16.5 C
Madrid
octubre, domingo 24, 2021

Pérdidas acumuladas del sector aéreo de 201.000 millones de dólares para 2020-2022

Los precios del queroseno aumentaron hasta una media de 74,5 dólares/barril en 2021

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviaciondigital, Sp.- La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha anunciado sus últimas perspectivas sobre los resultados financieros del sector aéreo, que muestran una mejora de los resultados en medio de la continua crisis del COVID-19.

  • Se espera que las pérdidas netas de la industria se reduzcan a 11.600 millones de dólares en 2022, después de una pérdida de 51.800 millones de dólares en 2021 (que ha empeorado desde la pérdida de 47.700 millones de dólares estimada en abril). Las estimaciones de pérdidas netas para 2020 se han revisado hasta los 137.700 millones de dólares (desde los 126.400 millones). Sumando todo esto, se espera que las pérdidas totales del sector en 2020-2022 alcancen los 201.000 millones de dólares.
  • Se espera que la demanda (medida en RPKs) se sitúe en el 40% de los niveles de 2019 para 2021, aumentando al 61% en 2022.
  • Se espera que el número total de pasajeros alcance los 2.300 millones en 2021. Esta cifra aumentará a 3.400 millones en 2022, lo que es similar a los niveles de 2014 y significativamente inferior a los 4.500 millones de viajeros de 2019.
  • Se espera que continúe la robusta demanda de carga aérea, con una demanda en 2021 del 7,9% por encima de los niveles de 2019, que crecerá hasta el 13,2% por encima de los niveles de 2019 para 2022.

«La magnitud de la crisis de COVID-19 para las aerolíneas es enorme. Durante el periodo 2020-2022 las pérdidas totales podrían superar los 200.000 millones de dólares. Para sobrevivir, las aerolíneas han recortado drásticamente sus costes y han adaptado su negocio a cualquier oportunidad disponible. Así, las pérdidas de 137.700 millones de dólares de 2020 se reducirán a 52.000 millones este año. Y eso se reducirá aún más a 12.000 millones de dólares en 2022. Ya hemos pasado el punto más profundo de la crisis. Aunque siguen existiendo problemas graves, el camino de la recuperación está a la vista. La aviación está demostrando su resistencia una vez más«, dijo Willie Walsh, Director General de la IATA.

El negocio de la carga aérea está funcionando bien, y los viajes nacionales se acercarán a los niveles anteriores a la crisis en 2022. El reto son los mercados internacionales, que siguen muy deprimidos debido a las restricciones impuestas por los gobiernos.

«La gente no ha perdido el deseo de viajar, como vemos en la sólida resistencia del mercado nacional. Pero las restricciones, la incertidumbre y la complejidad les impiden viajar al extranjero. Cada vez más gobiernos ven en la vacunación una salida a la crisis. Estamos totalmente de acuerdo en que las personas vacunadas no deben ver limitada su libertad de movimiento de ninguna manera. De hecho, la libertad de viajar es un buen incentivo para que más personas se vacunen. Los gobiernos deben trabajar juntos y hacer todo lo que esté en su mano para garantizar que las vacunas estén disponibles para cualquiera que las quiera«, dijo Walsh.

El restablecimiento de la conectividad mundial, los 11,3 millones de puestos de trabajo (antes del COVID-19) en la industria de la aviación y los 3,5 billones de dólares del PIB asociados a los viajes y el turismo deben ser prioridades para los gobiernos.

«La aviación es resistente y tiene recursos, pero la magnitud de esta crisis necesita soluciones que sólo los gobiernos pueden aportar. El apoyo financiero fue un salvavidas para muchas aerolíneas durante la crisis. Gran parte de ellas, aproximadamente 110.000 millones de dólares, son ayudas que hay que devolver. En combinación con los préstamos comerciales, el sector está ahora muy apalancado. No queremos limosnas, pero las medidas de apoyo salarial para retener las habilidades críticas pueden ser necesarias para algunas aerolíneas hasta que los gobiernos permitan los viajes internacionales a escala. Además, se necesitarán medidas reguladoras, como la reducción de las franjas horarias mientras se recupera el tráfico internacional, hasta bien entrado el año 2022″, afirmó Walsh.

Factores que impulsan las perspectivas

Demanda

La demanda mundial, medida en RPKs, se está recuperando de forma constante.

  • En 2021 se espera que la demanda global alcance el 40% de los niveles anteriores a la crisis (2019). Se espera que la capacidad aumente más rápido que el crecimiento de la demanda, alcanzando el 50% de los niveles anteriores a la crisis para 2021. Se espera que el factor de carga de pasajeros medio en 2021 sea sólo del 67,1%, un nivel no visto desde 1994.
  • En 2022 se espera que la demanda global alcance el 61% de los niveles anteriores a la crisis (2019). Se espera que la capacidad siga aumentando más rápido que la demanda, alcanzando el 67% de los niveles anteriores a la crisis para 2022. Se espera que los factores de carga media de pasajeros se recuperen hasta el 75,1%, un nivel superado en todos los años desde 2005 hasta que llegó esta crisis, y muy por debajo del récord del 82,6% alcanzado en 2019.

La demanda interna, con menos restricciones en la mayoría de los países, está impulsando la recuperación. Se espera que el PIB mundial crezca un 5,8% en 2021 y un 4,1% más en 2022. Además, el ahorro acumulado de los consumidores (con un valor del 10-20% del PIB en algunos países) está apoyando el alivio de la demanda reprimida en los mercados nacionales sin restricciones.

  • En 2021 se espera que la demanda interna alcance el 73% de los niveles anteriores a la crisis (2019).
  • En 2022 se espera que la demanda interna alcance el 93% de los niveles anteriores a la crisis (2019).

La demanda internacional es la que más tarda en recuperarse debido a las continuas restricciones a la libertad de circulación a través de las fronteras, las medidas de cuarentena y la incertidumbre de los viajeros.

  • En 2021 se espera que la demanda internacional alcance el 22% de los niveles anteriores a la crisis (2019)
  • En 2022 se espera que la demanda internacional alcance el 44% de los niveles anteriores a la crisis (2019).

La demanda de carga (medida en CTK) es fuerte, ya que las empresas siguen reabasteciéndose. La Organización Mundial del Comercio prevé que el comercio mundial crezca un 9,5% en 2021 y un 5,6% en 2022.

  • En 2021 se espera que la demanda de carga supere los niveles anteriores a la crisis (2019) en un 8%.
  • En 2022 se espera que la demanda de carga supere los niveles anteriores a la crisis (2019) en un 13%.

Ingresos y rendimiento

Se espera que los ingresos globales en 2021 crezcan un 26,7% en comparación con 2020, hasta alcanzar los 472.000 millones de dólares (niveles similares a los de 2009). Un nuevo crecimiento del 39,3% en 2022 hará que los ingresos del sector aumenten hasta los 658.000 millones de dólares (similares a los niveles de 2011).

  • El negocio de los pasajeros aportará 227.000 millones de dólares a los ingresos del sector en 2021, y aumentará a 378.000 millones en 2022. El rendimiento de los pasajeros disminuyó cada año entre 2012 y 2020. En 2021 se espera que los rendimientos crezcan un 2,0% y un 10% más en 2022.
  • Se espera que los ingresos de la carga aumenten hasta un récord de 175.000 millones de dólares en 2021, y se espera una cifra similar de 169.000 millones de dólares en 2022. Se espera que el rendimiento de la carga crezca un 15% en 2021, pero que disminuya un 8% en 2022.

Costes

Las aerolíneas lograron una agresiva reducción de costes habiendo reducido los gastos globales en un 34% en 2021 en comparación con 2019. Los costes, sin embargo, aumentarán en 2022 y serán sólo un 15% más bajos en comparación con los niveles anteriores a la crisis, con la expansión de las operaciones y el aumento de los precios del combustible.

El precio del queroseno para aviones fue el único respiro para las aerolíneas en 2020. Cayó a 46,6 dólares/barril en 2020 desde los 77 dólares/barril de 2019. Los precios del queroseno aumentaron hasta una media de 74,5 dólares/barril en 2021 y se espera que sigan subiendo hasta los 77,8 dólares/barril en 2022.

Los costes unitarios no relacionados con el combustible aumentaron un 19% en 2020 en comparación con 2019, ya que los costes fijos tuvieron que repartirse entre una base de capacidad drásticamente menor. Esto se revertirá parcialmente en 2021 con una reducción del 8% respecto a los niveles de 2020. El crecimiento de la capacidad repartirá los costes fijos de forma más amplia mientras continúan los esfuerzos de recorte de costes. En 2022, esperamos un aumento del 2%.

Vacunas

Las vacunaciones están siendo un motor clave para la relajación de las medidas de control fronterizo por parte de los gobiernos. El rápido progreso, con algunas excepciones, de la distribución de vacunas en las economías desarrolladas está dando progresivamente a los gobiernos la confianza para reabrir las fronteras y a la gente la confianza para viajar. Las partes del mundo en las que la distribución de vacunas es más lenta (las economías en desarrollo y algunas economías desarrolladas de Asia-Pacífico) tardarán más en ver una recuperación del sector.

Resultados regionales

Todas las regiones mejorarán su rendimiento financiero colectivo en comparación con 2020.

La región con mejores resultados es América del Norte, que se espera que tenga una pérdida de 5.500 millones de dólares en 2021 y se transforme en un beneficio de 9.900 millones de dólares en 2022. Todas las demás regiones verán reducidas sus pérdidas en 2022 en comparación con 2021.

Se espera que los transportistas norteamericanos superen a los de otras regiones gracias a la rápida recuperación del mercado nacional estadounidense. La apertura del mercado estadounidense a los viajeros vacunados a partir de noviembre de 2021 hará progresar la recuperación de los mercados internacionales. El sector estadounidense empezó a dar positivo en el segundo trimestre de 2021 y será la única región en territorio financiero positivo en 2022, con un beneficio previsto de 9.900 millones de dólares.

Las compañías europeas verán reducidas sus pérdidas de 20.900 millones de dólares en 2021 a 9.200 millones en 2022. Las normas cambiantes y la aplicación confusa de las recomendaciones de la CE en toda Europa comprometieron el impacto positivo esperado del aumento de las tasas de vacunación y el establecimiento del Certificado Digital Europeo Covid. Se espera que una mejor coordinación entre los gobiernos permita una mayor apertura de los mercados internacionales en los próximos meses, impulsada significativamente por el restablecimiento de los viajes transatlánticos para los viajeros vacunados. Sin embargo, la demanda de vuelos de larga distancia irá muy por detrás de la recuperación de los viajes intraeuropeos.

Se espera que los transportistas de Asia-Pacífico vean disminuir sus pérdidas de 11.200 millones de dólares en 2021 a 2.400 millones en 2022. La región sigue sufriendo algunas de las restricciones de viaje más draconianas. Aunque se ha producido un cierto alivio en las restricciones, no se esperan mejoras significativas en los mercados internacionales hasta más adelante en 2022. Se espera que la reducción de las pérdidas se consiga gracias a unos mercados nacionales amplios y en gran medida abiertos, entre los que destaca China. Los transportistas de la región también se están beneficiando de forma desproporcionada de la fortaleza de los mercados de carga aérea en los que son dominantes.

Los transportistas latinoamericanos verán reducidas sus pérdidas de 5.600 millones de dólares este año a 3.700 millones en 2022. La mayoría de los mercados de la región están abiertos, pero con algunas excepciones notables (Argentina, por ejemplo). La fortaleza del mercado estadounidense-latinoamericano será un factor importante que contribuirá a la mejora. Los importantes costes de reestructuración a medida que los transportistas de la región se adaptan a las nuevas realidades comerciales pesarán sobre los resultados financieros, manteniendo a la región en pérdidas colectivas.

Los transportistas de Oriente Medio verán una mejora muy limitada en sus resultados financieros, pasando de una pérdida de 6.800 millones de dólares en 2021 a una pérdida de 4.600 millones de dólares en 2022. Sin grandes mercados nacionales, las principales compañías aéreas de la región dependen en gran medida del tráfico de conexión, especialmente con Asia-Pacífico, que ha tardado en reabrirse al tráfico internacional.

Los transportistas africanos verán un ritmo muy lento de recuperación de los resultados financieros, pasando de una pérdida de 1.900 millones de dólares en 2021 a otra de 1.500 millones en 2022. Se espera que las bajas tasas de vacunación en todo el continente frenen gravemente la demanda a lo largo de 2022. La ligera mejora se basa en la expectativa de una cierta recuperación de los viajes intraafricanos y de los viajes a algunos destinos turísticos con tasas de vacunación relativamente más altas.

SourceIATA
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies