spot_img
spot_img
7.9 C
Madrid
febrero, domingo 25, 2024

Nace la «coalición de cazas» para Ucrania coincidiendo con la victoria rusa en Bajmut

Desde Hiroshima, Biden ha dado el visto bueno al envío de cazas F-16 a Ucrania aunque estos no se emplearán "contra objetivos dentro del territorio de Rusia"

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz/Aviación Digital, Sp.- El suministro de cazas a Ucrania es ya una realidad y con esto la guerra de Ucrania entra en una nueva etapa. Desde Hiroshima, los líderes del Grupo de los Siete daban, tras meses de negativas, el sí al envío de cazas a Ucrania aunque estos tal y como ha advertido el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no se utilizarán «contra objetivos dentro del territorio de Rusia».

La entrega no es inmediata ya que hacen falta meses para que este suministro se pueda realizar con eficacia, lo que vaticina que la guerra pueda alargarse todavía más. Se necesitan meses de entrenamiento y de adiestramiento para que los pilotos ucranianos puedan ponerse al frente de los mandos de los F-16 por lo que Estados Unidos ya ha anunciado que suministrará su ayuda en este entrenamiento. Tanto es así que un alto funcionario del Gobierno de Estados Unidos señaló a EFE que «el entrenamiento de los pilotos ucranianos se producirá fuera de Ucrania y en diferentes puntos de Europa».

Este giro se produce tan solo cuatro meses después de que Biden declarase que el envío de los F-16 no se iba a producir. Sin embargo, las insistencias del Ejecutivo de Ucrania durante estos últimos meses han acabado teniendo los resultados esperados para la celebración del presidente ucraniano, Volodomir Zelensky.

Así, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, afirmó desde la emblemática ciudad japonesa que «mientras el entrenamiento se desarrolla en los próximos meses, trabajaremos con nuestros aliados para determinar cuándo serán entregados los aviones, quiénes los entregarán y cuántos».

De hecho la entrega de cazas se produce en un nuevo paquete de ayuda militar valorado en 375 millones de euros. Además del envío de estas aeronaves, la nueva entrega de ayuda militar incluirá más sistemas de antimisiles HIMARS, armas antitanques, vehículos blindados medicalizados, camiones y remolques para transportar material pesado.

Ante el anuncio del envío de cazas F-16 a Ucrania, Rusia ha vuelto a amenazar a Occidente señalando que «la entrega de los F-16 a Ucrania supone un riesgo colosal». Sin embargo, en una rueda de prensa del G7, Biden ha respondido a esta intimidación sentenciando que el riesgo «lo es. Para ellos» (refiriéndose a Rusia).

Aunque los F-16 no representan ni mucho menos el modelo más avanzado de los cazas diseñados por Estados Unidos a pesar de que estos han sabido perdurar durante 40 años debido a sus notorias capacidades, sí que disponen de una capacidad superior que los Mig-29 y Su-27, actualmente empleados por Ucrania y que estarían desempeñando las mismas funciones que van a realizar los F-16 en el conflicto ucraniano.

Bajmut y Hiroshima

Coincidiendo con la celebración de la cumbre, el grupo mercenario Wagner anunció haber tomado de forma efectiva la ciudad de Bajmut después de haberse librado en esta ciudad una de las batallas más sangrientas de la guerra. Tanto Ucrania como Rusia han perdido miles de soldados en este campo de batalla y el grupo Wagner asegura que ya no queda ni un «solo soldado ucraniano».

Sin embargo, Zelensky afirma que Bajmut no está ocupada por Rusia, aunque sus declaraciones han sido ambiguas, tratando de restarle importancia estratégica a la propia ciudad. Ha sido precisamente en Hiroshima donde el líder ucraniano ha tratado de desmentir las declaraciones que confirman la victoria rusa aunque ha recalcado, ante la pregunta de un periodista, que en Bajmut «no hay nada. Han destruido todos los edificios. Por ahora, Bajmut solo existe en nuestros corazones. No hay nada. Bueno, muchos soldados rusos muertos, pero ellos vinieron a por nosotros».

De esta forma, Zelensky llegó a comparar la destrucción de Hiroshima – tras el bombardeo atómico lanzado por Estados Unidos en la ciudad – con la propia localidad de Bajmut.

«Las fotos de Hiroshima me recuerdan a Bajmut. No hay absolutamente nada vivo. Todos los edificios están destruidos”, afirmó el presidente.«Es una destrucción total absoluta. No hay nada. No hay gente».

Antes de la guerra, Bajmut tenía una población de 73.212 habitantes. Ahora las imágenes que llegan de la ciudad muestran tan solo edificios convertidos en escombros y calles reducidas a la nada. En este sentido, Zelensky indicó que la reconstrucción de la ciudad japonesa le ha servido como inspiración para reconstruir los pueblos y las ciudades de Ucrania que han quedado destruidas tras la invasión.

«Ahora Hiroshima está reconstruida», señaló. «Soñamos con reconstruir todas nuestras ciudades que ahora están en ruinas y todos los pueblos donde no queda ni una sola casa tras los ataques rusos».

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos