Las mejores “manos” de España

0

Real Aeroclub de EspañaEn el aeródromo de Ocaña (Toledo) se he celebrado el Campeonato de España de Vuelo Acrobático organizado por la Real Federación Aeronáutica Española, con la colaboración del Real Aero Club de España. En esta prueba han participado 22 pilotos, consiguiendo las medallas de oro José Luís Olías, Ángel Bartolomé, Pablo Villalba y Castor Fantoba en las categorías de Elemental, Deportivo, Intermedio e Ilimitado, respectivamente. Además, entre los participantes han estado nueve integrantes (instructores y alumnos) de la Escuela Avanzada de Pilotos, del Real Aero Club de España.


Como ya es tradicional, la Real Federación Aeronáutica Española, con la colaboración del Real Aero Club de España, han organizado el Campeonato de España de Vuelo Acrobático (CEVA), en el que 22 pilotos de esta especialidad venidos de toda España, han medido sus fuerzas entre los días 19 y 21 de mayo. El domingo 22 se realizarán algunos vuelos fuera de concurso, y también se entregarán las medallas a los pilotos vencedores.
La competición ha transcurrido con precisión, y con una excelente climatología durante el viernes y el sábado de la competición. El jueves el tiempo fue peor, pero era el día elegido para la toma de contacto de los pilotos con la zona acrobática que se ha utilizado durante el campeonato. Los vuelos se han ido realizando, uno tras otro, sin problemas significativos. El equipo técnico internacional ha estado formado por Robert Chomono (juez internacional y vicepresidente CIVA-Francia), Philipe Kuechler (juez internacional y delegado CIVA-Suiza), Felipe Aresti (juez internacional-España) y Juan Crespo (juez internacional-España). Además, Michael Dupont (jefe de puntuaciones), Luís Álvarez (director de competición) y José Luís Olías Sánchez (director adjunto de competición).
Y como resultado de estas jornadas, los primeros puestos en el CEVA 2011 han sido para los siguientes pilotos:
Elemental: 1º-José Luís Olías Arce, 2º-Ana Garau y 3º-Felix Pazos.
Deportivo: 1º-Angel Bartolomé, 2º-Aladi Adell y 3º-Juan Manuel Cortacero.
Intermedio: 1º-Pablo Villalba, 2º-Javier Sona y 3º-José María Sánchez.
Ilimitado: 1º-Castor Fantoba, 2º-Juan Velarde y 3º-Anselmo Gámez.
Hay que destacar la participación de parte de los instructores de la Escuela Avanzada de Pilotos (EAP) del Real Aero Club de España, entre ellos Aladi Adell, Adrian Labarga, Jorge Macías, Santiago Paradela y Javier Sona. Y por supuesto, el Super Decathlon y el Extra 200, dos de los aviones de la escuela y que han sido las máquinas utilizadas por estos deportistas. Además, estos dos aviones, junto con Sukhoi 29 y el planeador acrobático MDM-1 Fox, son los que cualquier piloto interesado en el vuelo acrobático se puede encontrar en la EAP durante los cursos de las categorías de Elemental, Deportivo e Intermedio, que imparte esta escuela.
En una prueba acrobática se mide la habilidad de los pilotos para realizar una serie de figuras en el aire con geometría y precisión, utilizando aeronaves especialmente preparadas para ello. Estas pueden ser aviones con motor o planeadores (cuyo Campeonato de España se celebrará en próximos meses). A su vez los participantes se dividen en cinco categorías, dependiendo de su destreza denominadas Elemental, Deportivo, Intermedio, Avanzado (sin suficientes participantes inscritos este año) e Ilimitado.
Cada piloto de cada una de las categorías suele hacer varios ejercicios que le darán sus puntos totales. De estos ejercicios uno es conocido (y obligatorio) para cada participante y los otros pueden ser libres (elegidos por el propio piloto) o desconocidos. Este último es un ejercicio común para todos los pilotos de la categoría, y propuesto entre las figuras elegidas por los propios participantes.
Todas estas maniobras se realizan en una zona denominada "caja acrobática" que es una área delimitada en el aire de la que los pilotos no se pueden salir por ninguno de los extremo, pues al ser la seguridad lo prioritario, serían descalificados si se bajasen de ese límite.
Los jueces son os que valoran los vuelos y las figuras que realiza cada uno de los pilotos. Todas las posibles figuras están catalogadas (con una serie de valoraciones según su dificultad y denominadas K's) y que se encuentran recogidas en el Sistema Aerocriptográfico Aresti. Este catálogo, que es el estándar mundial para esta especialidad aérea, fue compilado por José Luís Aresti Aguirre, un excelente piloto acrobático español entre las décadas de los años 50 y 60.

Deja un comentario