La noticia del derribo del MH17 por un misil ruso, sobrecoge en la 39ªAsamblea OACI

0

Montreal, SP.- La presentación de las conclusiones del Comité de Investigación del derribo del vuelo MH17 en espacio aéreo de Ucrania controlado por rebeldes prorrusos corrió como la pólvora en el día de ayer hasta impactar directamente ante las Delegaciones de los Estados Miembros que estos días participan en la 39ª Asamblea de OACI. El “ajusticiamiento” de los 298 pasajeros que viajaban a bordo del vuelo que cubría la ruta Amsterdam-Kuala Lumpur, ha sobrecogido a los asistentes, cuando el Equipo de Investigación señalaba ayer que “En base a nuestra investigación criminal, hemos concluido que el vuelo MH17 fue derribado por un misil Buk de la serie 9M83 que llegó desde Rusia“. Esta declaración la hacía Wilbert Paulissen, Investigador Policial Jefe de Holanda. 

Difícilmente podríamos ponernos en la piel de los familiares de los 298 pasajeros que fallecían como consecuencia del acto criminal. Difícilmente podríamos imaginar lo que pensarán desde la ACVFFI que por vez primera en la historia participa y representa a las víctimas y familiares de las tragedias aéreas. Esto no es evidentemente un accidente aéreo, simplemente se trata de un acto de terrorismo a gran escala, según todos los indicios, perpetrado desde territorio de un Estado Miembro de OACI, no controlado, con material de guerra fabricado en ese Estado Miembro, Rusia, y con todos los visos de que finalmente se conozca hasta el último detalle.

El Equipo de Investigación liderado por Holanda, cuenta con miembros de Australia, Bélgica, Malasia y Ucrania. Conversaciones telefónicas, material gráfico y cientos de miles de pruebas vienen a corroborar que el vuelo fue derribado con un misil de fabricación rusa, transportado desde Rusia, y lanzado contra el B777 por personal militar insurgente desde la plataforma que se transportó y retiró tras el genocidio aéreo.

Hay una lista de unas 100 personas sobre las que criminalmente se puede cargar la inculpación. Están identificadas por los Investigadores. El lugar del lanzamiento, la aldea de Pervomaiskly también está precisada. Si los rebeldes separatistas ucranianos dicen la verdad cuando señalan “nunca hemos tenido estos sistemas de defensa aérea, ni la gente para operarlos“, según el vicecomandante operativo militar de la República Popular de Donetsk citada por Interfax, la alternativa es que fueran militares rusos directamente los que ejecutaran a los pasajeros del vuelo, puesto que ellos sí tienen la capacidad de hacerlo.

Rusia por su parte afirmó poseer datos radar que mostrarían que el misil no se había lanzado desde ese territorio. Los Investigadores oficiales no tuvieron acceso en ningún momento a esos datos.

OACI a la luz de lo ayer desvelado sin duda debería pronunciarse al respecto. La consternación evidentemente ayer se paseó por la 39ª Asamblea de OACI. Veremos cuál es su respuesta.

Deja un comentario