J.Martínez de Velasco (SEPLA): “La AVJK5022 lleva cuatro años dando ejemplo a toda la sociedad”

0

J.M.Velasco SEPLAUna cadena de profesionales opinan.- Aviación Digital me ha pedido que haga una valoración sobre el documental encargado por la asociación de afectados del vuelo de Spanair. Podría hacer la valoración como Presidente del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas y, por tanto, en nombre de las 6.000 personas a las que represento. Sin embargo, soy consciente de lo pretencioso de dicha tarea, por lo que prefiero centrarme en las sensaciones que ha despertado en mí dicho documental.

El documental tiene valor en sí mismo por la legitimidad de quien lo ha hecho posible. La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 lleva más de cuatro años dando ejemplo a toda una sociedad, la española, tristemente acostumbrada a tener que enterrar su basura debajo de la alfombra bajo el pretexto de que resulta más constructivo mirar al futuro. Pero ese futuro ha quedado diezmado para los familiares de las víctimas del accidente de Spanair que siguen, ante la ceguera de quienes nos gobiernan, buscando una respuesta a tantísimas preguntas. Y que saben que, de encontrarlas, muy probablemente no ayuden a encontrar la paz que perdieron aquel día.

Fueron 154 los muertos en el accidente de agosto de 2008. 154 nombres y apellidos, familiares, amigos, conocidos, amantes, de tantas otras personas que a día de hoy siguen sin obtener respuestas. El documental "JK5022: una cadena de errores" es, ante todo, un homenaje a todos ellos. Y trata, en medio de tanta oscuridad y desolación, de buscar un sentido a la muerte, de sacar algo constructivo del dolor. En su día me dejó sobrecogido la rapidez con que la Asociación asumió la idea de que los accidentes aéreos pueden servir para extraer lecciones que eviten accidentes futuros. Desde mi posición de espectador, he asistido a una lucha permanente de la Asociación con todas las instituciones posibles, nacionales y extranjeras, para sacar a la luz la verdad. En este sentido, el documental lo interpreto como un colofón agridulce a tal lucha. Agrio porque el inmovilismo de una administración mastodóntica ha resultado imposible de derribar. Pero dulce porque creo que han conseguido abrir los ojos de tanta gente ajena al mundo de la aeronáutica que sabe, gracias a ellos, que un accidente no ocurre nunca por una sola causa.

El documental trata de proyectar, sobre todo, la sensación de impotencia de los familiares de las víctimas, que han vivido estos años con la esperanza de que sus familiares no hayan muerto en vano. Dicha esperanza se vio truncada el día en que la Presidenta de la CIAIAC, Rosa María Arnaldo, presentaba ante la opinión pública las conclusiones de su informe. Ya sabemos todos cuál era la tesis en torno a la que giraba: que la culpa -y resalto conscientemente la palabra culpa- había sido del piloto. No habíamos aprendido nada.

Como piloto, agradezco enormemente el tesón de la asociación a la hora de tratar de demostrar que el error humano no puede apuntarse nunca como causa única de un accidente aéreo. Es difícil desechar la idea más sencilla cuando se trata de buscar explicaciones a la desaparición de un ser querido y, en ese sentido, la actitud de la Asociación ha sido intachable. Desde SEPLA les apoyaremos con todos nuestros medios en su búsqueda permanente de la verdad, para que cada vez sean menos las ocasiones en las que tengamos que aceptar resignados que nuestros seres queridos formen parte de las estadísticas de siniestralidad de la aviación.

Deja un comentario