17.7 C
Madrid
junio, sábado 15, 2024

El proyecto innovador de hidrógeno líquido en la aviación que despega en Europa

A través de la colaboración internacional y la financiación de la UE, este proyecto busca demostrar que el hidrógeno líquido puede ser una opción viable y segura para el futuro de la aviación

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Claudia C. / Aviación Digital, Sp.- En un futuro cercano, el hidrógeno se perfila como una solución clave para la descarbonización de la aviación de corto y medio alcance. Airbus, en colaboración con socios académicos, operadores aeroportuarios y empresas líderes en la industria del hidrógeno, ha lanzado el proyecto innovador GOLIAT (Ground Operations of LIquid hydrogen AircrafT).

Este proyecto busca sentar las bases para un futuro donde el hidrógeno líquido (LH2) sea una parte integral del combustible de aviación, demostrando las operaciones en tierra de aeronaves con hidrógeno líquido en tres aeropuertos europeos.

Urgencia en descarbonizar y lograr independencia energética

La necesidad de descarbonizar nuestra economía y desarrollar la independencia energética de Europa está impulsando una tendencia significativa hacia el uso del hidrógeno para aplicaciones móviles y estacionarias. En el ámbito de la aviación, el hidrógeno se presenta como una solución viable para reducir las emisiones de carbono en vuelos de corta y media distancia, jugando un papel crucial en el avance de las operaciones de aviación de bajo carbono.

El proyecto GOLIAT recibirá una financiación de 10,8 millones de euros del Programa Marco Horizon Europe de la UE durante cuatro años. Este financiamiento permitirá demostrar cómo las tecnologías de manejo y repostaje de hidrógeno líquido de alto flujo pueden desarrollarse y utilizarse de manera segura y fiable en las operaciones aeroportuarias.

Objetivos del Proyecto GOLIAT

El proyecto GOLIAT se centra en varias áreas cruciales para fomentar el uso generalizado del hidrógeno en los aeropuertos. Entre sus objetivos destacan el desarrollo y demostración de tecnologías de repostaje de hidrógeno líquido (LH2) escaladas para futuros aviones comerciales de gran tamaño, la demostración de operaciones terrestres de aviones de hidrógeno líquido a pequeña escala en aeropuertos, el desarrollo de un marco de estandarización y certificación para futuras operaciones con hidrógeno líquido, y la evaluación del dimensionamiento y la economía de las cadenas de valor del hidrógeno para aeropuertos.

Cuenta además, con la participación de Airbus (Francia, Alemania, Reino Unido), Chart Industries (República Checa, Italia), TU Delft (Países Bajos), Universidad de Leibniz Hannover (Alemania), Royal Schiphol Group (Países Bajos), Aeropuerto de Róterdam-La Haya (Países Bajos), Vinci Airports (Francia, Portugal), Aeropuerto de Stuttgart (Alemania), H2FLY (Alemania) y el Aeropuerto de Budapest (Hungría).

Esta colaboración internacional refleja la importancia y el interés global en el desarrollo de tecnologías de hidrógeno líquido para la aviación, así como la necesidad de un enfoque coordinado para abordar los desafíos que presenta la implementación de estas tecnologías a gran escala.

Potencial del hidrógeno líquido en la aviación

El hidrógeno líquido, como combustible limpio y eficiente, ofrece una solución prometedora para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con las operaciones aeroportuarias y su dependencia de los combustibles fósiles. La alta densidad energética del LH2 permite vuelos de largo alcance para las aeronaves, pero la adopción generalizada del hidrógeno en los aeropuertos requiere una comprensión profunda de varios aspectos.

Por otra parte, el despliegue del hidrógeno en los aeropuertos enfrenta múltiples desafíos, incluyendo la necesidad de comprender mejor los impactos operativos, regulatorios, económicos y de seguridad. La capacidad y el rendimiento de las tecnologías de hidrógeno deben ser evaluados a fondo para garantizar que puedan integrarse de manera efectiva en las operaciones actuales y futuras de los aeropuertos.

Por tanto, la seguridad es una preocupación primordial en el manejo de hidrógeno líquido, debido a sus propiedades criogénicas y su potencial de inflamabilidad. El proyecto GOLIAT no solo se centrará en las tecnologías de repostaje, sino también en el desarrollo de normativas y certificaciones que aseguren que estas operaciones se realicen de manera segura y eficiente.

Impacto económico y ambiental

La implementación de tecnologías de hidrógeno líquido en la aviación no solo tiene el potencial de reducir significativamente las emisiones de carbono, sino que también puede impulsar la economía mediante la creación de nuevos empleos y el desarrollo de una infraestructura energética sostenible. Además, el uso de hidrógeno puede contribuir a la independencia energética de Europa, reduciendo la dependencia de los combustibles fósiles importados.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos