Adis Abeba, ETI.- Un avión Boeing 737 de la aerolínea Ethiopian Airlines se estrelló este domingo poco después de despegar de Adís Abeba, Etiopía, con rumbo a Nairobi, Kenia.

La aerolínea confirmó en un comunicado que ninguno de los 149 pasajeros y ocho tripulantes ha sobrevivido al accidente.

“Nos sentimos muy tristes y expresamos nuestras más profundas condolencias a las familias de las víctimas”, dijo el consejero delegado de la compañía, Tewolde GebreMariam.

Entre las víctimas mortales, de más de 30 nacionalidades, el portavoz confirmó que había 32 keniatas, 18 canadienses, 9 etíopes, 8 estadounidenses, 8 italianos, 8 chinos, 7 británicos, 7 franceses y 2 españoles, entre otros, además de cuatro personas con pasaporte de Naciones Unidas.

Por el momento, se desconocen las causas del accidente se señalaba por parte del compañía aérea en un Boletín, del que emitió 5 a lo largo del día de ayer, en cumplimiento de lo protocolizado internacionalmente al respecto, en el último de los cuales indicaba que todos los familiares de las personas fallecidas ya habían sido directamente informados por la compañía.

El Boeing 737 MAX-8 accidentado, que adquirido por la compañía el año pasadohabía volado este mismo domingo desde Sudáfrica de regreso a Etiopía y había superado “una rigurosa revisión” de mantenimiento el pasado 4 de febrero.

Otro avión del mismo modelo sufrió otro gran accidente hace cinco meses, cuando un vuelo de la compañía Lion Air se estrelló frente a la costa de Indonesia provocando la muerte de sus 189 pasajeros.

El avión accidentado despegó del aeropuerto internacional de Adís Abeba a las 08.38 hora local de este domingo. Sólo seis minutos después de salir de la capital etíope, desapareció del radar.

El consejero delegado de la compañía reveló que el piloto había avisado a la torre de control de que estaba teniendo “dificultades”. Se le concedió autorización para regresar al aeropuerto de la capital instantes antes de que se perdiera la señal. El siguiente piloto en secuencia de despegue señalaba, en un audio al que ha tenido acceso AD, señalaba que el despegue fue normal pero poco después declararon emergencia. Que declaró el piloto que tenía un problema de unreliable speed (error de indicación de la velocidad) y que no podía controlar el avión. Mostrándose realmente apenado.

La aeronave se estrelló en la zona de Hejeri, cerca de la localidad de Bishoftu, situada a unos 42 kilómetros al sudeste de Adís Abeba y sede de la mayor base de la Fuerza Aérea de Etiopía.

Según testigos del accidente, “la explosión y el fuego eran tan fuertes que no nos podíamos ni acercar”, indicó. “Todo está quemado. Hay cuatro helicópteros en el lugar”, dijo en aquel momento.

Equipos de emergencia, representantes del gobierno y de la compañía aérea, se desplazaron al lugar del impacto, que provocó un enorme crater en el terreno.

El vuelo tenía previsto finalizar en el aeropuerto internacional de Nairobi, Kenia, a las 10.25 hora local, donde la ONU inaugurará este lunes la cuarta Asamblea de Medioambiente, con la presencia de miles de representantes de más de 190 países.

“Un equipo técnico de Boeing está preparado para dar asistencia técnica si se la solicita y bajo la dirección de la Junta Nacional de Seguridad de Transporte de EE.UU.”, anunció por su parte la empresa aeronáutica estadounidense que fabricó la aeronave siniestrada.

El avión 737 MAX-8 es relativamente nuevo, tras haber sido lanzado al mercado de la aviación comercial en 2016.

Otro avión del mismo modelo estuvo involucrado en un accidente hace cinco meses, cuando un vuelo de Lion Air se estrelló contra el mar cerca de Indonesia y murieron sus 189 pasajeros.

La aerolínea etíope cuanta con una buena reputación en seguridad, aunque en 2010 una de sus aeronaves se estrelló en el Mediterráneo poco después de despegar de Beirut, Líbano. En aquel incidente murieron las 90 personas que viajaban a bordo.

El peor desastre hasta ahora, sin embargo, ocurrió en noviembre de 1996, en un accidente que se produjo durante el secuestro de un vuelo entre Adís Abeba y Nairobi.

Una de las turbinas del avión se apagó por falta de combustible y aunque los pilotos intentaron un aterrizaje de emergencia, se estrellaron contra un arrecife en el Océano Índico. Murieron 123 de las 175 personas que viajaban a bordo.

La Autoridad de Aviación Civil de China (CAAC) dejaba en tierra a última hora de ayer la flota Boeing B737 de la serie MAX del país, al detectarse “similitudes” entre este trágico suceso y el sucedido con otra unidad de Lion Air. El documento al que AD tuvo acceso lo señalaba así

ETHIOPIAN AIRLINES INMOVILIZA SU FLOTA DE BOEING 737 MAX 8

Por su parte, Ethiopian Airlines ha anunciado en su Boletín 5 de ayer, que, tras el “trágico accidente”, ha optado por “dejar en tierra toda la flota” de Boeing 737 MAX 8 con efecto a partir de ayer, día 10 de marzo, “hasta nuevo aviso”. La compañía disponía, contando el ayer siniestrado, con 5 unidades de la serie MAX.

Boeing pospone el lanzamiento del avión 777X

Boeing, la compañía aeroespacial más grande del mundo, ha anunciado que pospondrá el lanzamiento del avión 777X de fuselaje ancho tras el accidente que sufrió este domingo la aeronave de Ethiopian Airlines, que dejó 157 muertos.

El evento estaba programado para el 13 de marzo en Seattle (EE.UU.), pero por ahora los esfuerzos de la compañía se centrarán en apoyar a la aerolínea afectada. “Buscaremos una oportunidad para celebrar el nuevo avión con el mundo en un futuro cercano”, señaló la empresa.


1 Comentario

  1. Esperamos que Boeing ,NTSB y los organismos investigadores de accidentes de los países involucrados encuentren la razón y motivos de estos accidentes y evitemos las descalificaciones sin evidencias demostrables y contrastables ,que producen mucho morbo y ruido mediatico, pero no aportan nada a una aviación mas segura y confiable.
    La investigación de accidentes busca exclusivamente las causas técnicas y operativas, que pueden haberlos provocado, para evitar su repetición y nunca determinan responsabilidades penales que corresponden al ordenamiento jurídico del pais donde suceden aunque algunos no sepan distinguir este principio.

Deja un comentario