Expertos señalan que el Super Puma sufre un fallo “potencialmente catastrófico” de diseño

Aviaciondigit@l

0

Londres, GB.- Un serio problema de diseño dentro de la caja de engranajes del Super Puma está circulando entre los miembros de la industria. El fallo en dicha caja de engranajes es al que se atribuye la “culpa” de la muerte de 14 personas, del accidente del Super Puma operado por Bond Offshore Helicopters en el mar frente a Aberdeen en 2009. 

También existen sospechas de que pudiera estar relacionado o ser causa raíz, del más reciente accidente del Super Puma que afectó mortalmente a otras 12 personas cerca de Bergen en Noruega a principios de este año.

Dicho Informe además señala que la disfunción de la caja de engranajes podría estar vinculada con otros seis accidentes desde 1980, y sugiere la necesidad de un rediseño completo, que tardaría unos cinco años en realizarse, antes de que pudieran volver a volar de forma totalmente segura.

El documento identifica un proceso conocido como “spalling” que ocurre dentro de la caja de engranajes, y que es un término que se emplea para señalar el agrietamiento y debilitamiento de los cojinetes dentro de este dispositivo.

También se señala que Airbus Helicopters, actuales fabricantes del Super Puma, son conscientes de las deficiencias dentro de la caja, anunciando recientemente una “interim action”-acción provisional- que implica la reposición de algunas piezas y el monitoreo más estricto de las cajas…

EASA por su parte como consecuencia de las acciones del fabricante levantaba la prohibición de volar a los modelos Super Puma EC225LP y AS332L2 que había restringido sus operaciones desde el accidente de Noruega en abril.

Este Informe señala que “aunque la “interim action” podría reducir la frecuencia del fallo en cuanto al desprendimiento, sigue habiendo la posibilidad de un fallo catastrófico para la familia de los Puma´s, al no haberse aún señalado una solución a largo plazo”

También señalan que la aplicación de las últimas normas para la certificación de la caja de engranajes de los H225 de 11 toneladas, que había sido originalmente diseñada en los 60´s para el Puma SA330, conllevaría un “alto riesgo” de no poderse subsanar dentro de las limitaciones de espacio y peso en el actual diseño sin cambios significativos.

Por lo tanto, señalan dichas fuentes, para desarrollar una solución a largo plazo se necesitarían extensas modificaciones en el diseño. Esta solución tardaría al menos 5 años en desarrollarse, probarse y madurar.

A pesar de la decisión de EASA de permitir las operaciones, tanto la CAA británica, como la Autoridad Noruega, han mantenido las prohibiciones a los Super Puma´s de sobrevolar su espacio aéreo.

Las dos organizaciones nacionales están a la espera del Informe Final del accidente de Bergen, que aún tardará meses en publicarse.

Incluso un portavoz de la CAA señaló que “el accidente del Super Puma el viernes 29 de abril sigue siendo objeto de investigación por las autoridades noruegas y seguimos en estrecho contacto con todos los operadores de helicópteros que realizan operaciones en alta mar, evaluando muy de cerca esta situación”.

Estamos muy unidos a lo que está realizando la Autoridad de Aviación Civil de Noruega, ya que ambas agencias esperan más información sobre la investigación antes de considerar cualquier acción en el futuro. La seguridad de las personas que viajan en helicóptero a alta mar es una prioridad“.

Por su parte un portavoz de Airbus señaló que mantienen su confianza en el Super Puma. “Airbus Helicopters no tiene conocimiento de dicho Informe, pero es demasiado tiempo, en cualquier caso para sacar conclusiones antes del Informe Final de la AIBN sobre el accidente de Noruega. Sin embargo los avances hasta el momento en la investigación han revelado ya que se han realizado importantes descubrimientos. Sobre la base de dichos hallazgos, se han establecido varios escenarios posibles y acciones posibles a realizar”.

El portavoz de Airbus señala además que “hemos implementado medidas de protección para hacer frente a cada uno de esos escenarios, incluyendo el cambio de diseño que implica el uso de un sólo engranaje en el planetario de la 2ª etapa en todas las cajas principales de los H225 y AS332L2. Desde la introducción de esas medidas, EASA ha levantado la suspensión temporal de vuelo, lo que confirma que la aeronave es segura para volar”.

Fuente: Heraldscotland.com

 

Deja un comentario