29.1 C
Madrid
junio, miércoles 29, 2022

Lufthansa estudia despedir a 3500 trabajadores

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

21 de febrero de 2013. La mayor compañía aérea alemana, Lufthansa, estudia suprimir 3.500 puestos de trabajo, 2.500 en suelo alemán, tras haber ganado 990 millones de euros en el ejercicio 2012.

No obstante, Lufthansa logró estos beneficios gracias a la venta de activos, acción con la que revertió la pérdida de 13 millones de euros del año anterior. Asimismo, el negocio operativo transcurrió peor que en 2011. Mientras que el volumen de negocio aumentó un 5%, hasta los 30.100 millones de euros, el beneficio operativo se redujo un 36%, hasta los 524 millones de euros.


La intención de la aerolínea que preside Christoph Franz es aumentar en 500 millones de euros sus beneficios. De momento, la compañía ha anunciado el cierre de dos centros de administración y servicios en Colonia y Hamburgo y la supresión del reparto de dividendos entre sus accionistas.

El plan de ahorro, llamado 'Score', afectara a 700 empleos con el cierre de sendos centros antes de 2017. Colonia podría ser la mayor afectada, si la central de la filial regional de Lufthansa CityLine se traslada a Múnich.


Competencia

"No obstante, sólo ahorrar no es suficiente", declaró el experto de aviación del Commerzbank Frank Skodzik. "Una parte de la competencia juega con otras reglas. Lufthansa necesita una mayor protección por parte de la política, como por ejemplo, a través de la limitación del derecho a aterrizar y despegar en Europa de las empresas del golfo Pérsico", agregó.

Para Skodzik, Christoph Franz va por el buen camino para hacer frente a los tiempos actuales. "Franz demostró con su filial suiza cómo se puede dar la vuelta a una empresa. Las medidas anunciadas son dolorosas, pero absolutamente necesarias", señaló.

A pesar del programa de ahorro, la compañía quiere seguir modernizando su flota. Lufthansa ha encargado recientemente a Airbus ocho aviones de larga distancia y 100 de corto y medio recorrido por unos 9.000 millones de euros. Los pedidos serán entregados entre 2015 y 2025.

En total, Lufthansa espera ahora hasta finales de 2025 la entrega de 239 aparatos por un precio total de 23.000 millones de euros, que el grupo prevé pagar en parte con empréstitos.

Con vistas a estas inversiones, el grupo decidió guardar "todos los beneficios" de 2012 y no repartir dividendos, indicó en un comunicado.

"Es totalmente correcto no pagar dividendos cuando se está llevando a cabo el cierre de centrales y despidiendo a trabajadores", comentó Nicoley Baublies, jefe del sindicato del personal de cabina Ufo.

"En realidad, el año pasado tampoco habrían debido repartir dividendos entre los accionistas", agregó por su parte el miembro de la junta directiva del sindicato Verdi Christine Behle.
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies