12.9 C
Madrid
febrero, viernes 26, 2021

El talante de Blanco y Lema, obliga a la intermediación de Pimentel

Nuestros monogáficos

Foto de la Noticia
Pimentel tendrá hasta el 28 de febrero para emitir el laudo sobre las materias que no hayan sido acordadas en la mesa de negociación

AENA y el sindicato mayoritario USCA, que representa al 97% de los casi 2.400 controladores que el ente tiene en plantilla, recurrirán finalmente al arbitraje tras no alcanzar un acuerdo antes de que expirara el plazo para la negociación, que finalizó la medianoche del lunes, según indicaron a Europa Press fuentes conocedoras de la negociación.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) acordaron el pasado día 11 designar al ex ministro de Trabajo José Manuel Pimentel como árbitro para mediar en aquellos puntos de la negociación sobre el convenio colectivo en los que no lograsen un consenso.

Tras no alcanzar un acuerdo dentro del límite que se había fijado la mesa de negociación del II convenio colectivo, que finalizaba la medianoche del lunes, AENA y los controladores han fijado una cita para este martes con el ex ministro Pimentel para que sea éste el que tome las riendas de la negociación, en la que estará asesorado por dos abogados que representan a las partes implicadas.

Ambas partes se reunieron este lunes en un último intento por cerrar los flecos de la negociación en una jornada maratoniana de reunión, aunque finalmente el encuentro terminó sin acuerdo. Fuentes cercanas a la negociación indicaron que AENA y USCA habrían acordado cerca del 70% del contenido del II convenio colectivo, de forma que el tercio restante se someterá al laudo arbitral.

Entre las cuestiones pendientes quedan temas relacionadas con las condiciones de trabajo del colectivo, tales como el número de horas de trabajo, la distribución de los turnos o la formación de nuevos controladores aéreos.

Por contra, sí está cerrada la masa salarial, fijada en 480 millones de euros para 2010 y en torno a los 460 millones de euros para años sucesivos, según el pacto firmado entre AENA y controladores el pasado mes de agosto. Faltaría por definir su reparto, que la compañía quiere vincular a los objetivos de producción.

También está acordada la jornada, establecida en 1.670 horas, y programable en función de los centros de dependencia en cuatro niveles (1.200 horas, 1.300, 1.400 o de 1.500 horas).

PROCESO ARBITRAL.

Ante esta falta de acuerdo, el ex ministro Trabajo dispondrá de un mes, hasta el próximo 28 de febrero, para emitir el correspondiente laudo (sentencia) –que es de obligado cumplimiento, no recurrible y ejecutable– sobre las materias que no hayan sido acordadas en la mesa de negociación del convenio colectivo.

El último convenio con los controladores se firmó en 1999 y finalizó su vigencia en 2004. El futuro convenio colectivo de este sector deberá encajar con lo dispuesto en el Real Decreto aprobado el 5 de febrero de 2010, que otorgó a AENA el control de la gestión laboral de los controladores aéreos que hasta entones les pertenecía.

El decreto, que entró en vigor el 15 de abril, reguló las condiciones laborales de los controladores civiles de tránsito aéreo, estableciendo una nueva organización del trabajo –horas laborales y de descanso– y rebajando el salario del colectivo hasta una media de 200.000 euros al año.

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies