Alex, primer huracán de enero en el Atlántico Norte desde 1938

0

Madrid, SP, 15 de enero de 2016.- Los huracanes han llegado a principios de este año en el hemisferio norte, circunstancia que solo se ha producido en otras tres ocasiones en 150 años de registros. Apenas unos días después de que el huracán Pali se convirtiera en el primer huracán del Pacífico Central de la historia, la cuenca del Atlántico ha visto crecer su propia tormenta inusual, informa la NASA.

El 14 de enero, una depresión tropical en el Atlántico oriental se convirtió en huracán Alex; primer fenómeno de este tipo en la cuenca desde 1938 y cuarto huracán de enero en 150 años de registros.

A las 13:00 hora UTC del 14 de enero, el instrumento MODIS (Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer) en el satélite Terra de la NASA capturó esta vista del huracán Alex. Dos horas después de que la imagen fuese adquirida, se informó que la tormenta alcanzaba vientos sostenidos de 140 kilómetros por hora y una presión central de 981 milibares.

La tormenta estaba unos 800 kilómetros al sur de las Azores, sobre las que se espera cruce en los próximos días. Alex no es sólo inusual por ser un huracán en pleno invierno; también es inusual por su posición, ya que es segunda tormenta en los registros que se forma tan al norte y al este en el Atlántico (al norte de los 30 grados de latitud norte, al este de los 30 grados de longitud oeste).

Los huracanes no suelen formarse cuando las temperaturas superficiales del mar están por debajo de 26 ° Celsius, por lo que parecía extraño que Alex haya surgido cuando la temperatura del agua en el noreste del Atlántico es de aproximadamente 22 ° C.

No obstante, el meteorólogo investigador de la NASA de Scott Braun señaló, destaca que las temperaturas del agua son de 0,5 a 1,0 grados por encima de lo normal. Más importante aún, un canal de baja presión en la atmósfera superior propició temperaturas del aire en altura bastante frías en comparación con el agua por debajo.

“La disminución de la temperatura de la superficie a niveles superiores fue lo suficientemente fuerte como para crear inestabilidad convectiva”, dijo Braun. “La actividad tormentosa causó un gradual calentamiento de nivel superior, de tal manera que el sistema evoluciónó de ciclón extra-tropical a tropical.”

Deja un comentario