Atalayar / Alejandro Dorado.- Qatar Airways Group ha registrado una pérdida antes de impuestos de 1.900 millones de dólares y una pérdida neta de poco más de 1.950 millones de dólares. En un ejercicio económico que concluyó antes de que el sector de las aerolíneas sintiera el impacto de la crisis del coronavirus. Por ello, Qatar Airways recibe una inyección estatal de 2000 millones de dólares tras las pérdidas sufridas en la crisis.

La compañía aérea con sede en Doha ha dicho que, al final del año fiscal, el 31 de marzo de 2020, sus pérdidas acumuladas habían superado el 50% de su capital social. Por lo tanto se requirió la convocatoria de una asamblea general extraordinaria.

Dicha asamblea se celebró el 24 de septiembre. Durante la cual el gobierno de Qatar proporcionó un anticipo de 2000$ millones a la empresa mediante una emisión de 730 millones de acciones. Qatar Airways necesitaba recibir dicha inyección estatal.

La crisis del coronavirus ha dado lugar a importantes restricciones en las operaciones de la compañía. Desde la empresa afirman que, “sobre la inyección de capital, la disponibilidad de financiación externa y otras medidas adoptadas su dirección ha preparado las cuentas”.

Qatar Airways Group generó unos ingresos por pasajero de 10.000 $ millones. Por tanto supone un aumento de casi el 9%, para el ejercicio fiscal 2019-20. Que finalizó unas cuatro semanas después de que el gobierno de Qatar informara del primer caso de coronavirus en el Estado del Golfo.

Aunque la pandemia había acabado de empezar a afectar al transporte aéreo, Qatar Airways siguió estando sujeta a un bloqueo regional por parte de varios estados de Oriente Medio. La compañía contaba con una flota de: 265 aeronaves, compuesta por 212 modelos de pasajeros, 28 cargueros y 25 jets ejecutivos.

En ese momento tenía compromisos para otras 201 aeronaves. Teniendo comprometido alrededor de 60.000$ millones de capital para la compra de aeronaves y motores.

Las declaraciones del director ejecutivo del grupo qatarí, Akbar Al Baker

El Qatar Airways Group ha asegurado que el año ha sido “uno de los más difíciles” de su historia. A consecuencia no sólo del bloqueo sino también a la liquidación de Air Italia, de la que la empresa había sido accionista. También afirman que el balance de resultados del grupo habría mejorado respecto al año anterior sin las excepciones a las que ha hecho frente.

El director ejecutivo del grupo, Akbar Al Baker, ha declarado que la compañía se ha mantenido “resistente“, con un saldo de caja de 7.200 millones de dólares al final del año fiscal. La compañía tiene un total de activos por valor de 35000$ millones y pasivos de 27200 mil millones de dólares.

Desde el grupo de aerolíneas de qatarí han dicho que se han logrado “progresos bastante significativos”. Gracias a un plan de transformación de tres años, en el que se habían embarcado antes de la crisis del coronavirus. “Confío plenamente en que Qatar Airways saldrá fortalecido de esta etapa. Por supuesto continuaremos innovando y estableciendo normas que nuestra competencia sólo puede intentar emular“, ha sentenciado Al Baker.

Finalmente Qatar Airways ha afirmado que durante la pandemia su red nunca ha estado por debajo de 30 destinos. Sin embargo, la compañía ha estacionado su flota de Airbus A380. Con ello han recurrido a su flota de 80 Airbus A350 y Boeing 787 para mantener las conexiones de larga distancia.

Deja un comentario