AENA condenada (por segunda vez) por vulneración de DDFF en Canarias

0

"La Justicia no hace más que evidenciar que la seguridad aérea estaría garantizada si AENA gestionara adecuadamente sus RRHH y se dotara de plantilla suficiente"

Las Palmas de Gran Canaria, SP 14 de mayo de 2014.- Esta Federación viene desde hace años denunciando la inoperancia de Aena en lo que a gestión de recursos humanos se refiere. En esta ocasión, con su insistencia en no establecer un sistema de jornadas adecuado con la plantilla necesaria y competente, vuelve a incumplir los derechos de los trabajadores. Esta vez les ha tocado a los representantes de los trabajadores en el Comité de Empresa del ACC Canarias donde sistemáticamente y sin justificación alguna, se ha venido denegando el disfrute de las horas sindicales.

La demanda interpuesta por la FSAI motivada por la vulneración del derecho fundamental de Libertad Sindical, se ha resuelto favorablemente, una vez más, en los Juzgados de lo Social de Las Palma, dando la razón a los trabajadores. En su resolución, se conmina a Aena a corregir su actual actitud e indemnizar con 100 euros a uno de los delegados del Comité de Empresa.



Durante el desarrollo del juicio hemos sido de nuevo testigos de cómo Aena justifica sus actos basándose en la necesidad de garantizar la ''seguridad aérea'', y la justicia no hace más que evidenciar que la seguridad aérea estaría garantizada si Aena gestionara adecuadamente sus recursos humanos y se dotara de la plantilla suficiente. Lamentablemente, Aena intenta garantizar la seguridad a costa de pisotear los derechos de los trabajadores, como también ha intentado hacer sembrando expedientes disciplinarios por doquier, reduciendo el tiempo de descanso del personal de jornada normal y a turnos a 7 horas, e incluso permitiéndose ignorar las resoluciones de la Inspección de Trabajo, las cuales por ejemplo les han prohibido reducir las horas de descanso, entre otras. Una vez más estamos ante otra prueba de la gestión cicatera de Aena y del desprecio que demuestra hacia sus trabajadores.

A pesar de ello, seguimos confiando en que algún día el dialogo será posible.

Deja un comentario