OBITUARIO: Diego Tinedo Menbrives

Diego daba una de esas pasadas precisas de fumigador, en las que el orto, el reflejo del agua y el aviador se funden en uno

0

Vejer de la Frontera, SP.- Mis comienzos en la aviación fueron en los trabajos aéreos. Nunca olvido esos orígenes, ni quiero. Agradecido siempre por la sabiduría que me transmitieron muchos de mis compañeros y el concepto puro de lo que es volar. Aunque la realidad es que van quedando pocos aviadores de los de antes. Uno de ellos nos dejó esta mañana en Andalucía, la tierra que tanto amaba, el Aviador Diego Tinedo Membrives.

En una finca de arrozal, en Los Derramaderos de Barbate, Diego daba una de esas pasadas precisas de fumigador, en las que el orto, el reflejo del agua y el aviador se funden en uno.  La mala fortuna, hizo que coincidiera con una cigüeña lo que provocó la pérdida de control de su amada Brave.

Diego, casado y con dos hijas, era un gran profesional que acumulaba más de 9.000 horas entre trabajos de fumigación y campañas de extinción de incendios, realizadas principalmente por tierras andaluzas. Trabajó en diversas compañías empezando por Tratamientos Aéreos Lillo, Trabajos Aéreos Espejo y en esta última campaña 2016/2017 con Martínez Ridao. Todo aquel que tuvo en suerte conocerle le definía como una gran persona y un excelente profesional.

Hasta siempre compañero

Eduardo Gavilán/Aviaciondigit@l

Aeronave accidentada: EC-EHB. Piper PA-36-375.

Deja un comentario