Fuentes Curbelo, cultura aeronáutica y “just culture”

0

Monumento al Cuatro Vientos en la fachada posterior del recién restaurado edificio del Cuartel de Globos en el Polígono de Aeroestación de GuadalajaraGuadalajara, SP, 23 de febrero de 2015.- Dicen los expertos en aprendizaje que los años más productivos, eficientes, para el aprendizaje humano son los tres primeros años de vida. Los niños son auténticas esponjas, imitando juegos simbólicos, dibujos, lenguaje hablado y conductas. En este último punto hemos reparado partiendo de la hipótesis de que si se mejora el aprendizaje, no complejo aún, en las conductas relacionadas con la cultura, y la aeronáutica es un apartado tambien de esa cultura, será más facil en las siguientes fases del aprendizaje inculcar saludables hábitos en la adolescencia y conductas relativas a la cultura de la seguridad tambien, en edad más adulta aún,. La cultura aeronáutica y tecnológica en nuestro país sigue siendo una asignatura pendiente. Luego el posterior paso a la “just culture” o cultura justa de la seguridad aérea, sin esa base, resulta bastante complicado de ser asimilado como ciudadanos. Esto viene a cuento de una reciente y magnífica iniciativa del Senador socialista, Fuentes Curbelo, que ha instado una MOCION ante la Comisión de Cultura sobre Aviones Abandonados en los Aeropuertos de AENA, y su cesión a Entidades Culturales, Educativas o no lucrativas, para “Salvaguardar el Patrimonio Cultural Aeronáutico en España”. No podemos considerar más oportuna la iniciativa del canario Domingo Fuentes, siguiendo el razonamiento que antecede. La cultura aeronáutica sirve para fomentar la just culture, y en ese sentido su iniciativa es perfecta. Ahondando la iniciativa del Senador, diremos que tanto el patrimonio arquitectónico aeronáutico, así como todo tipo de instrumentos, materiales, documentos y elementos relacionados con esta actividad, deberían ser protegidos en nuestro país. Como se hace en los de nuestro entorno. Reproducimos por su interés y acierto la MOCION del Senador Fuentes Curbelo, para lo que ha de modificarse con este fin la LNA.

A LA MESA DEL SENADO

El Grupo Parlamentario Socialista, al amparo de lo establecido en el artículo 177 del Reglamento de la Cámara, solicita la tramitación de la siguiente MOCION ante la Comisión de Cultura, sobre Aviones Abandonados en Aeropuertos de AENA y su Cesión a Entidades Culturales, Educativas o sin Animo de Lucro para Salvaguardar el Patrimonio Cultural Aeronáutico en España,

Exposición de Motivos

En junio del 2014 el Grupo Parlamentario Socialista, a través del Senador en representación de la Comunidad Autónoma de Canarias D. Domingo Francisco Fuentes Curbelo, elevó una pregunta al Gobierno ya que éramos conocedores de que la quiebra de aerolíneas y el abandono de aviones es un problema para AENA, por esta razón queríamos conocer desde el Grupo Socialista el alcance real de este problema y proponer el mejor uso posible para la salvaguarda de nuestro patrimonio cultural y aeronáutico y salvaguardar el medio ambiente.

La respuesta detallada de AENA dice que existen 99 aeronaves abandonadas en los aeropuertos de la red con casi 3 millones de deudas en diversas tasas. En una carta posterior se solicitó a AENA y el Aeropuerto de Madrid/Barajas que parase una pública subasta de unos lotes de aeronaves abandonadas por si pudiera tener un mejor fin que ser vendida como chatarra. La subasta quedó desierta.

Se reconoce por parte de todos que la quiebra de aerolíneas y el abandono de aviones constituye un problema, ya que podría convertir parte de las infraestructuras aeroportuarias en vertederos improvisados de chatarra y materiales compuestos y que incluso podría generarse graves problemas ecológico, no sólo en España, sino en todo el mundo. Es lamentable que no se haya promovido una solución con criterios de sostenibilidad ambiental entre las autoridades, los fabricantes y las aerolíneas.

De los datos facilitados con detalle por AENA se extrae que el aeropuerto de Sabadell es el que mayor número de aeronaves abandonadas registra, con un total de treinta y cinco, seguido del aeropuerto madrileño de Madrid/Barajas (nueve), Valencia-Manises (ocho), el aeródromo de Cuatro Vientos (siete), el aeropuerto de Barcelona-El Prat (cinco) y el de Málaga-Costa del Sol (cinco), y así hasta un total de noventa y nueve aeronaves. No estamos contado la piezas o partes de aviones que también existen (motores, planos, etc.)

Asimismo se solicitó al Gobierno la relación de Fundaciones, Escuelas Aeronáuticas, Museos Aeronáuticos, Municipios, etc. que pudieran haberse

interesado por las naves abandonadas en los aeropuertos españoles. Según AENA hay instituciones y entidades que se habrían interesado por aviones concretos. Es el caso del Museo de Aeropuertos y Transporte Aéreo de AENA con respecto a diversas aeronaves del aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, el de la sociedad Gesplane Asociación Aeronáutica Andaluza con relación a una avioneta situada en el aeropuerto FGL Granada-Jaén que saldrá a subasta pública o el del Real Aeroclub de Reus en relación con una avioneta situada en el aeródromo de Melilla, que no es propiedad de Aena.

Hay ejemplos de aviones abandonados han conseguido un nuevo uso, por ejemplo, en Córdoba, donde se utiliza un viejo DC-7 como contenedor cultural; en Málaga, que recuperó un Convair Metropolitan; o en Madrid, que alberga en el Museo del Aire de Cuatro Vientos el DC-9 en el que el ex presidente de la Generalitat de Catalunya Josep Tarradellas regresó del exilio. En otras ocasiones la propia AENA ha sido beneficiaria de aviones cedidos que han acabado en la Sala Expo Ambiente de Madrid/Barajas (DC-9) que ha sido y es un éxito de público y en otras ocasiones su personal del Servicio de Extinción de Incendios (SEI) para las prácticas cuenta con B-727.

Todo lo que tiene que ver con el mundo aeronáutico causa gran interés, por esa razón la misma AENA potencia el Museo Aeronáutico del Aeropuerto de Lanzarote alcanzando récord de visitantes en 2014. Desde su inauguración en 2005 ha recibido la visita de más de 31.000 personas de 46 nacionalidades diferentes, destacando las procedentes de Reino Unido y Alemania. A este museo acuden visitas de centros educativos y/o grupos de interés o bien de modo particular, convirtiéndose así en unas de las instalaciones más visitadas en Lanzarote.

Por eso, se solicita a AENA en esta Moción que antes de sacar a subasta cualquier lote de aviones abandonados (o material aeronáutico como motores, planos, etc.), muchas veces por cantidades irrisorias, estudie la posibilidad de cederlos a fundaciones, museos, escuelas o cualquier otra entidad sin fines de lucro, a los efectos de que puedan ser restauradas y acercar la historia de la aeronáutica española a los ciudadanos.

Procedimiento

Existe todo un procedimiento para identificar al propietario de una aeronave presuntamente abandonada; cumpliendo con la Ley de Navegación Aérea, se publican unos edictos en el Boletín Oficial del Estado (BOE) avisando al posible propietario y unos plazos antes de estimar la “presunción legal de abandono” en tres fechas distintas.

Todo esto de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 138 de la Ley 48/1960, de 21 de julio, sobre Navegación Aérea, el Ministerio de Fomento ha de publicar en el BOE edictos en tres fechas distintas antes de que se abra el procedimiento para declarar abandono. Esta Ley señala en su capítulo XVI lo siguiente en sus artículos 138 y 139.

De los accidentes, de la asistencia y salvamento y de los hallazgos

Art 138

Para facilitar al propietario el ejercicio de sus derechos, se le notificará el hallazgo, si fuese conocido, y, en todo caso, se publicarán edictos en el «Boletín Oficial del Estado» en tres fechas distintas durante los tres meses siguientes al día en que tuvo lugar. Transcurrido el plazo de un año desde la fecha del hallazgo, sin que concurra reclamación del propietario, se estimará la presunción legal de abandono.

Art 139

Si la aeronave o sus restos no pudieran conservarse, o hubieren transcurrido los plazos a que se refiere el artículo anterior, serán vendidos en pública subasta y su importe quedará en beneficio del Estado, deducidos los gastos y el premio, en su caso.

Por tanto, si los aparatos no se reclaman en un año desde el último aviso se estimará la presunción legal de abandono y, por tanto, AENA dependiendo del estado del avión podrá cederlo a otras compañías, reutilizarlo para pruebas y simulacros o, en el peor de los casos, desecharlos parcial o completamente.

El gestor aeroportuario AENA, hasta ahora, rechaza la posibilidad de ceder los aviones que están abandonados en los aeropuertos a fundaciones, museos o entidades sin ánimo de lucro que puedan restaurarlas y utilizarlas ya que estas aeronaves no son de su propiedad, por lo que antes de poder transmitirlas a terceros debería “ocuparlas pacíficamente” durante el tiempo que marca el Código Civil.

Esto parece totalmente razonable ya que AENA sólo cumple la norma legal al aplicar la Ley de Navegación Aérea, que obliga a notificar públicamente el hallazgo de los aviones para que los propietarios puedan ejercer sus derechos. AENA, tras declararse la presunción legal de abandono debería adquirir la condición de propietario mediante la usucapión o prescripción adquisitiva que, según el Código Civil en vigor. Esta ocupación pacífica de las aeronaves durante un determinado tiempo permitiría operar con ellas.

Solución alternativa al problema

Cabe la duda de que la mejor solución sea vender como chatarra, de manera indiscriminada, las aeronaves que hayan superado el largo e intrincado laberinto legal para que puedan ser consideradas abandonadas. Pensamos que muchas de ellas (las que tengan mayor interés histórico, técnico o cultural) podrían cederse a fundaciones, escuelas, museos o entidades sin fines de lucro que pudieran mostrarse interesados en ofrecer a los ciudadanos la posibilidad de ver de cerca los aviones y conocer más la historia aeronáutica española. Incluso AENA podría quedarse con alguna de esas naves para entrenamiento de bomberos, convertirlas en aulas o utilizarlas con fines ornamentales como ya hace.

En ocasiones anteriores, aviones fueron cedidos a una institución aeronáutica catalana, aunque aún está pendiente de traslado, ya que no es fácil mover un avión de un aeropuerto a otro, si no está en condiciones de volar. Antes se citó Córdoba, su ayuntamiento utiliza un viejo DC-7 como contenedor cultural. En Málaga se recuperó un Convair Metropolitan, asistiendo al acto de inauguración los tripulantes jubilados de esa aeronave. Hay además aviones o parte de ellos de las compañías Iberia y Aviaco en Málaga, Las Palmas de Gran Canaria (Museo Elder y Miller) y Madrid. Entre ellos, como antes dijimos, el DC-9 en que regresó del exilio el ex presidente de la Generalitat de Catalunya, Josep Tarradellas, que actualmente se encuentra en el Museo del Aire de Cuatro Vientos de Madrid.

Por todo lo anterior, la Comisión de Cultura del Senado insta al Gobierno a:

  • Que se comunique a través de la página web de AENA, en la sección de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) los datos básicos de aviones o partes de ellos que se presuman abandonados y que puedan ser susceptibles de cesión a entidades sin ánimo de lucro y para fines sociales y culturales. Se deberá avisar de la fecha estimada de comunicación de su enajenación en el BOE.

  • Se notifique por parte de AENA y con carácter anual a las Escuelas de Ingenieros Aeronáuticos de España y a los Colegios Oficiales de Ingenieros de los datos básicos de aviones o parte de ellos que se presuman abandonados a los efectos de cederlos en su caso.

Se modifique el artículo 139 de la Ley 48/1960, de 21 de julio, sobre Navegación Aérea con esta nueva redacción: “Si la aeronave, partes de la misma o restos no pudieran conservarse, o hubieren transcurrido los plazos a que se refiere el artículo anterior, serán cedidos en primer lugar a instituciones educativas, culturales o sin ánimo de lucro que los soliciten, antes de ser vendidos en pública subasta y su importe quedaría en beneficio del Estado, deducidos los gastos y el premio, en su caso.

Palacio del Senado (Madrid), 15 de febrero del 2015

Domingo F. Fuentes Curbelo

Senador Grupo Parlamentario Socialista

Comunidad Autónoma de Canarias

Deja un comentario