DISCRIMINACION JUDICIAL/Bajan la indemnización por la muerte de 30 niños rusos porque son pobres

0

Un juez de Barcelona dice que su petición inicial de 600 millones no es proporcionada a su nivel económico en Rusia.

Un juez ha rebajado a 10,4 millones de dólares la indemnización que pedían los padres de 30 niños rusos que murieron en un accidente aéreo cuando volaban a Barcelona porque su reclamación inicial, de 600 millones de dólares, era "desproporcionada" debido al nivel económico de su región natal.
La sentencia reconoce su derecho a ser indemnizados, aunque ajusta su petición inicial al nivel económico de su región natal, la república autónoma rusa de Bashkiria, pese a basarse en el derecho de Arizona y de Nueva Jersey, de donde son las dos empresas .
El accidente aéreo ocurrió en julio de 2002, al colisionar en pleno vuelo un Tupolev de la compañía rusa Bashkirian Airlines con un Boeing 757 de la empresa de mensajería DHL, lo que causó 71 muertos.
Los familiares de 30 de los niños fallecidos, que se dirigían a Barcelona para pasar unos días de vacaciones en Port Aventura como premio por su brillantez en los estudios, denunciaron ante el juez primera instancia 34 de Barcelona, a donde se dirigía el avión.
El juez aprecia que el manual del sistema de seguridad no tenía las instrucciones adecuadas y considera que las dos empresas que distribuyen estos dispositivos deben indemnizar a los familiares. Pero, estima "razonable" el criterio de ambas compañías y concluye que sus "niveles económicos son menores que los de Arizona".

No acabarían en la universidad
Además, la sentencia precisa que ACSS sólo se tiene que responsabilizar del 20%, ya que el 80% restante corresponde al controlador aéreo y al piloto, que no están demandados. De esta forma, ACSS indemnizará con 196.441 por cada víctima: 5,9 millones de dólares.
El juez justifica a la baja la prospección de dinero y horas que habrían dedicado a sus padres a lo largo de su vida teniendo en cuenta las tablas de mortalidad y de esperanza de vida de la región. Además, el juez sostiene que, pese al brillante expediente académico, no todos habrían llegado a la universidad.

Deja un comentario