Ascenso Kilimanjaro en silla de ruedas

0

2 de junio de 2015.- Doce días, doce personas, una silla y 5895 metros por subir. Este es el reto que el equipo del Kilimanjaro Challenge se ha propuesto llevar a cabo el próximo mes de septiembre. El proyecto que nació en 2013, con el objetivo de fabricar la primera silla para discapacitados que fuese capaz de coronar la cima del Kilimanjaro, se enfrentará a su prueba definitiva en septiembre.

Al inicio del proyecto se buscaba dar respuesta a la necesidad de crear, de diseñar una silla capaz de ir por todo tipo de terreno escarpado, una silla capaz de subir el mismísimo volcán Kilimanjaro. Aunando innovación e ingeniería, se quería aportar algo que beneficiara al mundo. Igualándolo, haciendo que personas con discapacidad pudieran ser capaces de alcanzar los retos de los más exquisitos profesionales.

La expedición que durará del 3 al 15 de septiembre, (con cumbre el día 10) llevará a un deportista, acompañado de tres médicos del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, cinco mecánicos de Airbus, un miembro de Altran y dos guías, por la Ruta Marangu. Estos doce expedicionarios ascenderán y descenderán del volcán Kilimanjaro, a finales de verano.

Se ha elegido este itinerario porque es el más habitual, ya que no tiene ninguna etapa que precise escalada y hay refugios repartidos a lo largo de todo el viaje. A pesar de ser la más frecuentada, el terreno es escarpado. Por ello, el equipo irá organizado de tal manera que al terminar cada una de las etapas, se pueda dar asistencia tanto al deportista como a la silla. Seguirán aquí la línea aeronáutica, llevando recambios de todo lo que el vehículo y el equipo puedan necesitar.

Deja un comentario