19.2 C
Madrid
octubre, sábado 23, 2021

SDP: una decisión política que afecta a la seguridad

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

LogoEl próximo 24 de noviembre, después de varios aplazamientos, Aena tiene previsto subcontratar el servicio de dirección de plataforma (SDP) en el aeropuerto de Madrid-Barajas. Sin proporcionar información a la representación laboral y sindical, sin tener en cuenta los mínimos criterios de seguridad, y a través de un proceso de licitación espurio encaminado a su concesión a Ineco, el gestor aeroportuario pretende privatizar un servicio público.

Para CGT/Aena este servicio debe prestarse en propio por trabajadores del grupo Aena. La seguridad no es negocio y no puede estar en manos de empresas privadas sin experiencia cuyo único objetivo es lucrarse con una actividad que está ligada directamente con la seguridad aeroportuaria. Sindicatos, asociaciones profesionales, pilotos y hasta el propio comité de empresa de Aena en Barajas se han pronunciado en contra de la externalización de este servicio.

Esta nueva operatividad, que sustituye al actual servicio de control, consiste básicamente en proporcionar información a los pilotos de las aeronaves del camino a seguir dentro de un área determinada, concretamente en la nueva Terminal 4 NET. A primera vista puede parecer una tarea sencilla pero nada más lejos de la realidad. Cualquier profesional que conozca el tráfico que soporta la T4 NET sabe de lo complicado que resulta el movimiento ordenado y seguro de las aeronaves en esta zona. A partir de ahora, parte del área de movimientos del aeropuerto más importante de este país, quedará sin suministro de servicio de control; a cambio Aena, a instancias del ministerio de Fomento, proporcionará un experimental servicio de información a través de una empresa privada sin experiencia en las operaciones aéreas. El RD 1238/2011 que regula el servicio de dirección en la plataforma aeroportuaria, recoge en su articulado aspectos relacionados con la formación; concretamente el artículo 18.2 establece la obligatoriedad de realizar servicios en prácticas bajo la supervisión de personal en activo que preste servicios en este aeropuerto. CGT/Aena tiene la obligación de denunciar a la opinión pública el incumplimiento del Real Decreto Ley respecto a la formación necesaria para el seguro desempeño de estas funciones.

Resulta difícil entender el interés del ministerio de Fomento por implantar, contra viento y marea, un servicio que degrada los niveles de seguridad actuales, no repercutirá en una bajada de las tasas y generará más retrasos. El único aeropuerto de importancia en Europa que tiene este servicio implantado es Frankfurt, líder en retrasos y actualmente debatiendo la posibilidad de retomar el servicio de control para todos los movimientos en plataforma.

Las compañías aéreas que operan en la Terminal 4 pagarán lo mismo que antes, pero ahora recibirán un servicio de información en lugar de control, y la responsabilidad de separarse y no colisionar con ningún obstáculo u otra aeronave recaerá únicamente en los propios pilotos.

En definitiva, la implantación del SDP en el aeropuerto de Madrid/Barajas es una decisión política impulsada desde Fomento, que ya ha demostrado que sus decisiones en este sector están sujetas a constantes bandazos, y relacionada con los acontecimientos de diciembre de 2010.

La empresa Ineco vuelve a salir beneficiada con la adjudicación de este contrato obtenido, de forma irregular, puesto que no ha existido ningún tipo de licitación.

La seguridad aérea no puede ser un negocio.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies