11.1 C
Madrid
diciembre, martes 6, 2022

Detectan a un asteroide “potencialmente peligroso” rondando la órbita terrestre

El asteroide 2022 AP7 alcanza el tamaño del Pentágono de Estados Unidos

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital. – El artículo publicado en The Astronomical Journal y realizado desde el Instituto Carnegie alerta de la existencia de tres nuevos asteroides próximos a la Tierra, entre nuestro planeta y Venus. Uno de ellos, el 2022 AP7, es el asteroide más grande que se ha visto en los últimos 8 años.

El asteroide 2022 AP7 fue descubierto a través del telescopio Víctor M. Blanco en Cerro Tololo, Chile. Este telescopio de 4 metros de altura es perfecto para estudiar la energía oscura, formando parte del Observatorio de la Energía Oscura para estudiar el presente y el futuro de la expansión del universo. Sus características le permiten encontrar objetos voladores que se encuentran eclipsados por el Sol.

Este es el caso del 2022 AP7, el cual no se podría haber reconocido sin la tecnología que precisa este telescopio. Los científicos aprovecharon la luz del crepúsculo para investigar y dieron con estos tres asteroides, escondidos a “simple vista”. La diferencia entre el 2022 AP7 y los otros, 2021 LJ4 y 2021 PH27, radica en su paso por la órbita de la Tierra.

Los dos últimos tienen una órbita que permanece segura hacia el interior de la de la Tierra. El 2022 AP7, en cambio, tiene una órbita que podría cruzarse algún día por la de nuestro planeta. Es por eso que se le denomina “asteroide potencialmente peligroso”. Según la página oficial de la NASA, son potencialmente peligrosos aquellos asteroides que tengan “una distancia mínima de intersección de la órbita (MOID) de 0,05 AU o menos y una magnitud absoluta (H) de 22,0 o menos”.

El 2022 AP7 tarda 1.830 días (un poco más de 5 años) en dar la vuelta al Sol. La MOID llega a ser de 0,83 AU, lo que le sitúa dentro de los criterios para ser considerado como potencialmente peligroso. Además, su tamaño supera al del 99% de los asteroides identificados, entre 1 y 2,26 kilómetros de diámetro.

El riesgo de colisión es prácticamente nulo

¿Que sea potencialmente peligroso quiere decir que tengamos que preocuparnos? Probablemente no, y lo más seguro es que estemos muchas generaciones sin tener un riesgo real de colisión con un asteroide. En su punto más cercano con la Tierra, el 2022 AP7 alcanzará una distancia de 0,05 AU con la del planeta azul. Esto la sitúa aún muy lejos de su trayectoria.

El principal conductor del artículo, Scott Sheppard, afirma que “con el tiempo, el asteroide se hará cada vez más brillante en el cielo en cuanto empiece a cruzar la órbita de la Tierra”. Lo sorprendente del 2022 AP7 es su tamaño, por lo que se le llama un “asesino de planetas” o “planet killer”: en el improbable caso de que chocara con la Tierra, se acabaría la vida tal y como la conocemos. Pero, de nuevo, eso no pasará en este milenio.

Este estudio no solo se ha realizado para encontrar este tipo de asteroides, sino que también ha servido de apoyo para entender mejor la distribución de los cuerpos pequeños en nuestro Sistema Solar. Los asteroides cercanos a la tierra (o NEA, siglas en inglés) son más visibles cuando están más cerca de la Tierra que del Sol, y por tanto se conoce más sobre ellos. También se ha podido profundizar sobre cómo se mueven los NEA por el Sistema Solar interior y cómo les afectan la luz del Sol y las interacciones gravitacionales.

Más asteroides potencialmente peligrosos

La noche del 31 de octubre al 1 de noviembre pasó por la órbita de nuestro planeta un NEA potencialmente peligroso. Este asteroide alcanzó su distancia más próxima a la Tierra al situarse a 2,29 millones de kilómetros de esta. Con un diámetro de entre 330 y 740 metros, es un tamaño bastante más elevado que el de los asteroides que suelen pasar tan “cerca” del planeta.

Trayectoria del 2022 RM4, publicada por el profesor de Física Tony Dunn – @tony873044

Tampoco hay nada de lo que preocuparse esta vez: esta distancia equivale a seis veces la que hay entre la Tierra y la Luna. Astronómicamente hablando, ha pasado lo suficientemente cerca de la órbita de la Tierra como para que merezca un reconocimiento o estudio especial. Sin embargo, para las personas de a pie, no debe suponernos un motivo de alarma. Para nuestra tranquilidad, la primera misión de defensa planetaria DART fue un éxito. Sabemos que, en caso de peligro real, podremos dormir tranquilos.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies