IAG estudia su entrada en el capital de Japan Airlines

0

Expansión/David Page (30/03/2012).- La aerolínea nipona planea una OPV y pretende invitar a varios de sus socios en la alianza Oneworld, entre ellos al holding que agrupa a Iberia y British Airways.

IAG nunca ha ocultado sus planes de crecer a base de compras. El holding que agrupa a Iberia y British Airways pretende ganar tamaño incorporando nuevas aerolíneas: ha acordado ya la adquisición de BMI, la filial británica de Lufthansa; figura en las quinielas para la privatización de la portuguesa TAP; e incluso se han barajado una docena de nombres de posibles compañías susceptibles de ser absorbidas o con las que fusionarse.

Entre los candidatos que IAG siempre ha barajado para posibles operaciones corporativas siempre ha figurado Japan Airlines (JAL), su socio japonés en la alianza Oneworld. Ahora el dueño de Iberia y British ve cómo se le abre la oportunidad de tomar una participación, probablemente minoritaria, en el capital de JAL. La aerolínea nipona prepara ahora su regreso a bolsa y pretende aprovechar la OPV para dar entrada en su capital a varios de sus partners en la alianza aérea, singularmente la propia IAG y la australiana Qantas.

El principal accionista de JAL, el fondo ETIC (controlado en un 50% por el Gobierno japonés y participado por fondos privados el 50% restante), hace tiempo que desveló su intención de vender parte de su participación del 97% de la aerolínea antes de 2013. La compañía, que salió de la bancarrota hace ahora un año, se dispone a ejecutar ahora esos planes.

Una OPV para final de año
Japan Airlines planea una oferta pública de venta de acciones (OPV) por valor de al menos 500.000 millones de yenes (unos 4.600 millones de euros) que realizaría como pronto en septiembre, según informa Reuters. Una operación con la que el fondo público-privado que controla la aerolínea pretende recuperar los 350.000 millones de yenes que ha inyectado a la compañía desde que suspendiera pagos en enero de 2010 y al tiempo crear un núcleo estable de accionistas que controlarían entre un 10 y un 20% del capital.

Los planes de Japan pasan por invitar a la OPV tanto a inversores financieros como industriales. Entre estos últimos, se encontrarían muy fundamentalmente sus socios en Oneworld con el objetivo de afianzar los lazos entre las compañías y reforzar aún más su negocio de rutas intercontinentales, sobre las que bascula su nueva estrategia corporativa.

En cualquier caso, los nuevos accionistas en principio se harían con pequeños paquetes en el capital de Japan que buscarían más reforzar las relaciones con otras aerolíneas, y no tanto dar paso a una inversión financiera. La legislación japonesa fija en el 33% la participación máxima que una inversor extrajero puede controlar en una aerolínea. "No está claro si la inversión será del 1, del 2 o del 10%. Dependerá de cada nuevo socio", explican fuentes conocedoras de los planes de JAL citadas por Reuters.

El interés de IAG viene de largo
El interés de IAG por tomar una participación en Japan Airlines no es nuevo, y el grupo hace tiempo que lo admite. El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha reconocido en repetidas ocasiones que el holding podría estudiar activamente entrar en el capital de su socio nipón. Lo reconoció el ejecutivo hace ahora justo un año durante una visita a Japón y lo volvió hacer hace apenas unas semanas a la prensa nipona.

"JAL ha realizado un gran trabajo reestructurando su negocio. IAG vigila atentamente la posibilidad invertir en Japan Airlines y en este momento no lo descartamos", han explicado hoy a Expansión.com fuentes de IAG. La legislación japonesa impide a la cúpula de JAL solicitar inversiones o desvelar detalles de una OPV aún no registrada, pero, según informa Reuters, habría ya un entendimiento entre las partes para la entrada de IAG y Qantas sin que se haya explicitado nada.

Recientemente, Japan Airlines y British Airways han ahondado en su ya amplia cooperación en operaciones. Ambas aerolíneas anunciaron el mes pasado la creación de una sociedad mixta para crecer en las rutas que unen Japón y Europa y que contempla que ambas compartirán ingresos y coordinarán vuelos. Tanto Japan Airlines como la matriz IAG cuentan con acuerdos similares con American Arilines -también miembro de Oneworld- para operar conjuntamente las conexiones con Estados Unidos.

Japan Airlines salió hace ahora un año de la situación de suspensión de pagos, y en el sector se ve con buenos ojos el trabajo de reconversión emprendido por la compañía nipona para recomponer sus estados financieros y su actividad aérea. Japan Airlines superó la bancarrota después de prescindir de un tercio de la plantilla, de aplicar fuertes recortes en sus planes de pensiones y de asegurarse nueva financiación para garantizar su viabilidad

Deja un comentario