Milagro en Lliu Lliu

Aviaciondigit@l

0

Limache, CH.- El pasado día 5 por la tarde, la tripulación de un helicóptero Bell 412 EP,C-GKCK, de Guardian Helicopters Inc., que participaba en la extinción de un incendio forestal en las proximidades de Limache, se disponía a realizar una vez más una carga en el Embalse de Lliu Lliu (Chile). Este embalse se encuentra a 50 kms. de Valparaíso y 100 de Santiago. Ya eran 18 las cargas para sofocar un molesto incendio. Al ser el final del Verano el embalse se encontraba muy bajo de nivel. Lo que iba a ser sólo una vez más rellenar de agua la “poncha”… a los mandos Alejandro Pérez, Director de Operaciones de AOG, y como copiloto Fabián Martínez Kier, que hacía tiempo volando mientras llegaba su repatriación a España, para comenzar a trabajar con Babcock, se convirtió en una dura experiencia, con final feliz afortunadamente. (Datos técnicos ASN)

Depronto el helicóptero cuando intentaba cargar los más de mil litros con el bambi, capotó sobre el agua, quedando varado de costado. Afortunadamente debió quedar bloqueado por algo en el fundo, puesto que no se hundía. El embalse recordaremos que al final del Verano estaba en un nivel muy bajo afortunadamente. Procedimiento entrenado, HUET (Abandono del Helicóptero Sumergido), era la hora de ponerlo en práctica. Las cosas nunca son en la realidad como se entrenan, pero el “trainning” siempre es útil. Sobre todo, para mantener la calma en situaciones extremas como esta.

Alejandro y Fabián tras el accidente de su helicóptero en la orilla del Embalse de Lliu Lliu…

El comandante Alejandro pudo abandonar la aeronave por la puerta que quedó fuera del agua. Fabián vio como en su lado el helicóptero se iba llenando de agua, y la única escapatoria era por la ventana en un momento en el que las presiones externa e interna estuvieran compensadas. Tuvo que bucear para poder zafarse de esta complicada situación. Pronto se vieron los dos miembros de la tripulación sobre la superficie el embalse, y tras comprobar que no tenían heridas considerables, se alejaron de la aeronave, y alcanzaban a nado la orilla y la tierra firme. ¡Un auténtico milagro!. Un milagro entrenado afortunadamente.

Fabián y Alejandro miraban de lejos a su Bell 412 semihundido… en un primer momento, puesto que lo sucedido aconteció en cuestión de segundos. No sabían que había pasado exactamente.

La DGAC chilena se personó en el lugar (es la Autoridad de Investigación en el país andino), y según las primeras pesquisas, lo sucedido muy probablemente respondiera a que el bambi se enganchó con un árbol del fondo del embalse que no se podía ver desde el exterior. La investigación está en curso. Esa investigación seguro que llegará a conclusiones y recomendaciones sólidas al final del proceso. En Chile la investigación de accidentes se hace con seriedad.

Sin poder salir de Chile

Fabián debería haberse presentado en España para iniciar la campaña de incendios con Babcock a primeros de mayo. Su repatriación en tiempos de COVID-19 desde Chile le ha hecho imposible cumplir con la fecha acordada. Lo ha intentado todo para poder cumplir con el operador británico, a través del Consulado y Embajada de España en Chile. Más de 15 pilotos que han terminado la campaña de incendios en el Verano Austral, la mayoría de Pegasus, esperan su repatriación. Se trata de un colectivo esencial, que debería tener algún tipo de preferencia para la repatriación. Pero no ha sido así. Se unen a los más de 500 compatriotas que se encuentran varados desde hace casi dos meses.

El operador Babcock sin atender a estas excepcionales circunstancias, ha despedido a Fabián por no incorporarse a tiempo… Un jornalero del aire más, que se reconforta con su buena suerte al sobrevivir al accidente. La vida es lo más importante que tenemos, debe pensar, aunque la inflexibilidad injusta de Babcock hará que tenga que buscar trabajo cuando llegue a la Madre Patria. La enorme falta de pilotos de helicópteros en España, y su gran reputación profesional de décadas a lomos de estas complicadísimas aeronaves puede que le faciliten esa búsqueda. Seguro que sí…

El Bell 412 varado en medio del embalse de Lliu Lliu

Reconocimiento profesional “El mejor piloto de la temporada…”

El operador AOG enviaba un comunicado al terminar la campaña en estos términos: “Forestal Mininco, que dentro de los reconocimientos que hacen al final de cada temporada, Fabián Martínez salió elegido como el mejor piloto de la temporada, tanto de helicópteros como de aviones“… brigadistas, Jefes de Brigada y Supervisores le han elegido. Y añaden “Fabián es un orgullo para nosotros que hayas sido elegido Mejor Piloto…“, concluye el propio operador.

Hablamos con Fabián y Alejandro desde Santiago de Chile

Los golpes y contusiones recuerdan en una habitación de hotel De Santiago a Alejandro y Fabián la experiencia vivida. Tras el susto inicial van recuperándose anímicamente después de una experiencia tan traumática. Hablamos con ellos puesto que había que celebrar que estos dos profesionales hayan podido escapar victoriosos de semejante situación. Les felicitamos desde España.

Desde el 20 de abril Fabián intentaba salir de Chile, cerrado a cal y canto por la pandemia. Algunos operadores como Pegasus han podido repatriar fletando un vuelo para sus pilotos vía Sao Paulo-Frankfurt-Madrid… Fabián en el listado del Consulado debe esperar al 10 de mayo para volver a casa. Ver a los suyos y buscarse el sustento volando de nuevo. Es su profesión.

La injusta decisión del operador quizás sea una señal para Fabián en el sentido de que ese no era su sitio realmente a su regreso. Trabajar en una operación tan crítica como es la extinción de incendios en helicópteros, con un operador que no tiene la mínima sensibilidad en unos momentos como estos (FFHH puro y duro), y es capaz de tomar una medida disciplinaria radical como el despido, sin atender la material imposibilidad de trasladarse en la fecha indicada, quizás hagan que lleguemos a la conclusión que de buena se ha librado Fabián.

Con esos datos objetivos es fácil concluir que quizás la suerte le siga esperando a Fabián cuando el próximo domingo-lunes llegue a casa… Babcock ha perdido al “Mejor Piloto” de la Campaña de Incendios en Chile en el año 2020. Quizás no merezcan tener toda su experiencia y profesionalidad con ellos. Seguro que no son capaces de pagar ese bagaje de excelencia alada. Ni una muestra de humana solidaridad por parte de esa empresa, por cierto de la Zona Brexit.

¡Que la suerte te siga acompañando Fabián!… y que ésta suerte también se extienda a Alejandro y a todos estos enormes profesionales que vuelan en TTAA en cualquier lugar del mundo.

¡Viva Chile Lindo! … y milagroso.

Deja un comentario