Sydney, AUS.- Un pasador de bloqueo no retirado después del mantenimiento significó que la tripulación de un Airbus A320 aterrizara en Sydney con las reversas desactivadas inadvertidamente. La investigación de la ATSB, encontró que un equipo de mantenimiento se había desviado de los procedimientos, probablemente debido a la presión operativa.

Antes del incidente del 20 de septiembre de 2018, la aeronave se había sometido a una verificación de mantenimiento de tres días en una instalación en Brisbane, Australia. Dos días después, los ingenieros identificaron que el actuador del estabilizador horizontal requería ser reemplazado, lo que aumentaba medio día de trabajo la programación. Para recuperar el tiempo perdido, el equipo se organizó para comenzar a trabajar a las 04:00 del día siguiente. Después, se adelantó la hora de salida de la aeronave y se dio instrucciones a los ingenieros para que completaran el mantenimiento al final del primer turno. Muchos de los ingenieros trabajaron durante el almuerzo para asegurarse de puder completar el mantenimiento a tiempo.

Mientras trabajaba bajo el horario comprimido, los ingenieros se desviaron de los procedimientos escritos, y el pin de bloqueo incorrecto se instaló y luego no se eliminó más tarde. Como resultado, la aeronave fue devuelta al servicio con el sistema de inversión de empuje desactivado inadvertidamente.

No hubo daños a la aeronave, o lesiones como resultado del incidente.

La ATSB afirma que el mensaje de seguridad de esta investigación es que las verificaciones funcionales son la última línea de defensa en el trabajo de mantenimiento. El incumplimiento de los procedimientos, como las verificaciones funcionales, puede dar lugar a consecuencias no deseadas. Además, es imperativo que los ingenieros de mantenimiento de aeronaves se sientan capacitados para detener un proceso cuando observan violaciones de procedimiento o prevén que es probable que ocurra un error.

Deja un comentario