La demanda de viajes aéreos es peor de lo esperado

0

Atalayar / Alejandro Dorado.- La publicación por parte de S&P Global de un nuevo informe hace que las malas noticias sobre el sector aéreo sean desalentadoras. Los resultados del segundo trimestre muestran que la industria de las aerolíneas está peor de lo que pensábamos. S&P Global espera que la demanda de viajes aéreos baje un 60-70% este año comparado con el año pasado. Esto reduce aun más la previsión anterior de S&P de que la demanda de este año baje un 50-55%, en comparación con 2019.

Mientras tanto, se espera que la demanda en 2021 sea de un 30-40% en comparación con 2019. Desde S&P no se espera que la demanda se recupere hasta el 2024, coincidiendo con el pronóstico de la IATA.

La demanda internacional, se derrumbó en abril y mayo, y llegó a mejorar ligeramente en junio (-87%, en comparación con 2019). Según dice S&P, las cambiantes restricciones en los viajes tienen la culpa. Además la demanda corporativa se ha evaporado casi por completo, sin tener ninguna recuperación a la vista. Sin embargo, la demanda de ocio está mostrando signos de vida, ya que la gente toma sus vacaciones de verano y visita a sus amigos y familiares.

Recuperación en la demanda nacional

Por otro lado, la demanda nacional está mejorando, aún así ha bajado casi un 70% en junio. El rendimiento de los puestos de control de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) en los EE.UU. ha ido aumentando en el verano, impulsado por los viajes de ocio nacionales. Aunque el rendimiento ha superado los 700.000 pasajeros diarios últimamente, sigue siendo una cuarta parte de lo que era. Por ejemplo, el rendimiento en un día de agosto del año pasado podía superar los 2,5 millones de pasajeros diarios.

Las ayudas prestadas por los gobiernos han ayudado a las aerolíneas a sobrevivir como es el caso de las asiáticas o las africanas, señala S&P. Excepto en América Latina, donde desde los gobiernos no han abierto las chequeras. Las aerolíneas tampoco han desembolsado tanto dinero en reembolsos de billetes como se tenía previsto en un principio. La industria también se está adaptado bien a un futuro cercano que se espera mucho más pequeño.

¿Y cómo ve este futuro a corto plazo S&P?

Comparado con los niveles de 2019, se espera que la demanda baje entre un 15% y un 20% en 2022 y de un 10% a un 15% en 2023. La recuperación mundial podría ser desigual, y estará dictada por la pandemia y la disponibilidad de vacunas o terapias eficaces.

Deja un comentario