Toronto, CAN.- La Junta de Seguridad del Transporte de Canadá (TSB) publicó su informe de la investigación de 27 incursiones en la pista que se produjeron entre dos pistas paralelas muy espaciadas en el Aeropuerto Internacional de Toronto / Lester B. Pearson, Canadá, entre junio de 2012 y noviembre de 2017.

La investigación descubrió que todas las incursiones ocurrieron en la pista interna (24R), después de que las tripulaciones involucradas hubieran aterrizado en la pista externa (24L) y estuvieran rodando en una calle de rodaje de salida rápida entre las dos pistas. Varias características de las salidas rápidas en esta área, conocidas localmente como el “complejo sur”, son diferentes de casi todos los demás aeropuertos importantes de América del Norte. Las salidas conducen directamente a la pista paralela “interior”, las líneas de parada se ubican inmediatamente después de una curva de 65 grados y están más alejadas de la pista protegida de lo que comúnmente se ve en otros lugares. Estas características poco comunes significan que las líneas de espera no están donde los pilotos esperan verlas.

También se determinó que, aunque las tripulaciones de vuelo eran conscientes del mayor riesgo de incursiones en la pista en el área debido a que están designadas como “puntos calientes” en las cartas del aeropuerto, esa orientación no alertó a las aerolíneas para desarrollar estrategias específicas y mitigar el riesgo de incursion. En cambio, las tripulaciones siguieron sus procedimientos operativos estándar e iniciaron sus acciones posteriores al aterrizaje inmediatamente después de salir de la pista, desviando su atención de otras tareas más importantes, como la identificación de la línea de espera. La realización de estas tareas desviaba la atención de las tripulaciones en un momento en el que el tiempo para reconocer las barras de parada era limitado.

La TSB hizo cuatro recomendaciones para mejorar la seguridad de estas pistas. La primera es que NAV CANADA modificase su fraseología a fin de clarificar las transmisiones críticas . Las siguientes dos recomendaciones son para que Transport Canada y la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) trabajen con los operadores para modificar los procedimientos operativos estándar para que las tripulaciones solo comiencen las verificaciones post-aterrizaje después haya despejado todas las pistas activas. Finalmente, la Junta recomienda que la Autoridad de Aeropuertos del Gran Toronto realice cambios físicos en el trazado de la calle de rodaje en el complejo sur de Pearson International para abordar el riesgo de incursiones entre las pistas paralelas.

Pueden consultar el informe final aqui

AviaciónDigit@l

Deja un comentario