26.7 C
Madrid
agosto, sábado 13, 2022

Seguimos con Binter

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Las Palmas de Gran Canaria, SP, 10 de julio de 2013.- !Por fin! Después de más de año y medio se iba a celebrar el juicio de impugnación del primero de los Eres de Binter. Refrescando la memoria, la empresa solicitó a finales del año 2011 de la Autoridad Laboral canaria la extinción de la casi totalidad de su plantilla de pilotos y tcps. Según la legislación laboral vigente en ese momento no hubo acuerdo con los trabajadores para llevarlo a término y además la citada Autoridad Laboral sólo autorizó a la empresa la extinción de los contratos de las tripulaciones con respecto a un solo avión de su flota. De los 65 despidos pretendidos, sólo se autorizó 18 entre pilotos y TCPs, que se resolvieron con toda diligencia por parte de la empresa.

Pero esta, lejos de aquietarse, echó palante como los de Alicante, ni cortos ni perezosos promovieron otro nuevo Ere donde consiguieron sus objetivos y pusieron de patitas en la calle a los que se les quedaron en el tintero del primer Ere. Este segundo también fue impugnado por los trabajadores, celebrado el juicio y pendiente de sentencia.


Paradójicamente, el primero de los Eres, a pesar de ser anterior cronológicamente sigue pendiente de celebrarse el juicio. La empresa, acostumbrada a jugar siempre con todas las barajas, a parte de llevar a cabo el segundo Ere, por si no le salía bien la jugada denunció la resolución de la Autoridad Laboral del primer Ere ¿…? Ya que, al intentar en este primer Ere liquidar el total de la plantilla y no poder, lo denunció. Pero sin esperar la resolución a esta denuncia llevó a cabo el segundo de los Eres. Lo que se llama afianzar la jugada. Es decir: hago lo que me viene en gana, y ya veré como lo legitimo.


Después de diversas vicisitudes, este pasado lunes 8 de julio, por fin iba a celebrarse el ansiado juicio. Los trabajadores van camino de finalizar los dos años preceptivos de seguro de desempleo y la mayoría de ellos y ellas sin perspectivas razonables de encontrar colocación. La situación se torna dramática para algunas más familias canarias.


La primera fecha de celebración de este juicio de impugnación de este primer Ere se aplazó porque debía notificarse también a los afectados por el segundo Ere !Que ya estaban despedidos! ¿Pretendían despedirlos por segunda vez? Ante la imposibilidad material del juzgado de notificar en tiempo y forma a todos los implicados este optó, como es legalmente preceptivo, por un aplazamiento para poder llevar a cabo el trámite de notificar a todos y cada uno de los afectados. Pero a fecha de este pasado 8 de julio seguían sin haberse podido entregar algunas de las notificaciones.


Evidentemente la empresa consiguió su objetivo. Por lo menos así lo interpretamos todos los presentes. Las caras de gravedad se tornaron en alegría al recibir la noticia del aplazamiento. Cuando nos enfrentamos a un asunto de difícil defensa o que se tiene por perdido, cualquier tiempo ganado supone un alivio.


Desgraciadamente el perdedor siempre es la parte más débil, el correcto funcionamiento del sistema no tiene en cuenta lo dramático de la situación y la solución de un problema vital para un trabajador no puede estar expuesto a los vaivenes de estrategias judiciales. La justicia debe proveer de soluciones rápidas para la parte más débil; si no,en estos casos, se corre el riesgo de coger complejo de paria más que de ciudadano.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies