Clamorosa ausencia de Librero en la condecoración a los controladores de Sevilla

1

Sevilla, SP.- La clamorosa ausencia de Carmen Librero, Secretaria General de Transportes, como máxima responsable jerárquica de la DGAC y AESA, en la entrega hoy en Sevilla de la Cruz de la Orden del Mérito Civil al cabo de la Guardia Civil y al piloto del benemérito Cuerpo, así como a los controladores intervinientes en la gestión de la emergencia el 23 de agosto en el que el piloto de un ultraligero fallecía repentinamente, teniendo su esposa que aterrizar gracias a las indicaciones e intervención de los ahora condecorados, en absoluto deslucía el acto, ya que este reconocimiento llega en un momento muy especial para el colectivo del control aéreo español, objetivo de numerosos desmanes mediáticos en los últimos tiempos. La foto que encabeza: De izquierda a derecha: Arsenio Fernández, director de ENAIRE en Región Sur; Antonio Toscano (CONDECORADO), controlador aéreo y amigo del fallecido y de la accidentada; Francisco González (CONDECORADO), controlador aéreo de ENAIRE que estaba en frecuencia; Gómez-Pomar, secretario de Estado y presidente de ENAIRE; Fernando Vera, cabo de la Guardia Civil (CONDECORADO); Antonio Zabau, piloto de la DGT (CONDECORADO); Ángel Luis Arias, director general de ENAIRE y Juan Carlos Cabrera, concejal en representación del alcalde de Sevilla que no pudo asistir.

Controlador Aéreo del Sevilla ACC, Antonio Troyano, recibiendo la Cruz al Mérito Civil del Secretario de Estado y el director general de ENAIRE

Hablamos de la clamorosa ausencia de Librero, puesto que evidentemente e independientemente de sus actuaciones como máxima responsable de la gestión de la Navegación Aérea durante los penosos sucesos del 3D2010, y de sus declaradas opiniones respecto a este colectivo, es de total recibo que como máxima y directa responsable de la DGAC y AESA, así como del transporte en España en el modo aéreo, ésta hubiera cumplido con su obligación en el reconocimiento a los profesionales que hicieron posible la minimización dentro de lo posible de las amenazas para el aterrizaje de aquel ultraligero en 2015, gracias a su intachablemente profesional actuación, por la que este reconocimiento social se materializa con la Orden al Mérito Civil. Hay ocasiones en las que el orgullo debe ser digerido, “incluso con ALMAX” si es necesario, en lo que opinamos es el evidente cumplimiento de sus obligaciones como Secretaria General de Transportes del Reino de España, junto al Secretario de Estado, que sí estuvo presente esta mañana en Sevilla.

ATC Francisco González, Sevilla ACC, recibiendo la Cruz al Mérito Civil esta mañana

Afortunadamente en la actualidad ENAIRE cuenta con un director general que sí que sabe estar por encima de las marejadas heredadas en las relaciones del proveedor de servicios y sus profesionales, como es el caso de D.Angel Luís Arias Serrano, que dicho sea de paso, sí hubiera sido una buena apuesta española para Eurocontrol, y al que no duelen prendas a la hora de reconocer los logros y virtudes de sus profesionales, así como intentar la mínima empatía que se le supone a cualquier gestor con los distintos colectivos que trabajan a diario en proveer el más seguro y eficiente servicio de Navegación Aérea en nuestro país, ya sean controladores, técnicos ATSEPs, etc….

ENAIRE: Nota de prensa 

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda y presidente de ENAIRE, Julio Gómez-Pomar, ha entregado hoy en Sevilla la Cruz de la Orden del Mérito Civil al cabo de la Guardia Civil Fernando Vera García y la Cruz del Oficial de la Orden del Mérito Civil a los controladores aéreos de ENAIRE Antonio Toscano Rute y Francisco Javier Gonzálvez García y al piloto de helicóptero de la Dirección General de Tráfico, Antonio Zabau Torres.

El pasado 23 de agosto de 2015, en Sevilla, un ultraligero en el que volaba Encarnación Molina Carrión aterrizó de emergencia como consecuencia del repentino fallecimiento en el vuelo del piloto de la aeronave en ese momento.

Los cuatro profesionales condecorados acompañaron, controlaron, socorrieron e hicieron el rescate a la aeronave en la que se salvó la pasajera cuando se encontraba en un momento crítico. No solo estaba ante una tragedia por el fallecimiento del piloto que era quien tripulaba el ultraligero, sino que además estaba en pleno vuelo con una aeronave cuyos mandos no sabía manejar.

Ante su llamada de socorro todo el mecanismo de apoyo fue eficazmente activado y los cuatro condecorados ejecutaron a la perfección sus cometidos más allá de su mera componente técnica.

Los controladores aéreos de ENAIRE en el Centro de Control de Sevilla Antonio Toscano y Francisco Javier Gonzálvez (que se encontraba de servicio) supieron cómo tranquilizar a la ocupante del ultraligero para transmitirle cómo controlar la aeronave en un aterrizaje de emergencia de gran dificultad y alto riesgo. Antonio Toscano, que al igual que Francisco Javier Gonzálvez es piloto de ultraligero además de controlador, se encontraba fuera de servicio y salió a volar con su propia aeronave para guiar a la que se encontraba en emergencia hacia el campo de vuelo del Aeropuerto de Sevilla.

Antonio Zabau, piloto de helicóptero de la Dirección General de Tráfico, siguió el rastro de la aeronave para acudir en su socorro lo antes posible y tomó tierra rápidamente y cerca del ultraligero una vez que se estrelló. En el helicóptero iba también el cabo de la Guardia Civil, Fernando Vera, quien rescató a la pasajera de una aeronave en llamas y que después registró dos explosiones.

Estas cruces al Mérito Civil quieren manifestar la gratitud de la sociedad y el reconocimiento público a la entrega y compromiso personal ante una situación de emergencia.

La actuación conjunta de los cuatro condecorados demostró, además de su enorme profesionalidad, la excelente coordinación de medios y esfuerzos de todos los servicios públicos implicados.

1 Comentario

Deja un comentario