¿Está Ryanair “corta” de pilotos?

Aviaciondigit@l

0

Dublín, IRE.- Richard Westcott Corresponsal de Transportes de BBC News, intenta responder a la pregunta que titula, y que podría aclarar si como ha declarado O´Leary se trata simplemente de un error en la planificación de las vacaciones de sus pilotos, o realmente es una falta de éstos que impide poder seguir operando normalmente. Responder a esa pregunta “crítica”, podría servir para explicar, señala Wescott, porqué 400.000 pasajeros, que se dice pronto, han visto cancelados sus vuelos para las próximas semanas (en principio 6). Pero responder a esa cuestión no es sencillo…

O´Leary se ha empeñado en asegurar que Ryanair no está escasa de pilotos, y achaca las cancelaciones exclusivamente a las vacaciones de sus pilotos, y a un error de cálculo. A esto ha añadido, como es su costumbre habitual el mantra de las huelgas de controladores, la METEO (¿habrá sido por las altas temperaturas de este Verano?) y los retrasos acumulados. Pero los pilotos parece que tienen un discurso al respecto bastante diferente, contradiciendo al Consejero Delegado, e indicando que también es un factor contribuyente la falta de estos profesionales. Hacer declaraciones, según los pilotos, pone en riesgo sus puestos de trabajo. Un factor a tener en cuenta evidentemente.

Varios de ellos utilizaban la palabra “dores” para describir la situación respecto a los números que aparecen. La cuestión de fondo es la boyante demanda actual de pilotos, que por ejemplo en el caso de Norwegian o Jet2, están induciendo enormemente. 140 pilotos de Ryanair (tiene unos 4.200) habrían dejado la irlandesa para pilotar los aviones de Norwegian. Jet2 no facilita la cifra.

También los pilotos señalan que se les usa como “chivos expiatorios”. Otro piloto señala a BBC News que en una reciente campaña de reclutamiento, 32 de las 40 personas que optaron eran pilotos de Ryanair. “Los pilotos están muy molestos por ser culpados de esta situación simplemente por tomarse sus vacaciones” y culpándoles en principio de las cancelaciones.

Todos los pilotos entrevistados pensaban que los problemas eran “autoinducidos” por la propia compañía, ya que los pilotos se van de Ryanair antes de que ésta sea capaz de reemplazarlos, lo que repercute en que los programas de entrenamiento para los pilotos estén durante semanas o meses retrasados, por lo que los cadetes no están recibiendo mientras tanto el correspondiente entrenamiento. Muchos instructores han dejado de realizar sus funciones, por lo que han se ha agravado también por este lado la situación. Pero aquí O´Leary ha señalado que era “falso” que su departamento de formación fuera escaso.

Un piloto señala que “la cuestión es un asunto sólo de tripulaciones. No hay ninguna compañía que planifique e implemente un sistema d permisos que les deje en mala situación en un período tan largo con un pico de tráfico. Si Ryanair tuviera suficientes pilotos, esto no habría sido un problema” añade, “esto se ha puesto al descubierto ahora simplemente…”

Otro profesional del pilotaje señala que “la gente, extrañamente que trabaja aquí se ríe de que está situación se esté conociendo”. Algunos señalan que hay un ambiente de trabajo “tóxico” ya que se sienten infravalorados. El bono de 12.000€ a los comandantes que permanezcan durante un año, hasta octubre de 2018, en la compañía. Pero hay tensión.

Un piloto en Ryanair debe volar un máximo de 800 horas anuales de actividad, trabajar días adicionales, no puede tomarse más de 4 días de permiso por enfermedad, y así toda una serie de condiciones bastante restrictivas. “Es duro todo esto como para calificarlo” fríamente.

La ventaja que señalan de Ryanair es que rápidamente se asciende a comandante hasta ahora. Pero una vez que se cuenta con esa experiencia se puede obtener un trabajo mucho mejor y más seguro en cualquier otro lugar, especialmente ahora, y esto es exactamente lo que se está haciendo por los pilotos. Vamos la medicina de la oferta/demanda en esta puro.  Es la recompensa por trabajar en Ryanair y progresar rápidamente a comandante.

Los pilotos de Ryanair quiere tener voz para manifestar sus frustraciones, un tanto hartos de los modos de su empleador. Por eso admiten que ahora tienen mejores trabajos gracias a Ryanair, y a su propio trabajo evidentemente, y que “nadie te obliga a trabajar en Ryanair”. Y es precisamente la negación de la compañía a reconocer la falta de pilotos, lo que más ha indignado a algunos de sus 4.200 pilotos. Alguno de ellos ya ha señalado que el problema podría de nuevo avivarse el próximo verano ya que son necesarios 6 meses para que un piloto acceda a otra compañía (3 meses para un preaviso y otros 3 para entrenarse en su nueva compañía) de media. A corto plazo no se pueden incorporar los pilotos por lo tanto, y ahí estriba uno de los problemas.

“Lo único que puede hacer la compañía para revertir todo esto, es que ésta se esfuerce evidentemente en mantener a su personal…”

Los pilotos lo explican bastante bien en una carta enviada al Director de Operaciones Michael Dickhey. En ella señalan que normalmente muchos de ellos no alcanzan las 800 horas de vuelo al año. También señalan que lo percibido como bonus por trabajar en días libres, no difiere demasiado de lo que perciben en días normales. Pero las bajas médicas, y su definición exacta como “ausencia no autorizada”, les preocupa ya que esto señalan los propios pilotos podría inducir a un mal precedente ya que “puede haber pilotos que operen aunque no estén en condiciones para poder cumplir con el objetivo de la bonificación que ofrece la compañía”, y esto que sí afectaría a la “safety” efectivamente supone una amenaza.

Otra de las quejas de estos pilotos que envían sus preocupaciones al Director de Operaciones de la misma es el continuo cambio y erosión de los término y condiciones contractuales durante los últimos 10 o 15 años, siendo contratados como una especie de “falsos autónomos” mediante brokers. Consideran que esto ha de ser invertido, ya que no permite hacer una larga carrera profesional en la compañía. Señalan que “la compañía se enfrenta a una escasez de pilotos, que aunque ésta sea por un corto período de tiempo, esto podría dañar la reputación de la compañía que podría ser muy duradera tanto en término de confianza de los clientes, como de los accionistas”.

Estos pilotos se muestran dispuesto a “ayudar”. Evidentemente presionando por la mejora de sus condiciones, pero indicando que ésta ha de hacer algunas “reformas serias”, y además añaden que el debate lo harán “en grupo y no base a base”, la técnica, señalan de “dividir y conquistar” que acusan haber empleado a Ryanair ya ha sido utilizada durante bastante tiempo por la compañía, pretendiendo solucionar base a base las cuestiones planteadas y memorables.

Los pilotos ya han decidido tener un representante único en esa reunión. Todo esto dentro del mantenimiento del nivel profesional, seguridad y servicio “que hasta ahora hemos mantenido”, concluyen. ERC, que es quien firma la misiva se define como un “simple conducto para la información, y no responsables de las dificultades de la empresa. Firman los pilotos de varias de las bases de Ryanair de toda Europa.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario