16 C
Madrid
septiembre, lunes 20, 2021

“Por un puñado de fabes,…” Capítulo 3.

Nuestros monogáficos

- Publicidad -spot_img

En agosto de 2010, hace ya casi un año, Aviación Digital se hacía eco de la extraña situación que se daba en el Aeropuerto de Asturias en relación a la adjudicación de su principal espacio demanial destinado a la restauración. Al principio como amenaza, poco más tarde fue un hecho: ARGA S.L., la empresa local que venía prestando sus servicios en el aeródromo del Principado durante 15 años, era desplazada en favor de la multinacional catalana AREAS.

El departamento encabezado por Mariano Sanz Pech tomaba así una decisión que supondría para AENA renunciar a 1.200.000 EUR en un momento en que su déficit rondaba los 13.000 millones de euros. Pues ese era el montante en que la oferta de ARGA S.L. superaba a AREAS. Pues bien, ¿qué ha pasado después de un año?

Aspecto del espacio de restauración en tiempos de ARGA S.L.


Lo que tenía que pasar, ni más, ni menos. Ya no hay pote ni fabada. Las decenas de pinchos de diferentes tipos que copaban las interminables vitrinas del antiguo bar han desaparecido. Ya no es posible pedir un bocadillo de lomo y queso, de esos que antes elaboraban sobre la marcha y cruzaban la pequeña ventana que comunicaba la barra con la cocina aún humeantes. No hay zumos naturales recién exprimidos ni tortilla francesa para los más pequeños. El menú del día es ahora un concepto olvidado, no hay salón desde el que contemplar el trasiego de la plataforma disfrutando de exquisita comida casera. AENA optó por la modernización, por el modelo de negocio actual basado en comida de plástico a precio de oro.

Aspecto actual bajo la propiedad de AREAS


Ahora tenemos comida de aeropuerto a precio de aeropuerto. Bocadillos prefabricados y minúsculos con ingredientes insípidos envueltos en papel de plástico. ¿Precios?

Jamón asado ….. 4,30 EUR
Pollo ………………. 4,25 EUR
Atún ………………. 3,90 EUR
Lomo ……………… 4,25 EUR
Ternera …………. 4,80 EUR

Lo mejor, sin duda, son sus opciones "gourmet". Servidos en un pequeño plato desechable cubierto por film, encontraremos salpicón de marisco por 6,25 EUR o un suculento pulpo a la vinagreta de aspecto plastificado por, !atención!, 10,70 EUR

¿Las bebidas? Coca cola, fanta de naranja y similares, tienen un precio de 2,65 EUR.

Se trata de un auto-servicio en el que tú coges la comida y los dependientes te cobran en caja. Hecho que habrá sido de vital importancia para la supresión de personal, ya que si bien antes contabas siete u ocho personas trabajando entre camareros y cocineros, ahora son dos los empleados responsables de la atención al cliente.

La conclusión es que a la escandalosamente endeudada AENA no le importa el dinero hasta el punto de anteponer criterios parciales y subjetivos a la hora de adjudicar concesiones. Criterios que le han supuesto dejar de ingresar aproximadamente 1,200.000 EUR en el Aeropuerto de Asturias. Pero lo que aún le importa menos es la calidad-precio del servicio que ofrece a sus usuarios.

Si piensa coger un avión y comer en el aeropuerto, ya sabe, su mejor opción es llevarse un buen bocadillo desde su casa. Será más barato y por descontado de mayor calidad.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies