La falta de controladores en Reus retrasó un órgano más de una hora

Aviaciondigit@l

0

Reus, SP.- Son casi 80 los kilómetros en línea recta entre los aeropuertos de Reus y Barcelona El Prat. Según informa el periódico digital de Reus diarimes.com, un órgano extraído de un donante en el Hospital Juan XXIII de Tarragona, por un equipo trasladado a tal efecto desde Madrid, tuvo que viajar por carretera desde el aeropuerto reusense, al de El Prat, dado que el controlador de servicio en Reus había superado el horario de actividad que marca la reglamentación aeronáutica en nuestro país. De no haber cumplido con ésta, el controlador de servicio se hubiera visto expuesto evidentemente a algún tipo de sanción reglamentaria, agravándose evidentemente, en el caso de cualquier tipo de incidencia.

En este caso se evidencia una vez más la falta de controladores, que aún solventándose satisfactoriamente con el sistema “intermodal” de transporte, se trata de la segunda vez que sucede. Evidentemente, según señala el medio reusense, el final fue “feliz” en lo que se refiere al transporte, pero con más de una hora de retraso sobre la situación normal.

Controladores de Reus señalaban que habrían sufrido presiones -téngase en cuenta que éstas evidencian el intento de violar la legalidad aeronáutica vigente- para “saltarse” lo que marca la  reglamentación en vigor, cuyo último objetivo es garantizar la seguridad de las operaciones aéreas. Esto compete directamente a la AESA, que no sabemos si habrá tomado cartas en el asunto de las presuntas presiones que se hubieran podido producir.

El fácil chantaje desde un despacho, de que “hay una vida en juego…” nos recuerda con precisión por ejemplo al que se les somete en ocasiones a los pilotos (véase el caso de SASEMAR por ejemplo), u otros profesionales. El profesional en el caso de haber excedido el máximo de actividad que marca la normativa, se convierte automáticamente en último responsable de todo lo que pudiera acontecer al haber simple y llanamente haber violado la Legislación Aeronáutica.

El Aeropuerto de Reus cuenta con 8 profesionales del control aéreo, que abarca hasta las 00:00LT en su horario operativo, pudiéndose exceder una hora más dicho horario, y 20 minutos de exceso que el controlador puede permanecer en su puesto. La cuestión es que el vuelo aterrizaba en Reus entorno a las diez de la noche, y la intervención de extracción podría exceder el tiempo en el que el aeropuerto permanecería abierto, al prolongarse durante 3 o 4 horas, con lo que además del exceso de actividad del ATC, nos encontramos con que el aeropuerto podría encontrarse también cerrado en el caso de que la extracción del órgano se complicase o incrementara la duración de la intervención por distintas causas.

El Sistema de guardia localizada de emergencia del controlador sustituto no se encontraba activado dado que al no haber suficientes controladores, era de imposible activación, y estaba desactivado o suprimido por ENAIRE hace tiempo.

Los controladores señalan que ellos ya habían realizado una petición a AESA informando de estas carencias, y señalando la necesidad de contar con dos controladores más, precisamente para evitar este tipo de contingencias. No tenemos constancia de respuesta alguna ni de la Agencia, ni evidentemente por los resultados, de medida alguna por parte del proveedor público de servicios de la Navegación Aérea ENAIRE.

Reos en 2015 atendió 86 vuelos ambulancia incluyendo tanto transporte de órganos como de enfermos.

Deja un comentario