¿Ruido o seguridad?, that is the question!

0

Madrid-New York City, SP-USA, 22 de abril de 2014.- Según informa la cadena norteamericana CBS News, la decisión adoptada por la FAA de cambiar, cada 8 horas, el sentido del aterrizaje en el aeropuerto de La Guardia por cuestiones medioambientales, está produciendo malestar en las cabinas de los aviones y cierto enfrentamiento entre pilotos y controladores aéreos. Unos se quejan de que no les permiten aterrizar en la pista mejor orientada al viento y los otros se limitan a responder que son unos mandados y que eso a ellos también les complica el trabajo enormemente. Alguien filtra las comunicaciones y los medios se hacen eco de lo que no es otra cosa que la constatación de un cambio, de un peligroso cambio.

PILOTO: ¿Por qué las pistas 31L y 31R no están en servicio de acuerdo con el viento como sucede en Kennedy?

CONTROL: Ya sabe, señor, que me gustaría poder responder a esa pregunta.

¿Está cambiando la aviación sus principios?

"Ambos aeropuertos están interconectados, dependiendo de la pista que se esté utilizando en JFK interfiere con las pistas que se utilizan en La Guardia". Así lo ha denunciado un senador, que opina que las pistas son establecidas para maximizar la capacidad de los aeropuertos y no por razones de seguridad.

Por su parte, los pilotos intentan equilibrar seguridad y puntualidad porque las compañías aéreas les presionan para llegar puntuales y descargar y cargar cuanto antes. Ya se sabe: un avión sólo produce cuando está en vuelo. Pero rara vez pueden aterrizar en la pista preferida.

El senador, que vive en el barrio de Queens, se queja de que últimamente pasan más aviones sobre sus cabezas y que, por tanto, hay más ruido, un problema que la FAA quiere solucionar trasladando a algunos residentes a otro lugar menos incordiado por este producto de nuestra civilización.

La FAA, que es consciente de que los pilotos comprenden que la elección de la pista en uso se basa en varios factores, incluida la dirección del viento y las condiciones meteorológicas, ve inevitable cambiar de pista cada ocho horas para evitar a las comunidades vecinas los efectos perniciosos del ruido.

Al menos, que lo hagan sin que haya conflicto entre las pistas de los aeropuertos y cuando el viento no complique demasiado la operación a los pilotos. Quizás sea demasiado pedir.

Ahora sería buen momento para desviar el Pisuerga para que pasara por Barajas, ahora Aeropuerto Adolfo Suarez, donde legendaria es ya la reclamación de los vecinos de Santo Domingo por preservar su vida del ruido que les sobrevuela y donde legendaria es también la paciencia de nuestros controladores para cuadrar seguridad y puntualidad.

Muchas han sido las directrices que han recibido en los últimos años para asignar la pista de aterrizaje a aviones que quieren recuperar tiempo: ahora os prohibo cambiar a los aviones de pista en cualquier configuración y si lo hacéis rellenad un informe para evitar que se os caiga el pelo. Ahora corregimos porque alguien nos ha hecho ver que la sentencia es para una sola pista y a partir de ahora podéis cambiar solo en configuración norte, que aún no hay ninguna sentencia que lo impida y ya veremos cuando lo cambiamos en el AIP así que allá vosotros si metéis la pata porque los gestores no estamos para tonterías.

Pero es tanta la presión por mantener el máximo tiempo posible la configuración norte, que con demasiada frecuencia se apura demasiado y no es extraño que de vez en cuando hagan motor y al aire media docena de aviones, o más, a la vez, cuando el máximo que puede frustrar de acuerdo con los procedimientos son dos. Kafquiano.

Según nos comentan las fuentes consultadas, para unos profesionales que se ven permanentemente presionados para evitar esperas innecesarias a los aviones porque tienen un horario que cumplir, que llegado el momento no se les pueda asignar la pista más conveniente resulta frustrante. Y no entienden que haya que obligar a un avión a aterrizar en una pista cuando con un procedimiento adecuado y siempre dentro de la legalidad más aviones podrían aterrizar en la pista preferida. ¿Por qué nadie hace nada? Bueno, como decía ese controlador neoyorquino: "Ya sabe, señor, que me gustaría poder responder a esa pregunta".

AQUI EL ENLACE LA DE NOTICIA en la CBS

Deja un comentario