Inicio Aviación Comercial La regla de dos…o la regla de la desconfianza.

La regla de dos…o la regla de la desconfianza.

0

Buenos Aires, ARG, 2 de abril de 2015.- “La dirección de Iberia se ha dirigido a los tripulantes de la compañía para recordarles que en cabina siempre deben permanecer dos personas, independientemente de las incidencias durante el vuelo. Lo que en muchas aerolíneas es una simple recomendación, en la española es un mandato expreso recogido en su régimen de seguridad. Y la obligatoriedad viene de lejos: desde que las autoridades de seguridad aérea ordenaron que la puerta de acceso a la cabina de pilotos fuera blindada, a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York” Cinco Días 1/4/15)

Cuando aun está en sus inicios la investigación del accidente del avión de GERMANWINGS, ya las líneas aéreas y las autoridades aeronáuticas han comenzado a tomar “medidas de prevención” para evitar que un piloto se encierre en su “cockpit” para estrellar o desviar o simplemente la aeronave a su cargo o comando debido a sus sicosis, paranoia o lo que sea.

Con ese criterio, primitivo en mi opinión, no creo que se navegue por el buen rumbo, porque de ese modo generaremos un clima de desconfianza no sólo en el propio “cockpit”, sino en el mundo del transporte aéreo ya que todos subiremos a un avión pensando que puede haber un “loco” entre los pilotos y si así fuere no cabe duda que ese tal “loco” se las ingeniará para cumplir su objetivo.

En estos momentos seguidos a un accidente, que reitero los habrá siempre mientras la vida sea imperfecta y finita, es cuando parecería que se pierde la calma y los disparates se convierten en salvadoras soluciones ello también porque se cede a los irrefrenables impulsos de la prensa que por obra y gracia de una desgracia convierte a muchos periodistas en expertos ya no en aeronáutica sino en accidentes de aviación.

En la propia IBERIA para vuelos de largo recorrido se ha convenido con SEPLA, que se realicen con solo dos pilotos con la finalidad de reducir costos, lo que desde ya no afecta la “safety” del vuelo. Ahora bien si esos pilotos no pueden salir del “cockpit” se los deberá proveer de papagayos (Botella de forma especial que se usa para recoger la orina del hombre que guarda cama), chatas (Bacín plano, con borde entrante y mango hueco, por donde se vacía. Se usa como orinal de cama para los enfermos que no pueden incorporarse) según definiciones de la RAE o pañales ya que en un vuelo de 6, 7 o 10 horas es algo natural y normal tener que concurrir a un baño además de potentes desodorantes de ambiente. Los pilotos no son hombres sobrenaturales. Es como si uno pensara que los médicos no se enferman ni se mueren…

Algunos podrían argüir que los PCP podría eventualmente suplir la ausencia por razones fisiológicas de uno de los dos pilotos, pero en ese caso ese personal auxiliar debería estar entrenado para poder tomar una decisión en el caso que el piloto circunstancialmente a cargo quisiera estrellar la aeronave.

Vale la pena traer a cuento que el más experimentado de los pilotos puede cometer errores que pueden ser fatales y personalmente conozco un caso de un excelente piloto que luego de cometido un error que pudo haber hecho estrella la aeronave a su cargo contra un edificio, se retiró virtualmente en la única escala de ese vuelo de largo recorrido. En ese vuelo el eventual accidente lo evitó un tripulante que por casualidad viajaba como “extra”. Este hecho podría haber dado lugar a que en todo vuelo haya como mínimo un tripulante “extra”…

En prevención de esos casos se debería tomar la decisión que en cada vuelo además de la tripulación se agregue un inspector o instructor y luego tendría que venir el inspector del inspector o el instructor del instructor y así hasta agotar la capacidad comercial de transporte del avión…

Cuenta el Dr. Facundo Manes que el cerebro aprende por motivación, inspiración y ejemplo y en todo oficio y profesión lo que se debe intentar es precisamente el aprendizaje permanente. La motivación se logra generando confianza, el ejemplo es lo que nos sirve para advertir nuestras limitaciones y la inspiración es esa capacidad que nos ayuda a generar soluciones creativas ante las dificultadles, sabiendo de antemano que no todas se pueden resolver bien.

Con estas ideas que en el fondo son de vigilancia mutua solo se siembra desconfianza especialmente en una tarea tan de equipo como es la de ser responsable del vuelo en el que pueden ir hasta centenas de personas que también deben tener la mas plena confianza en el personal aeronáutico responsable del vuelo.

En ese sentido quien nos dio una lección fue un comandante de la misma “GERMANWINGS” que hizo el mismo vuelo accidentado cuando saludo a cada pasajero y con lenguaje sencillo les dijo que el también quería llegar a su casa para cenar con su familia. Esa actitud vale más que dos personas que deberán hacer un vuelo corto o largo vigilándose y desconfiandose mutuamente, en esos casos ¿donde está la buena fe?

El mundo en que vivimos parecería que se va acomodando cada vez más a la desconfianza, la buena fe parece cosa del pasado, y la verdad sea dicha si menoscabamos los valores, renunciamos a conductas éticas y creemos en esta modernidad líquida que nos va inundando de escepticismo y desesperanza que garantía nos puede dar esta “…absurda regla de dos…”.

De paso habría que ver si el cockpit blindado no tendría que ser revisado porque no creo que esa puerta blindada pueda ser obstáculo para un terrorista o fundamentalista.

Es sabido si el fanatismo o el fundamentalismo o cualquier persona quiere usar una aeronave para un hecho ilícito, cualquiera sea su gravedad podrá hacerlo y quizás el blindaje del cockpit lo incite para ser más violento.

En fin, en definitiva y lo reiteraré cuantas veces sea necesario de lo que se trata es de asumir nuestra falibilidad y allí encontraremos muchas explicaciones de porque ocurren ciertas cosas…con esto no descreo de la prevención, pero esta debe hacerse en serio y para ello es esencial la educación.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies