22 C
Madrid
septiembre, lunes 26, 2022

El cierre del cielo entre Moscú y Londres, se amplía a otras ciudades europeas

El cierre del espacio aéreo a las aerolíneas rusas se extiende además a Polonia, República Checa, Bulgaria, Estonia y Rumanía.

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviaciondigital, Sp.- El Gobierno de Reino Unido ha dado a conocer su decisión de prohibir a la aerolínea bandera de Rusia, Aeroflot y por extensión, a las del resto del país, sobrevolar el espacio aéreo británico.

Rusia ha reaccionado al respecto, a través de un comunicado en el que prohíbe rotundamente, no sólo todos los vuelos registrados en el Reino Unido, sino también a “las aeronaves de propiedad, arrendadas u operadas por una persona asociada con el Reino Unido, que transiten por el espacio aéreo del país”.

Estas acciones forman parte de las sanciones adoptadas por el primer ministro Boris Johnson, tras el asedio que está llevando a cabo Rusia sobre Ucrania. El cierre del espacio aéreo a las aerolíneas rusas, se extiende además a Polonia, República Checa, Bulgaria, Estonia y Rumanía.

Asimismo, la aerolínea británica British Airways canceló este viernes su único vuelo a Moscú y expresó en un comunicado su enorme pesar al tener que suspender todos los vuelos sobre el espacio aéreo ruso, garantizando, no obstante, a todos sus clientes, que ofrecerá un reembolso completo por los servicios cancelados, y lamentando no poder tomar cartas, en éste “un asunto que escapa a nuestro control».

Mientras tanto, British Airways informaba que, desde ayer sufría una caída del sistema a nivel global, que provocaba la cancelación hasta el mediodía de hoy sábado, de todos sus vuelos de corta distancia, y que partían del londinense aeropuerto de Heathrow por problemas técnicos.

Algunos usuarios expresaron en redes sociales si estos fallos técnicos que afecta a la aerolínea británica, podrían estar relacionados con un posible ciberataque por parte de Rusia, pero por el momento la aerolínea ha negado que haya ningún indicio al respecto, y ha calificado el suceso como un «grave problema técnico» que será objeto de una exhaustiva investigación.

El avance de las tropas rusas y su intrusión en Ucrania, ha dado lugar al cierre de su espacio aéreo, provocando desvíos y retrasos en las programaciones del resto de aerolíneas que se ven afectadas por esta crisis, y que sin duda repercutirá drásticamente en el aumento de los precios, y en especial en el del combustible.

A raíz de la advertencia de la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea, sobre el riesgo que supone este conflicto armado para la aviación comercial, son numerosas las aerolíneas que han comenzado a evitar el espacio aéreo ruso y que tendrán que desviar algunos de sus vuelos hacia Asia, dando lugar, además de al impacto económico que supone, a un mayor duración de los vuelos e importantes demoras.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies