Pekín, CH.- Air China, la principal aerolínea del país asiático, obtuvo unos beneficios de 969,9 millones de euros en 2018, un 1,47% más que el año anterior.

La facturación de aerolínea china de bandera alcanzó los 18.045 millones de euros en 2018, lo que supone un crecimiento interanual del 12,70%.

Los gastos de combustible ascendieron en un 30,41%, hasta los 5.077,3 millones de euros. Un incremento que la dirección justifica por “un aumento drástico” del coste de los hidrocarburos.

Dicho gasto se refleja en el crecimiento de los costes operativos en un 12,71%, hasta los 16.695,9 milllones de euros.

Respecto a su beneficio operativo, se sitúa en 1.893,9 millones de euros, un 22% más que el ejercicio anterior.

La aerolínea, abrió 155 rutas en 2018, transportando un 8% más de viajeros que en 2017, lo que implica un total de 110 millones de pasajeros.

Deja un comentario