Moción de censura en el Congreso de los Diputados,S.A. y el cierre de ASL España

Estos desagradecidos empleados dependientes del erario público, han decidido desinhibirse y mirar hacia otro lado

0

Madrid-Dublín, UE.- Supongo que muchos de ustedes se estarán preguntando, qué tiene que ver el coñazo de la moción de censura al ya ex-presidente Rajoy, con la decisión de ASL Group y Fedex de cerrar a la decana de las compañías de carga aérea de España, su filial española, ASL España.

Cierren los ojos e imagínense que el Congreso de los Diputados “S.A.” es una empresa, en este caso, en lugar del lugar de, y además de, residencia de la Soberanía Nacional. Les guste más o les guste menos, usted Sr.Contribuyente es el Jefe que paga los salarios de estos “ejecutivos” llamados “Diputados”, y sus compensaciones en caso de despido, cese o elecciones anticipadas.

Imagínense, que por necesidades imperiosas usted y sus accionistas (el Pueblo), deciden que hay que cerrar el chiringuito y renovar la plantilla, antes de que le lancen una OPA hostil y se vaya todo al carajo.

Bien, pues usted no podrá echarles, dado que estos trabajadores tienen un “Convenio” llamado Constitución, un Reglamento del Congreso, etc… que les blinda mínimo durante cuatro años o una Legislatura, y que si no llegan a esos cuatro años, llegan a  acuerdos por debajo de la mesa para seguir manejando el cotarro sin el consentimiento de sus Jefes. Estos trabajadores vestidos con el mono de Diputados se suben el sueldo ellos mismos cuando les parece pertinente, se aseguran su bienestar cuando dejan la empresa, y encima tienen la potestad de legislar las condiciones laborales de quién les paga. Es decir del Pueblo al que representan. Una alucinante conclusión esta, que da que pensar.

Un agravio comparativo entre las condiciones del JEFE o Pueblo Soberano, y sus empleados o Diputados

Estos empleados, en vez de mostrarse agradecidos y proteger a sus “Jefes”, que tanto les cuidan y mantienen, Legistatura a Legislatura, “de momento”, en sus privilegios gracias a su trabajo diario y muchas veces precario, cuando éstos Jefes en forma de Pueblo Español, tienen problemas miran hacía otro lado. Exactamente a cómo ha sucedido en el caso de los trabajadores de ASL España. Un caso que se puso en su conocimiento ante las tropelías de la denominada “banda de Flynn. Ni una sola llamada de ni uno sólo de los ministerios implicados (Fomento, Trabajo, Economía) por semejante tropelía, ni siquiera para interesarse aunque fuera de forma educadamente superficial por el asunto

Pues bien, los trabajadores de la compañía aérea española, han intentado presentar su propia “moción de censura”, ante la Inspección de Trabajo (como si fuera un “alternativo” en esta última ruta hacia el despido) por el fraudulento cierre de una compañía, que hasta la fecha ha dado beneficios, y que bajo el pretexto de la obsolescencia de los aviones, aviones que curiosamente han sido vendidos a compañías del entorno europeo, por parte del Grupo Irlandés ASL ubicado también en uno de los paraísos fiscales de la Unión Europea, Irlanda, junto con FEDEX, han decidido cerrar la compañía y dejar a cerca de 180 trabajadores en la calle. La obsolescencia que ya estaba programada allá por 2016, era la obsolescencia de la compañía española desde un despacho de Dublín, y otro en Memphis (Tenesse), donde alguien brindaba con bourbon…

los trabajadores de la compañía aérea española, han intentado presentar su propia “moción de censura”, ante la Inspección de Trabajo

La contestación de la Inspección de Trabajo en España, ante la denuncia de los trabajadores de esta situación y la negativa por parte de ASL y Fedex de aportar la documentación necesaria para poder defender por parte de los abogados de los trabajadores con unas garantías mínimas de imparcialidad técnico-jurídica ha sido simplemente “pónganse ustedes de acuerdo y sino, vayan a los Tribunales de Justicia”. Esto lógicamente lo que ha generado es una gran indefensión, a la que hay que añadir el coste anímico y económico para los propios trabajadores durante varios meses ya.

Ante esta sorprendente contestación, los Jefes del  Congreso de los Diputados S.A, han pedido a sus empleados amparo, si seguimos con el símil. Se les ha  facilitado (a quien ha querido escuchar) el acuerdo de FEDEX donde se demuestra que la decisión del cierre de la compañía ya estaba tomada en 2016, de premeditada y calculada manera, cuando el integrador americano adquirió la compañía europea TNT (en la que estaba integrada ASL España). Les han pedido los acuerdos de las obligaciones sociales que exigieron las autoridades europeas y que permitieron, que de manera fraudulenta, se adquiriera la compañía europea por parte de la norteamericana, y donde, entre otras cosas, se garantizaba la protección de los empleos…mutis por el foro.

A pesar de todo ello, estos desagradecidos empleados dependientes del erario público, han decidido desinhibirse y mirar hacia otro lado, a pesar de todas estas tropelías, y a pesar de que el Grupo Irlandés se ha beneficiado de las ayudas públicas que han recibido, como por ejemplo, todas las cantidades percibidas por la fundación tripartita para la formación, para luego desviar la producción al paraíso fiscal Irlandés.

Que quiere que les diga, los trabajadores de ASL España, tienen muchos más motivos para presentar una moción de censura  a todos los inquilinos del Congreso de los Diputados S.A, por no cumplir con sus obligaciones: cuidar a sus jefes. Y se preguntarán Vds. ¿quiénes son sus Jefes?… Sus Jefes somos todos y cada uno de nosotros, y esos provisionales inquilinos son los Diputados que teóricamente nos representan a todos y a los que todos pagamos.

Deja un comentario