spot_img
spot_img
6.8 C
Madrid
diciembre, lunes 4, 2023

Teófilo Alonso, piloto de la Unidad Aérea de la Policía: «Es un orgullo estar a la vanguardia con nuestro dron»

El Ehang EH216 puede ser pilotado por cuatro miembros del cuerpo

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp. – En el contexto de Airspace Integration Week, desde Aviación Digital tuvimos la oportunidad de visitar el stand de la Policía Nacional y entrevistar de nuevo a Teófilo Alonso, piloto y policía parte de la Unidad Aérea del cuerpo.

Teófilo es uno de los cuatro pilotos que ya está cualificado para volar un UAV dentro de la Unidad Aérea de la Policía Nacional. «A nivel policial, somos la única policía europea que utiliza y puede volar este tipo de dron«, puntualiza.

El Ehang EH216 «puede volar a una altura máxima de 500 metros a una velocidad máxima de 130 km/h, mientras que su velocidad de crucero es 100 km/h«. Siendo la velocidad y su autonomía su punto fuerte, la debilidad de este dron radica en las baterías: «con su carga máxima, que será 660 kg, podría aguantar unos 25 minutos«.

Este dron «está enfocado a misiones donde una aeronave tripulada con un equipo táctico no debiera ir, ya sea para no arriesgar personas como para no arriesgar a la propia aeronave». Lo mismo pasa en el caso de los rescates: «una zona complicada a la que no podamos llegar con el helicóptero, metemos el Ehang EH216, a quien haya que extraer se le saca y saldrían solos».

Este vehículo aéreo no tripulado, como su nombre indica, se controla desde tierra. «Hay que hacer un acto de fe», comenta, «pero somos pilotos a la vez que policías, y la gente puede confiar plenamente en nosotros para protegerles». De hecho, «cuando vengan los aerotaxis, los pasajeros van a tener también que fiarse» de los pilotos que los controlen desde tierra.

En cuanto al tema de la seguridad, este dron «lleva sistemas de seguridad por duplicado y otros por triplicado«, y además «tendría capacidad de aterrizar con tres motores parados que no fueran continuos». Desde la estación base «se controla todo lo que pasa», como el estado de la batería o demás situaciones de seguridad.

También hay marcadas zonas de emergencia para poder realizar dichos aterrizajes. «La planificación de vuelo tiene que ir totalmente centrada y en trayecto debe haber zonas de emergencia donde la aeronave sabe que puede aterrizar».

«Para mí es un orgullo que la Policía Nacional, policía a la que pertenezco, esté a la vanguardia; y personalmente es un privilegio que yo sea uno de los cuatro elegidos para formarse como pilotos de este tipo de aeronaves», alega Teófilo. «Yo vengo del mundo del dron, no de la aviación tripulada».

«Cuando la normativa vaya avanzando, lo que es ahora nuestro gran handicap, esto lo veremos volar a diario«, concluye el piloto, vaticinando un futuro en el que los vehículos aéreos no tripulados serán la clave para nuestra comodidad pero sobre todo para nuestra seguridad.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos