Juicio 3D2010: El emisario del General José Jiménez (JEMA) en el ACC de Torrejón

Aviaciondigit@l

0

Madrid, SP.- Una nueva Sesión de Juicio Oral a 119+14 controladores aéreos por un presunto delito de Abandono de Servicio Público, va avanzando en esclarecer lo sucedido el 3 de diciembre de 2010. La declaración del Coronel del Ejército del Aire, Vicent Albert, señala que su “misión” era recabar información directa para el JEMA entonces, el General José Jiménez . En su declaración en Instrucción declara tambien que el General Julio Rodríguez había estado reunido previamente con la Ministra de Defensa Carme Chacón. La misma que anunciaba en 2011 que iban a habilitar 100 controladores militares para gestionar el tráfico aéreo en torres de control.

Hasta ahora el General José Jiménez Ruíz es la única Autoridad (tanto civil como militar) que se puede deducir tras los testimonios, realizó una gestión para conocer de primera mano la situación real de los controladores en el ACC de Madrid-Torrejón, y en la TWR de Madrid-Barajas. Un pequeño rayo de responsabilidad por saber lo que estaba sucediendo, sin filtros. Tambien se podría deducir que esta gestión se realizaba puesto que la información que le llegaba al JEMA no era totalmente fiable. Este Alto Mando militar decidió comprobar in situ la información que a buen seguro tenía disponible.

El Coronel Albert según declaraba el Comandante Noheda en Instrucción, era “amigo personal del JEMA”.

El Jefe del Estado Mayor José Jiménez me dijo que fuera y viera lo que estaba ocurriendo, y que le contara mi impresión sobre la situación, dado que tenía buena relación con ellos.

Declarado en el Juzgado de Instrucción 27/09/2012

Sobre las 21/22 hrs. el Coronel Vicente Albert, era recibido por el Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire -JEMA- quien le realizó, según su declaración un “encargo”, por la excelente relación que tenía con los controladores aéreos, en calidad de “emisario”, sin responsabilidad alguna por dicha gestión, para que posteriormente le comunicara las novedades.

JEMA, General Jiménez

A esas horas el Coronel Albert no tenía conocimiento, según la declaración, de las consecuencias del RD 13/2010 que esa misma mañana había aprobado el Gobierno. Alrededor de la medianoche llegó al ACC de Torrejón. Allí se encontró con el Jefe de División de Navegación Aérea de la Región de Aena, Antonio Almodóvar y Mónica Palacios, Jefa de Operaciones. Albert les comunicó que no tenía ningún “cargo” oficial en ese momento, y que su misión era simplemente una gestión informativa. Albert iba de uniforme.

Dado el contacto durante años con controladores militares, y civiles en el ACC, y su buen predicamento entre ellos, algo llamó su atención al entrar en la Sala del ACC autorizado por el Jefe de Sala. Policías Nacionales se encontraban en su interior, pertrechados con sus “galas” de la Unidad Antidisturbios (cascos, protecciones, etc…). Su sugerencia, que no orden, fue comentar hablando con el mando de Policía Nacional, que “mejor estarían fuera de la Sala” si podían realizar su cometido estando fuera de ella. La Policía se apostó entonces en el exterior. El Coronel dejó claro que se trataba de su “opinión”. El cometido de la Policía Nacional en el interior de la Sala no lo recuerda durante su declaración. En Instrucción declaró que cuando los responsables operativos de Aena le dijeron que fuera a la TWR, éste lo hizo, y a la Guardia Civil que allí se encontraba, les dijo lo mismo que a Policía Nacional en la Sala. Es decir que salieran.

Les dije a los controladores que lo que tendrían conmigo eran conversaciones, no para hacerme peticiones oficiales

Declarado en el Juzgado de Instrucción Nº3 de Madrid en septiembre de 2012

Se dirigió a varios controladores que estaban en sus posiciones de control, y entabló con ellos una conversación con la finalidad se entiende de poder informar al General Jiménez. “Había más de un ATC en cada posición”, aunque había lógicamente menos posiciones de control dado que llevaba horas implantado el RATE 0 patronal. Un ATC llamó su atención. Esta con la cabeza baja, utilizando una silla como soporte de sus brazos extendidos. La sensación que le dio cuando se incorporó es la de que “estaba enfermo” y le comentó que “estaba muy mal por lo que estaba pasando” recuerda…

Luego en su visita a la Torre de Control de Barajas, declaró que no había corrillos, en uno de los intentos de la Fiscalía de “cazarle” para intentar demostrar el presunto abandono de los profesionales de sus puestos de servicio público.

La impresión de Albert es que los ATCs se sentían desbordados por la situación, por el RATE 0, “por lo que estaban viviendo. Por lo que había pasado hasta ese día y ese mismo día”. El capitán Gago, que declara la próxima semana, habló con él durante su estancia en las dependencias. A preguntas de la Fiscalía sobre el 34.4 señaló que “no tenía yo ninguna autoridad. Mi encargo del JEMAD era hablar con los controladores“.

Dentro de la Sala había 4-5 agentes de la Policía Nacional y 12-15 controladores a esas horas. Sobre el abandono presunto señaló a preguntas de uno de los Abogados de la Defensa que no vi;onada como para que yo lo juzgara así”. “Desconcertados absolutamente los controladores…” fue su descripción de lo que se encontró allí. Se le exhibe un Documento de su declaración de Instrucción donde señalaba que “no aprecié por parte de los controladores que hubieran participado de la decisión”. Señaló que estaban hablando sobre si atender vuelos transoceánicos esa noche, y que posteriormente supo que habían sido atendidos. “No me consta que controladores militares hubieran tenido que atender ningún vuelo”.

La Juez se interesó especialmente por este testimonio del Coronel. Le realizó una serie de preguntas lo que podría indicar el interés de la Magistrada por este Testigo, y la posibilidad de que su declaración fuera para ella fiable.

Ante una de las preguntas sobre si estaban valorando los controladores atender o no los vuelos transoceánicos de aquella noche, Albert señalo que de lo que estaban hablando “entre ellos” era realmente de la “frontera” entre el antes y después del RATE 0 (una situación antes no vivida nunca por estos profesionales).

También le indicó a la Juez que estuvieron hablando de la situación anterior a ese día. La Juez le preguntó si estaba ejerciendo como “mediador”. Albert le contestó que su función era simplemente para transmitirle al JEMA la información sobre la “intranquilidad de una situación impensable para ellos” en referencia a los controladores. Continuando con su respuesta describió perfectamente lo que pudo ver esa noche, cuando la Juez le preguntó por la “presión” como desencadenante del RATE 0. “No entendían el RATE 0. Sorpresa y susto ante un precipicio impensable. No entraba en sus cálculos”. Repregunta la Juez, y Albert responde “no había nada que justificase el RATE 0. Les desconcertaba”.

Tambien señaló que en su gestión esa noche en la TWR un controlador recuerda que le comentó “¿Vd. sabe en que situación nos ha tenido la empresa?”. La Juez entonces le pregunta sobre la presión, los problemas tras el Real Decreto aprobado esa tarde y “qué hacen”. Albert responde que “muchos estaban con ansiolíticos, en una situación crítica y dudas sobre sus propias condiciones. No era de un día para otro“. Ante la pregunta de la Juez sobre si eran suficientes los controladores que encontró en las dependencias, Albert le responde que pese a ser ATC, pero no haber ejercido, ha sido Jefe de ATCs militares y conozco a civiles. “no puedo valorar las posiciones que había”. No sacó una conclusión sobre si el RATE 0 era una medida presión de la empresa o era necesario, fué la última pregunta de un Abogado a través de la Juez. Hemos de recordar en este punto que el Hecho Juzgado, no es el RATE 0, ni quién lo ordenó, que está claro fue la empresa.

Algo tambien importante que estableció para la cronología es que cuando llegó a media noche la cadena militar no estaba establecida.

Mi impresión es que mientras estuve allí no se había desarrollado la estructura militar, no estaba en funcionamiento. Mi participación fue puntual y se mantuvo al margen fuera de la estructura del Ejército del Aire

Declarado en Instrucción en septiembre de 2012

El Coronel Albert estuvo hasta las 06:30 entre el ACC y la TWR de Madrid-Barajas.

El Comandante Francisco Javier Noheda

Tras esa declaración de Albert, aunque ésta tenía que haber sido para seguir con la cronología posterior, el Comandante Francisco Javier Noheda que trabajaba en la parte militar del ACC de Torrejón en la Gestión del Espacio Aéreo Militar, durante esos días, señaló que por la mañana del día 3 iba de uniforme como todos los días.

Entre las 12:30/13:00 horas del día 3 de diciembre, antes de la entrada del Turno de Tarde, se reunió con responsables de Navegación Aérea en el ACC. Según su testimonio (deducimos que a esa reunión asistían Almodóvar, Novelles y Mónica Palacios) al llegar a dicha reunión le comentaron que “ellos no podían pararlo”, salvo que para esa contingencia estuviera el Ejército del Aire. El Comandante Noheda no percibía nada anormal a las 15:00hrs, pero la idea que le habían transmitido los responsables de Aena en el Centro de Control, más de dos horas antes del inicio del Turno de Tarde, es que “a partir de las 16:00/16:30 iban a faltar controladores”.

Cuando acabó su turno se fué a su casa, pero con órdenes de no irse de puente.Sobre las 00:00 hrs. acudió de nuevo al ACC, y recibió un mensaje del Ejército del Aire sobre las unidades que el JEMA había movilizado… “Que vieran a un Teniente Coronel sería mejor que vieran al capitán Gago…” Le habían dicho que en la TWR de LEMD no había nadie, por lo que llaman al Jefe Militar de Barajas. Este habría respondido que “cuando pudieran se harían cargo de la TWR de Barajas” Mientras la Guardia Civil hacía su Atestado.

Según Noheda, el Coronel Albert “estaba intentando convercerles de que atendieran los vuelos trasoceánicos” Baena interpreta que el Coronel era un Enviado Especial del JEMA para negociar. Algo que el Coronel Albert no dijo en su declaración en ningún momento. Tampoco que intentara tratar de convencerles como señaló en su declaración Noheda, señalando que había cierta reticencia. Tambien dió a entender que Albert habría incluso llegado a convencerles. No recuerda si llamaron a los controladores que estaban de Imaginaria. Estuvo por allí hasta las 03:00. El día 4 de diciembre no fue necesaria su presencia.

La Abogacía del Estado le preguntó sobre la posibilidad de que los controladores militares pudieran controlar vuelos civiles. Baena señaló que en general no, ya que no estaban habilitados para hacerlo. La “fantochada” de José Blanco sobre que en cualquier momento podría disponer de controladores militares para hacerse cargo, de forma instantánea poco más o menos, algo que dió a entender a la opinión pública en estos días, entre los profesionales del control aéreo tanto militares como civiles, siempre se ha interpretado como eso, como una “fantochada” más del bachiller José Blanco.

El día 3 de diciembre no había ningún controlador militar que pudiera sustituir a los controladores civiles. No creo que el plan de contingencia militar prevea que los militares puedan controlar

Declaración en Instrucción 19/04/2012

Baena en su declaración señalaba que al menos sería necesario un período de 6-12 meses para que los controladores militares pudieran asumir el control aéreo de vuelos civiles.

A preguntas de los Abogados de la Defensa, concretamente del destacable Letrado Adame, que representa a SPICA, señaló que sí, que sobre las 13:30 ya tenía conocimiento de que “iba a suceder algo”. Los responsables de la Navegación Aérea de Aena en el ACC le señalaron literalmente que “sólo lo que vosotros podaís resolver como Ejército del Aire, va a poder resolver lo que va a suceder esta tarde”

“Sólo lo que vosotros podaís resolver como Ejército del Aire, va a poder resolver lo que va a suceder esta tarde” (Comandante Baena)

Baena señala que los controladores no desobedecieron en ningún momento. Tampoco declara que hubiera protestas algunas para controlar vuelos. El Comadante se ratifica en lo declarado en Instrucción al ser preguntado sobre su reunión y si estaba presente Mónica Palacios.

Ante otro abogado se ratifica que sobre las 13:00 horas le habían indicado que a las 16:00 se iba a establecer un RATE 0. No recuerda cuál de los asistentes de Aena a esa reunión exactamente lo dijo.

Deja un comentario