AESA se da cuenta del problema de los UAS, aunque no recapacita sobre los FFHH

0

Madrid, SP, 9 de abril de 2014.- Esta autoridad aeronáutica tiene la costumbre de regularlo todo, y vaya por delante que es necesario, pero luego descuida fundamentalmente la supervisión que debe ejercer, por ejemplo, tras notificarse un suceso vía SNS-que puede acarrear una sanción en España para el notificante- o para un profesional de control aéreo, que rellene un simple formulario declarativo, llámese 34.4 o el Procedimiento Específico de Actuación Derivado de los Arts.26.1 o 26.2 del RD 1516/2009, bajo la soga de que un Auto declare que se puede cometer un delito de Falsedad Documental. Es decir que se mira con lupa la letra de la normativa, pero la miopía impera a la hora de supervisar y reaccionar. La cuestión de regular la "operación" con drones parece oportuna si tenemos en cuenta por ejemplo la noticia aparecida hace unos días sobre un atleta que resultaba herida al caerle encima uno de estos objetos aparecida AQUI.

En este accidente del drone australiano durante una competición deportiva surge una cuestión como podría ser el supuesto hackeo del UAS que filmaba el acontecimiento, y por tanto la vulnerabilidad técnica al operar a distancia.


No diremos nada de otra cuestión mucho más seria como es su utilización en escenarios donde intervengan aeronaves tripuladas y no tripuladas simultaneamente, como puede ser el caso de la extinción de incendios en un momento dado. Por cierto, que todavía andan esperando estos jornaleros del aire otra regulación como es su RD, que ya para esta campaña evidentemente no estará en vigor. Con lo cual lo de concentrarse o centrarse en Sistemas no tripulados, cuando los tripulados aún no cuentan con esta herramienta mitigadora en vigor, parece algo ligero. Pero bueno, existe una necesidad, como existe en TTAA donde la gente se mata, acuciada por la irrupción de estos objetos voladores con inocentes o menos inocentes aplicaciones civiles. La inocencia de las aplicaciones militares son todo un debate en sí mismo.

Pues bien, tambien acuciada la AESA por la Comisión Europea que el pasado 8 de abril debatía sobre la normativa relativa a operaciones con drones civiles, pero sin perder la vista lo que economicamente es una industria pujante para Europa, nos econtramos con que AESA declara a EP, que se trata de una legislación "muy compleja" y que "tiene que ser muy flexible". STOP. ¿Flexible han dicho en AESA?, aunque se han referido a la rapidez de su evolución y prestaciones tecnológicas, indicando que "intentamos ir lo más rápido posible", no como en el caso del RD al que nos referíamos que ya va para 4 años.

AESA el pasado 7 de abril, el mismo día que trascendía la noticia del accidente en Australia casualmente, señalaba que "en España no está permitido y nunca ha estado permitido el uso de aeronaves pilotadas por control remoto con fines comerciales o profesionales". Luego el vacío implicitamente en estos momentos existe. Y la industria que esté desarrollando para aplicaciones civiles estas aeronaves no tripuladas está, a día de hoy dando evidentemente palos de ciego, mientras no se regule con precisión su operación.

Pero resulta significativo que con la que está cayendo en España, con el descontrol que reina en AESA se dediquen a lo no tripulado en lugar de realizar una supervisión de tripulantes, su fatiga o por ejemplo en estos días poner la lupa en lo que sucede en la torres y centros de control de toda España como consecuencia del impacto del Auto del JI nº3 de Madrid sobre la salud laboral o psicofísica de los profesionales del control aéreo, que en medio de un crecimiento del tráfico aéreo destacable y conocido, y en número de 120 quizás puedan estar algo afectados por la noticia tras cuatro años de desgaste, que alguien acertadamente ha definido como "Mobbing de Estado", de que se les puede procesar por varios delitos penalmente punibles, y afectar a sus patrimonios, en lugar de lo cual, se gasta energía y dinero del contribuyente en regular objetos no tripulados con una premura mucho más mediática que práctica evidentemente. A ver si alguien pone orden y prioriza.

Deja un comentario