20.6 C
Madrid
julio, lunes 15, 2024

Pilotos europeos denuncian la existencia de falsos contratos de autónomo en el arrendamiento de aeronaves con tripulación

Varios proveedores juegan con la legalidad para ahorrarse la cuota de la seguridad social de sus trabajadores, entre otros

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp. – Un estudio realizado por la Asociación Europea de Pilotos (ECA) sobre aeronaves arrendadas con tripulación ha encontrado señales inquietantes de potenciales violaciones de las leyes laborales.

Desde principios de verano, la ECA ha examinado a fondo las actividades de más de 100 aeronaves arrendadas con tripulación en Europa, recopilando testimonios, contratos y datos de pilotos y asociaciones de pilotos. Los resultados son alarmantes y se presentarán a las autoridades laborales y de aviación nacionales y a la Autoridad Laboral Europea de Bratislava para que realicen una investigación exhaustiva.

Qué es el wet lease

En un contrato de arrendamiento con tripulación, el arrendador incluye el mantenimiento, el seguro y al menos un miembro de la tripulación con la aeronave que proporciona. El arrendatario recibe este paquete y paga al arrendador por el número de horas o el número de vuelos que opera la aeronave. El arrendatario también es responsable de pagar el combustible y otros gastos, incluidas las tasas e impuestos aeroportuarios.

La duración de un wet lease puede oscilar entre un par de meses y más de un año. Todo depende de la naturaleza del acuerdo de arrendamiento, incluido el tiempo que el arrendatario necesite la aeronave o el número de vuelos que tenga previsto realizar. En cualquier caso, el arrendatario obtiene derechos exclusivos para utilizar la aeronave durante ese periodo, y la aeronave utiliza el número de vuelo del arrendador a efectos legales durante todo ese tiempo.

El arrendamiento con tripulación (wet lease), también conocido como arrendamiento ACMI (aeronaves, tripulación, mantenimiento y seguro), se ha convertido en una práctica habitual del sector en la que las aerolíneas arriendan a otras compañías aviones y las tripulaciones que los acompañan. Aunque esta práctica es legal, los comentarios de los pasajeros indican insatisfacción con la experiencia de volar en aviones viejos y la falta de control sobre su elección de compañía aérea. Pero cada vez preocupa más la posibilidad de que se produzcan violaciones de la legislación laboral en el marco del arrendamiento con tripulación.

«Si observamos el mapa de Europa y el arrendamiento con tripulación, podemos observar pautas y semejanzas claras. El perfil del proveedor ‘típico de ACMI’ sigue siendo bastante consistente: una pequeña aerolínea registrada en un país de Europa del Este, que emplea a miembros de la tripulación con contratos precarios de autoempleo. Sin embargo, bajo la superficie de la legalidad, descubrimos acuerdos dudosos y ambiguos. En nuestra opinión, merecen una investigación a fondo por parte de las autoridades competentes», afirma el Presidente de la CEPA, Otjan de Bruijn.

Falsos autónomos

Un análisis exhaustivo de las operaciones de wet-lease en Europa durante el verano revela una práctica prevalente entre la mayoría de los proveedores de wet-lease: la contratación de pilotos y tripulantes de cabina con contratos de autónomo para reducir los costes laborales y evitar pagar las cotizaciones a la seguridad social de su personal. Es importante señalar que este tipo de contrato de los pilotos ha sido calificado con frecuencia de falso, existiendo numerosas pruebas que demuestran que la contratación de tripulantes autónomos no se ajusta a la legislación laboral.

Además, un estudio realizado por el Subgrupo de expertos de la UE en asuntos sociales relacionados con el personal de vuelo en 2023 concluyó que los pilotos que operan sistemáticamente fuera de su base de origen deben considerarse trabajadores desplazados. Sin embargo, es preocupante que menos de un tercio de los Estados miembros apliquen actualmente las normas sobre desplazamiento de tripulaciones aéreas debido a diversos obstáculos. Estos obstáculos incluyen la falta de concienciación sobre el número de tripulaciones aéreas extranjeras que operan desde sus respectivos países, las dificultades prácticas para verificar la documentación de las tripulaciones aéreas y la falta de colaboración entre los Estados miembros.

Además, una parte significativa de la tripulación aérea se contrata a través de intermediarios de terceros países que no están registrados como empresas de trabajo temporal en ningún país de la UE. Estas circunstancias implican potencialmente prácticas ilegales de cesión de trabajadores y pueden constituir infracciones en los países de acogida.

Una investigación más profunda puede revelar abusos de los derechos legales mínimos de la tripulación aérea en relación con las normas del Estado miembro de acogida sobre periodos de descanso, vacaciones anuales, dietas o reembolsos, etc.

«Queremos instar a las compañías aéreas que recurren al arrendamiento con tripulación a que tengan mucho cuidado con los proveedores que contratan. Deberían prestar especial atención a las condiciones laborales de la tripulación arrendada con tripulación, ya que cualquier incumplimiento podría repercutir también en ellas como aerolíneas», afirma Ignacio Plaza, Vicesecretario General de la CEPA. «Instamos a las autoridades laborales de los Estados miembros a que lleven a cabo investigaciones en sus respectivos aeropuertos para comprobar el cumplimiento de la legislación social y laboral. Además, animamos a la Autoridad Laboral Europea a coordinar dichas inspecciones entre los Estados miembros.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos