Frankfurt, GER.- Hace unas semanas, una noticia alimentó fuertes emociones en las redes sociales, ya que según los informes, supuestamente, Lufthansa planeaba una demanda contra un pasajero por no abordar la última etapa de su viaje de Seattle a Estocolmo vía Frankfurt. El proceso, llamado “billetes de ciudad oculta” es común, ya que los itinerarios de conexión a veces cuestan más barato que los realizados sin escala, y las aerolíneas se han opuesto fuertemente a dicho procedimiento.

La venta de billetes de ciudad oculta está en contra del contrato de transporte, que es el acuerdo al que un pasajero se somete a la hora de reservar un billete. Lufthansa es uno de los primeros transportistas en presentar una demanda por ello.

Como medida para abogar por sus consumidores y su derecho a la libre elección en la reserva de vuelo, Kiwi.com ha anunciado que proporcionará asistencia en caso de que cualquier acción legal que se tome contra sus clientes. Aquellos en problemas pueden ponerse en contacto con la agencia que ofrecerá asesoramiento y puede acordar cubrir algunos de los honorarios legales. Esto se debe, argumenta la Agencia de Viajes, a que los contratos de transporte son muy complicados y cree que los consumidores deben tener el derecho de elegir cómo utilizan los productos que compran.

Oliver Dlouhy, CEO de Kiwi.com, dijo: “en Kiwi.com queremos hacer que el viaje sea mejor para todos. Queremos dejar claro que siempre nos pondremos al lado de los consumidores, asegurándonos que siempre tengan acceso a las mejores ofertas”.

David Liskutin, director jurídico de Kiwi.com, destacó además la complicada y confusa naturaleza de los términos y condiciones de venta de billetes, añadiendo que “la situación legal relacionada con las condiciones de transporte de ciertas aerolíneas es confusa y complicada para los viajeros, siendo difícil prever ciertos resultados legales de su actuación en el viaje. Pensamos que los clientes deben tener la libertad de elegir si utilizarán el servicio y en qué medida sin el riesgo de ser penalizados”.

La Agencia de Viajes on line, con sede en la República Checa, es una opción popular entre los viajeros de bajo presupuesto por su gran flexibilidad en el proceso de reserva. Su plataforma  virtual le permite vender combinaciones de vuelos entre aerolíneas que no tienen acuerdos entre ellas, combinando patrones de ruta de más de 500 aerolíneas de todo el mundo. De este modo, se podría combinar un vuelo de Ryanair con una conexión del grupo IAG. Kiwi asume el riesgo en la transacción, reservando a los consumidores en los próximos vuelos disponibles y ofreciendo alojamiento si es necesario, en caso de una conexión perdida debido a retrasos o cancelaciones en uno de los vuelos.

No es del todo cierto que la asistencia legal exonere por completo a los pasajeros, ya que la venta de billetes de ciudad oculta es una violación del contrato de transporte, pero suponen que la amenaza de las demandas es meramente una táctica de miedo para ahuyentar a los clientes potenciales y las aerolíneas, además, no serían demasiado ágiles para realizarlas.

Deja un comentario