Zielona Gora, POL.- Casi seis años después de que la empresa polaca anunciase el inicio de proyecto, después de múltiples retrasos en el calendario previsto, el pasado día 5 de Abril, el Flaris Lar 1 realizó su primer vuelo. Las pruebas se realizaron en el aeropuerto Babimost en Zielona Gora (Polonia) y el avión fue pilotado Wieslaw Cena.

El reactor monomotor, consta de 5 plazas y un coste de 1,5 millones de Dólares. Va dotado de un turbofan Williams FJ33-5A que le proporciona 1.900 libras de empuje. Alcanza una velocidad máxima de 380 Kt (700km/h), su velocidad mínima antes de pérdida es de 62NM (115 km/h). El alcance máximo estimado es de 1400NM y la altura máxima de 45.000 pies.

En el vuelo de prueba inicial, Cena verificó las configuraciones óptimas de despegue y aterrizaje del  monomotor, así como su control y estabilidad. Las pruebas se realizaron con fuerte viento cruzado. En total, se realizaron 26 despegues y aterrizajes. El responsable de las  pruebas de vuelo, Rafal Ladzinski, calificó las condiciones ambientales como “difíciles”.

Este modelo tiene las puertas con bisagras en la parte trasera, que recuerdan a los autos Lincoln Continental de la década de 1960. Dispone de alas y estabilizadores desmontables, tanque de combustible integrado en el fuselaje, deshielo eléctrico, aviónica Garmin G 600 y un paracaídas balístico para todo el avión situado en el morro.

El avión está siendo construido por Metal-Master y está parcialmente financiado por la Unión Europea.

Deja un comentario