ASLgate: UPS reclama a la UE 1.742 millones tras la compra de TNT Express por Fedex

0

Bruselas, BEL.- Se complica como primera derivada el asunto del que nos venimos ocupando del cierre de la compañía decana de carga aérea española ASL Airlines Spain, (ex PanAir Líneas Aéreas) en un entorno en el que el Grupo de Aviación ASL presta en Europa sus servicios de operación aérea, para Fedex que a su vez adquiría TNT Express. La denegación de la adquisición de la holandesa TNTEx a UPS en 2013 por la Comisión Europea, que finalmente fué adquirida por Fedex en 2016, suscita toda una serie de serias dudas sobre transparencia y el papel de los lobbies europeos ante las instituciones europeas en este proceso.

Se puede ver claramente como aparentemente se trata de un simple juego de naipes en el que 170 trabajadores españoles son los que, de momento, estarían perdiendo la partida del mantenimiento de sus puestos de trabajo, cuando aquella puja más alta por parte de UPS, quizás una opción mas seria, hubiera garantizado el mantenimiento de todos estos empleos en España.

Podemos señalar que tripulaciones y personal de tierra de ASLE han sido los primeros “daños colaterales” de una lucha encarnizada por el mercado europeo de carga aérea entre UPS y Fedex. El “arma secreta” instrumental de Fedex podría haber sido ASL Group.  Esa desventaja que UPS ha padecido ahora se trata de ver en qué medida la decisión de la Comisión Europea se ajustó o no a la propia normativa europea. Este asunto promete muchos más capítulos y quizás no todos muy confesables seguramente. El campo de batalla Europa.

Resulta curioso leer ahora lo que publicaban en la nota de prensa en 2016 tras la adquisición por ASL Aviation Group de las operaciones de TNT Express: “Los detalles financieros de la transacción son confidenciales y no pueden ser revelados…”

Encajes financieros en estos negocios puramente especulativos con las Libertades del Aire como telón de fondo. Libertades del Aire relativos por lo que va trascendiendo.

Recurso de UPS ante el TJEU

La compañía UPS ha presentado un recurso ante el Tribunal de Justicia de la UE (TUE) en el que reclama a la Comisión Europea una indemnización de 1.742 millones de euros más intereses por haber bloqueado en 2013 la compra de la empresa de mensajería holandesa TNT Express en una decisión que después fue anulada por la Justicia europea.

El recurso, publicado este lunes en el Diario Oficial de la UE, fue presentado el pasado 29 de diciembre y en él UPS solicita una compensación “por las pérdidas sufridas” como consecuencia de la decisión en la que el Ejecutivo impidió que adquiriera TNT Express al entender que la operación daría lugar a una restricción de la competencia en 15 países de la UE en el sector de la entrega urgente de paquetes pequeños.

Sin embargo, esta decisión de la Comisión Europea fue anulada en marzo de 2017 por el Tribunal General de la UE, al concluir que el Ejecutivo comunitario vulneró el derecho de defensa de la sociedad estadounidense. Bruselas recurrió esta sentencia, aunque el TUE todavía no se ha pronunciado al respecto.

Tres años más tarde, en 2016, TNT Express fue adquirida por el grupo estadounidense de paqutería FedEx, una operación que sí recibió ‘luz verde’ por parte de la Comisión Europea

 Así, UPS reclama en la demanda una indemnización de 1.742 millones de euros “por los prejuicios sufridos”, más los correspondientes intereses. Además, solicita que se le compense por los impuestos con los que será gravada la indemnización con arreglo al tipo impositivo aplicable en la fecha en que se dicte Sentencia.

“Podemos confirmar que UPS está siguiendo el procedimiento legal para obtener una compensación por las pérdidas sufridas a consecuencia de la injusta prohibición por parte de la Comisión Europea de la compra (de TNT)”, declaró a Europa Press un portavoz de UPS en Europa.

Mantenemos la firme creencia de que la adquisición propuesta habría constituido un buen acuerdo para los clientes, así como para los consumidores B2C (business to consumer)“, añadió el representante de la multinacional, subrayando que UPS “sigue siendo optimista respecto a Europa“.

Actualmente, el negocio europeo de UPS representa alrededor del 50% del volumen y de los ingresos a nivel internacional de la multinacional, que comenzó a operar por primera vez en Europa hace 40 años.

“Respetamos el curso del proceso legal y no podemos discutir sobre los elementos específicos de la demanda, que en estos momentos está en manos de los tribunales. La indemnización reclamada se corresponde con lo que creemos, mediante un proceso objetivo de valoración verificado por terceros, que es el valor de la oportunidad erróneamente prohibida por la Comisión”, ha concluido.

Deja un comentario