28.4 C
Madrid
agosto, sábado 13, 2022

“My name is… Jet, Vision Jet” con licencia para volar

Cirrus Vision Jet SF50, uno de los jets privados más baratos y eficientes del mundo

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviaciondigital, Sp.-Seguro que todos recordamos numerosas escenas de las famosas películas del mundialmente conocido Agente 007: le hemos visto al volante de coches de lujo y espectaculares deportivos; a lo largo de sus misiones ha podido escapar gracias a un medio de transporte cuyo manejo es sobresaliente, ya sea por aire, tierra o mar.

Pero de lo que estamos seguros es que, si James Bond hubiera asistido a la inauguración el pasado domingo, del nuevo hangar de Cirrus Aircraft, hubiera quedado totalmente fascinado, y no precisamente por encontrarse con una de sus chicas…

Aunque no se trata de uno de los célebres coches del famoso agente, este jet de nueva generación, capaz de surcar los cielos de una manera tan elegante, sería lo más parecido a un automóvil de gama alta pero que vuela, un jet personal que no podría faltar en su lista de deportivos dotados de todo tipo de tecnología puntera, en este caso sin necesidad de que la magia del cine esté presente.

Su nombre completo Cirrus Vision SF50, que podría perfectamente presentarse al estilo espía como: “My name is.. Jet, Vision Jet”.

Esta joya de vanguardia fue exhibida en el nuevo hangar de Cirrus Aircraft, en el aeródromo de Casarrubios del Monte, siendo uno de los modelos más icónicos de la marca, y que podría ser perfectamente el jet más representativo del universo Bond.

En este caso, pertenece al universo Cirrus, y la razón de su concepción podría deberse a que los clientes de los otros dos modelos de la casa, el Cirrus SR20 y su evolución, el Cirrus SR22, necesitaban algo para crecer, más alto y más rápido y este avión resultó la opción perfecta para que un piloto de Cirrus hiciera esa transición; sobre todo cuanto el deseo de volar un monorreactor, se centraba en encontrar el jet tecnológicamente más avanzado del mercado, de líneas impecables, planta esbelta, y que estuviera dotado de un atractivo hipnótico de misterio y profundidad en sus rasgos. ¡Casi nada!

Su exterior no deja de sorprendernos, ya que siendo el producto más personal y de un solo reactor que ha irrumpido en el mercado de los jets, es además una alternativa muy competitiva en relación a sus rivales Bombardier, Cessna, Pilatus o Embraer.

Como resultado, un jet con alma futurista, que marca un nuevo concepto en la aviación privada, al lograr reunir junto a su diseño rompedor, las características necesarias sin encarecerlo en exceso, y que convierten al Cirrus Vision Jet en un producto asequible en comparación a su competencia más cercana, con un precio no superior a los 3 millones de euros.

Entre sus cualidades, el americano Vision Jet alcanza los 305 KTAS de velocidad de crucero, y una altitud operativa máxima de 31,000 ft. En el exterior destaca sobre el fuselaje, su único motor modelo Williams FJ33. Motor que permite a la aeronave reducir los costos de combustible y mantenimiento. Además, su cola en forma de V, cuenta con una tecnología reductora de turbulencias y que proporciona una suave y estable experiencia de vuelo, con independencia de los factores externos.

Su cabina presurizada, permite al piloto volar a mayor altura, y superar las inclemencias frente a las condiciones climatológicas adversas, o quién sabe, si escapar de la persecución de algún villano.

En cuanto a su interior, las grandes ventanas construidas en fibra de carbono, permiten disfrutar de una vista panorámica, siendo su cabina interior de diseño moderno en los detalles, lo que proporciona una sensación de amplitud y espacio, propia de los asientos de primera clase de cualquier avión de pasajeros, y con la posibilidad de llevar hasta siete personas a bordo.

El Vision Jet, como no podía ser de otra manera, dispone de grandes pantallas táctiles a través del paquete de aviónica Perspective Touch de Garmin para facilitar el pilotaje, además de respaldar al piloto con un novedoso sistema operativo de inteligencia artificial, y que permite programar el vuelo de igual modo que Bond haría con el “control cruise” de su deportivo, mientras disfruta de una experiencia única en su viaje, sin renunciar al confort y a la seguridad.

Éste es además un concepto clave para un superagente: la seguridad. Por ello, el Vision Jet se posiciona como líder en esta categoría de aviones, y a través de la innovación, ofrece un sistema de autolanding, que permite tomar tierra de manera autónoma en el caso de indisposición del piloto. Una característica más, que se suma al paracaídas con el que van equipados todos los aviones y, a la cámara exterior delantera que detecta los obstáculos que puedan incidir en el aterrizaje o despegue, con el objetivo de elevar al máximo la seguridad y el nivel de confianza, del piloto y de los pasajeros. Una ventaja más por la que Bond decidiría ser su dueño.

No sabemos si 007 se pondrá alguna vez a los mandos del icónico Visión Jet, más allá del eterno Aston Martin DB5 concebido en los cuarteles del MI6, pero estamos seguros que de hacerlo, el espía más famoso del cine, disfrutará de la experiencia única de compartir pantalla con un modelo de jet hecho a su medida, pues aunque cualquier montura es buena para dar caza a los villanos o escapar de una situación al límite, un superagente con licencia para matar y al servicio de Su Majestad, no se debería conformar con menos.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies