamiento en 2004. Para las operaciones en las proximidades del cometa, el equipo de “Flight Dynamics” de GMV realiza tareas adicionales: diseño de las trayectorias de acercamiento, órbita y descenso; procesado de las imágenes tomadas con las cámaras a bordo de Rosetta; y estimación de las características del cometa que tienen influencia en la navegación.

Desde 1995, la presencia de personal de GMV El Centro Europeo de Astronomía Espacial de la Agencia Espacial Europea (ESAC/ESA) es continua y desde entonces han venido dando soporte operacional a prácticamente todas las misiones ESA en las áreas de determinación y control de órbita, generación de comandos y determinación de actitud.

Hoy, tras un viaje de diez años por el espacio interplanetario, la nave Rosetta se convertirá en la primera de la historia en encontrarse con un cometa, orbitar a su alrededor y desplegar un módulo de aterrizaje en él.

Deja un comentario