Una carta a Pastor de los familiares de la tripulación de Swiftair de nuevo apunta incumplimientos de la CIAIAC

0

Madrid, SP, 25 de mayo de 2016.- Hace pocos días un sindicato tenía que enmendar la plana a la cuestionada CIAIAC pues “olvida” en algunos informes emitir Recomendaciones de Seguridad nada menos. Ayer mismo los familiares de las 6 víctimas españolas del Vuelo AH5017 se veían obligadas a pedir amparo a la propia Ministra de Fomento, ante una nueva muestra de ineficiencia de la Comisión. En este caso a la demostrada ineficiencia técnica por el bajo nivel de sus Informes Técnicos, se une algo más doloroso aún como es la ineficiencia a la hora de atender como cualquier persona merece ser atendido por una institución pública, cuando se ha sufrido una irreparable pérdida, y lo único que busca es un discurso creíble para lo sucedido. La CIAIAC según el Reglamento UE 996/2010 tendría que haber puntualmente informado a las famlias, cosa que no ha hecho. Estas además intuyen que ha informado más a la propia compañía aérea Swiftair que a los familiares de los fallecidos. El pasado 21 de abril en el edificio militar sede de CEDEX, la BEA francesa se reunía con ellos para presentarles el Informe Técnico del Vuelo AH5017…

A esa reunión asistía el Secretario de la CIAIAC, el responsable de Emergencias del Ministerio de Fomento, así como un intérprete que traducía del francés al español el Informe, que representantes de la BEA expusieron ante los familiares, detallando las causas que produjeron la tragedia.

Tras casi dos años de ocurrido aquel 24 de julio de 2014, las familias de los seis profesionales que iban a bordo del MD de Swiftair, señalan en la misiva a Pastor que no han recibido noticia alguna de la CIAIAC, que según el REU 996/2010 es el responsable de informarles, sin aportarles ningún tipo de información, y además más próximas opinan a la compañía que a los familiares afectados por esta desgracia.

Tambien recuerdan que según el ANEXO13 de OACI, la CIAIAC española debía haber tenido una intervención mucho más importante en el proceso investigatorio, entre otras cuestiones en atención a los intereses nacionales al tratarse de una compañía, un avión y una tripulación españolas. Según el ANEXO13, además el Informe Final Técnico debería haberse emitido en cualquiera de los 5 idiomas oficiales, entre los que se encuentra el español. Eso sí sucedía en el caso por ejemplo de Germanwings que se emitió en francés, inglés y español. En este caso unicamente se ha hecho en francés. En el caso de Germanwings en un año estuvo concluído.

La reflexión de los familiares ante la Ministra no puede ser más tremenda ¿la muerte no es igual cuando fallecen pasajeros, que cuando “sólo” son tripulantes?… No entienden, y nadie les ha explicado el porqué en un caso y otro hay evidentes diferencias.

Tras la reunión en el CEDEX los familiares salieron más desanimados y desesperados que cuando entraron en ella. La incertidumbre se apoderó de ellos ante la falta de respuestas, por ejemplo cuando pese a que el Informe concluía que no se activó el sistema anti-ice de la aeronave, no se les explicaba pero si se afirmaba que no se había podido saber cúales eran los motivos por los que no se había activado dichos sistema. Tambien se constataba que no se pudo acceder a los datos del CVR, o grabaciones de voz en cabina, debido a los desperfectos del soporte.

Se sintieron indefensos pues estas explicaciones se las estaban dando los miembros de la BEA en francés, en su propio país, en un edificio militar español, y señalando una de las causas sin explicarles el origen de la no activación. Se sintieron humillados, se sintieron humillados como españoles y como afectados. Se sintieron así puesto que si son incomprensibles los tecnicismos de un Informe Técnico para los no profesionales, esa dificultad se incrementa logicamente de forma exponencial en una situación en la que uno es un afectado directo, si se les comunica en otro idioma. Esto era perfectamente evitable si previamente se les hubiera facilitado el Informe en español. Sencillo y efectivo. Efectivo para evitar añadir al dolor, la incertidumbre, la zozobra anímica y sobre todo de nuevo la desconfianza que ello provoca como consecuencia lógica. Pónganse un segundo si es posible en su lugar y quizás se aproximen en algún grado a experimentarlo.

Tras la reunión los familiares vieron confirmada una terrible sospecha como era que la CIAIAC había participado como “mero espectador” en la investigación de la tragedia que segó la vida de 6 profesionales españoles, en una aeronave matrícula española y compañía con AOC española tambien. Una “marca” más en el desprestigio social de la CIAIAC en España…, la de los familiares de los 6 tripulantes de ese vuelo. !Una más!

Pero a mayores, a mayores dolores infringidos a estas familias, a pesar de que el propio Secretario de la CIAIAC se había comprometido a facilitarles el Informe traducido al español, tras numerosas llamadas telefónicas, ni tan siquiera señalan se ha dignado a atenderles dándoles una sencilla respuesta como es que el documento ya estaba traducido. El silencio es una humillación más a estas familias.

Tampoco señalan en su misiva a la Ministra se les ha ofrecido, como recientemente se hizo en Barcelona en el caso de Germanwings, donde asistió la propia Ministra y otros miembros del Gobierno, colocar una placa que al menos fisicamente recuerde que los suyos tienen una referencia física donde se les pueda recordar en nuestro país. Esto desde un punto de vista psicológico es tan básico, que avergüenza pensar que desde todo el Ministerio a nadie, Oficina de Atención a las Víctimas incluída, se le haya ocurrido ofrecérselo a estos familiares “parias” de un accidente aéreo. La compañía aquí tambien debería, recuerdan los familiares, haber tenido quizás esta iniciativa. Tanto el Doc 9998 de OACI, como el RD 632/2013, que el Gobierno al que pertenece Pastor puso en marcha, ampararía algo tan sencillo como erigir una placa donde cada Aniversario pueda recordarse esta tragedia.

La carta a Pastor termina simplemente solicitando un Informe en español y que se erija una placa… ¿Es tanto pedir?, pero lo peor es preguntarse si además de su dolor estos familiares que por cierto mediaticamente no han tenido “abrazo” alguno de nuestra sociedad, tienen además que recordar a las instituciones públicas a las que contribuyen cúales son sus obligaciones, o cúales deberían ser…

Deja un comentario