Las concentraciones de los trabajadores de Iberia tendrán que ser en su sede central

0

Madrid, SP, 27 de febrero de 2013. La delegación del Gobierno en Madrid rechazado la petición de los sindicatos de concentrarse los días 4, 6 y 8 de marzo en la zona de facturación de la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. Desde la delegación, han instado a los sindicatos a manifestarse en la sede central de Iberia.

El comité de empresa solicitó realizar varias concentraciones en las que esperaban unas 8.000 personas para que se garantizase la viabilidad de la futura empresa y contra el ajunte de plantilla.


Desde la Delegación se prohíben las protestas después de que surgieran informes provenientes de la Dirección del aeropuerto. Entre otras cosas, se expone que "además de las alteraciones de orden público que la invasión de la Terminal 4 han ocasionado en las recientes manifestaciones y concentraciones, han existido otros riesgos para la seguridad de las personas".

Según el informe, además de las molestias a los pasajeros, "existieron otros riesgos para la seguridad de las personas" y entre los que destacan que los manifestantes anduvieron circulando por las instalaciones y "en caso de tumulto durante la intervención disuasoria de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad podrían producirse caídas desde alturas importantes y peligrosas".

La Dirección del aeropuerto señala que están revisando la resistencia de los puentes y las mamparas de protección contra caídas pero "es necesario evitar situaciones como las producidas el 18 de febrero para no lamentar daños personales".

A este informe hay que sumarle uno proveniente de la Comandancia de la Guardia Civil desaconseja la celebración de manifestaciones y concentraciones en la T-4, "por el carácter de infraestructura crítica del Aeropuerto de Barajas".

Esto implica que su "destrucción o interrupción puede provocar graves daños a la vida o la salud de la población". Según otro informe de la Benemérita, las últimas movilizaciones han generado "situaciones de riesgo que han incrementado la vulnerabilidad del aeropuerto y las personas que en él se encuentran ante ataques deliberados o situaciones accidentales".

Por su parte, el Instituto Armado afirma que el servicio de seguridad aérea "se ha visto repetidamente alterado generando una situación de riesgo para los pasajeros y trabajadores del aeropuerto, para los propios manifestantes y para las infraestructuras y recursos aéreos".

Debido a los numerosos informes provenientes de las fuerzas de seguridad del Estado y del mismo aeropuerto de Barajas, la delegación del gobierno ha cambiado el lugar de las concentraciones y lo fija en la calle Velázquez a la altura del número 130, en la sede social de la empresa Iberia de Madrid. Además, modifica los horarios y el lunes de 12.30 a 15.30 y el miércoles y viernes de 11 a 14 horas.

Respecto a la manifestación que ha solicitado UGT para el lunes desde la carretera de La Muñoza hasta la T-4, la Delegación utiliza los mismos informes y argumentos dados anteriormente y para sustituir marcha por una concentración de 8 a 12 horas también en la sede social de la empresa Iberia.

Deja un comentario