¿Iniciará Sánchez una nueva fase de privatización del servicio TWR en España?

1

Madrid, SP.- La nueva Legislatura, si es que finalmente se pone en marcha, tendrá unas consecuencias colaterales, que podrían hacer posible el inicio de una nueva fase de privatización de las 21 torres que actualmente gestionan los profesionales de ENAIRE, controladores, ATSEPs, etc… Desde 2011.,entre Ferronats y Saerco se reparten desde 2011 el pastel de Alicante, Ibiza,Valencia, Sevilla, Jerez, Cuatro Vientos, Sabadell, Coruña, Vigo y Córdoba, en el primer caso, y el SDP de Barajas, y AFIS en Hierro, Gomera, Burgos y Huesca en el segundo. El “experimento” ya tiene 8 años de antigüedad.

Por otra parte, y además de los evidentemente interesados inversores, tenemos la favorable opinión de la CNMC, en cuyo último informe aseguraba que todos los aeropuertos y servicios privatizados, ha supuesto una mejora de la eficiencia, con una caída del coste entorno a un 60%, según datos 2012-2017. Aunque otras fuentes, señalan que este análisis se encuentra distorsionado, puesto que también se ha producido un alza en las tasas por este servicio entorno a un 4,4%. Aena se agarra a estas cifras como si se tratara de un clavo ardiendo para mostrar los beneficios de la privatización de dicho servicio de control de torre.

Tambien las compañías aéreas, como recientemente sucedía por parte de ALA, cuyo portavoz ante su Asamblea, Javier Gándara, pidió un segundo paso para la liberalización al próximo Ejecutivo.

La postura “intermedia” es la de ENAIRE, que realmente puede tener voz pero no voto a la hora de la toma de decisiones, que dependen del Ministerio de Fomento, de Avalos en este momento, y por tanto de la estrategia de Sánchez en el caso de ser investido presidente del Gobierno o no. Pero también dependiendo de con qué apoyos lo sea o no. Dudamos que si por ejemplo Unidas-Podemos le de su apoyo, o forme parte en alguna medida de puestos políticos de decisión, no ponga objecciones a la liberalización, lo que sería contradictorio con su discurso político. Si hubiera otro tipo de apoyo o abstención para la investidura, Cs o PP, evidentemente, se posicionarían a favor de este nuevo movimiento.

Finalmente en el lado opuesto a ese proceso, se encuentran los profesionales (no sólo los controladores, también existen otros colectivos como ATSEPs, técnicos, etc…) de ENAIRE.

Susana Romero de USCA señalaba que la privatización “sólo beneficia a los proveedores de servicio”, derivado de las tasas de aterrizaje, que percibe el Ente Público. Evidentemente señala, que si el coste es menor por el servicio, el margen de beneficios se incrementa.

Pero el nudo gordiano del debate es la privatización desde el punto de vista de los profesionales, es el de la seguridad aérea, que lleva implícito este servicio. La postura evidentemente de los profesionales de ENAIRE que lo prestan es que “no se puede dejar en manos privadas con intereses económicos”. Ponen el ejemplo del rechazo del Congreso de EEUU contra la privatización, o la paralización en el Reino Unido.

Estos son los posicionamientos. El capital y las compañías a favor de esta segunda fase. ENAIRE y Fomento, en el centro de todas estas presiones e intereses, y los profesionales claramente en contra por criterios de safety fundamentalmente.

El debate de fondo es el de estos tiempos en el Sector. Eficiencia VS Safety, y si es o no posible que ambos parámetros sean compatibles al 100%, o uno se vea mediatizado por el otro, o subyugado, lo que sería aún peor.

1 Comentario

  1. Cada uno cuenta la feria según le va en ella.Viejo y sabio refrran que resume, en su corta sentencia, los intereses opuestos cuando en una actividad o servicio todos quieren imponer su verdad absoluta y olvidan que eso nunca sucede.

Deja un comentario