La FAA autoriza la vuelta a las operaciones del B787

0

Madrid, SP, 26 de abril de 2013.- La Agencia Federal de Aviación estadounidense (FAA por sus siglas en inglés) ha levantado la prohibición de operar que ha mantenido los Boeing 787 Dreamliner en tierra desde el pasado 16 de enero cuando tuvieran lugar graves incidentes de recalentamiento de sus baterías. Tras las modificaciones en estos sistemas la Agencia norteamericana ha autorizado a volar a partir de este viernes a la aerolínea United, la única en Estados Unidos que cuenta con este tipo de avión.

El movimiento ha sido seguido rápidamente por los reguladores japoneses que han expuesto que permitirán la reanudación de sus vuelos tras la decisión de la FAA.


Japan Airlines (JAL) y All Nippon Airways (ANA) tienen la mitad de los Dreamliner en servicio y su vuelta a las operaciones podría llevar varios meses. United Airlines ha fijado la reanudación de sus vuelos domésticos en mayo, según su director ejecutivo Jeff Smisek, y el primer servicio internacional, que cubrirá una ruta sin escalas entre Denver y Tokio, está previsto para el 10 de junio.

La FAA ha advertido que la nueva directiva no sustituye el reglamento anterior para los Boeing 787 y que la norma, que entrará en vigor el viernes, exige la implantación de las modificaciones en el sistema de baterías y otras mejoras.

Las compañías que cuenten con el B787 en sus flotas estarán obligadas a instalar un sistema de aislamiento tanto en sus baterías principales como en las adicionales y en los conductos para evitar la propagación del fuego en caso de que se produjera un cortocircuito o un sobrecalentamiento de una célula. Además las baterías y sus cargadores deberán ser reemplazados, una tarea que según Boeing se prologará en cinco días por avión.

"Las modificaciones deben estar terminadas antes de la reanudación de los vuelos. Cuando los aparatos cumplan las directivas podrán retomar sus actividades", ha afirmado un portavoz de la FAA.

Concluye así una etapa que ha costado a Boeing alrededor de unos 600 millones de dólares y que ha devuelto la confianza de los operadores en el nuevo modelo del fabricante.

Deja un comentario