La CIAIAC como de costumbre brindando al sol con Ryanair

0

Guadalajara, SP, 24 de julio de 2013.- De las majaderías oficiales más profundas de la desprestigiada Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil española, el tratamiento mediático que están haciendo sobre la compañía irlandesa, no hace sino confirmar los peores temores sobre su falta de excelencia, y hacernos concluir que efectivamente estamos ante una Comisión "lowcost", lo que no es baladí cuando se habla de SAFETY. Decir en el IF-010/2010 que "teme que la política de combustible de Ryanair se convierta en una práctica habitual en el sector", es lo mismo que no decir nada. Nada factual, nada técnico, nada más que un puñetero brindis al sol, en 70 páginas que tiene dicho Informe Final sobre el INCIDENTE del B737-800 EI-DXY. Pero de un análisis pormenorizado, se puede llegar a la conclusión de que la "cadena de errores" tuvo su origen relevante en, por ejemplo, una información METEO bastante imprecisa de AENA, y que el comandante decidió lo más conveniente para garantizar la seguridad de los pasajeros, así como los ATCs de TWR y APP, de Alicante y Valencia actuaron con una perfecta profesionalidad tambien.

La tripulación declaró URGENCIA/PAN-PAN, y finalmente MAYDAY MAYDAY MAYDAY, es decir emergencia a las 18:38 finalmente. En el ANEXO D del Informe, referido a "Comunicaciones ATC" podemos ver toda la secuencia de este incidente que dura desde las 17:45LT, hasta las 18:43LT en la que la aeronave aterriza sin novedad.

En la transcripción de los controladores vemos que la confusión mediática, que reproduce por ejemplo EP en su nota, estribaba entre la declaración de urgencia/PAN-PAN y la de emergencia MAYDAY, MAYDAY, MAYDAY. En cualquier caso, lo que se deduce de las comunicaciones es que se produce un error de interpretación en la declaración del RYR en principio, aunque finalmente declarara la emergencia. Y tambien se deduce, que la actuación y las medidas ante una posible emergencia, desde el principio, por parte de VLC APP se hacen entonces por encima de lo declarado en principio por el comandante del RYR, que nunca está de más, en aviación.

Lo que si es relevante es que el Informe indica expresamente que Ryanair cumplía con las mínimas reservas legales de combustible. Vamos que va con lo justo, pero con lo legal. Las apreciaciones que hace al respecto el Informe no son ni más ni menos que un brindis al sol. Pero sin recomendaciones basadas en datos técnicos, hay poca efectividad, real. De ahí dos cosas importantes en la respuesta de O´Leary.
1º.- Reconoce que la máxima autoridad sobre las decisiones respecto a la carga de combustible recae en el comandante.
2º.-El cumplimiento de los aviones de Ryanair, de los requisitos mínimos de combustible, sobre la base de una reserva que se establece antes de la salida.
Ryanair ya demostró que cuando se trata de una cuestión de safety no hace marketing alguno. O´Leary se pone serio. Y tan serio se pone, que el máximo responsable de la compañía indicó sobre el Informe de la CIAIAC que tenía una "falta de veracidad" y que se quejará formalmente ante la EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea), por la "inexactitud" de dicho Informe. En esto O´Leary no da palos de ciego. Y aquí da en la diana de la tan manida falta de calidad de los informes de este organismo tan falto de autoridad. La falta de calidad de sus informes ha sido memorable durante años. Practicamente en un par de folios despachaban por ejemplo algunos de los accidentes de helicópteros en España. Ni que decir tiene de la opinón de los graves accidentes, como el Informe Final del JK5022, en el que no se llega a ninguna de las conclusiones que luego se denuncian en el Documental "Una cadena de errores". Recuerdan la frase de "un Informe cerrado en falso", "ocultando datos, tergiversándolos, etc…"
Decir que la política de una empresa "se convierta en una práctica habitual" es, repetimos, no decir nada tecnicamente hablando. Es decir algo para la opinión pública que nunca llegará a leerse completamente el Informe Técnico. O se cumple o no se cumple la normativa. Lo demás es especular cuasi periodisticamente sobre unos hechos que en origen, como elemento causal de gran relevancia es la información meteorológica, imprecisa, inexacta que proporcionó AENA a este vuelo. REC18/13. Pero todas las demás Recomendaciones, única y exclusivamente se dirigen a la compañía REC19/13-21/13, sobre el idioma de las tripulaciones o el Manual de Operaciones de la compañía. La apoteósis final de Informe, llega con dos recomendaciones nada menos que a OACI. Las 22/13 y 23/13, sobre la fraseología aeronáutica del PAN PAN y MAYDAY nada menos. Todo un alarde, de…

Deja un comentario